Mundo

Reino Unido pide ante la ONU un sistema de DDHH «efectivo» y afea la situación de Birmania, Rusia o China

Reino Unido pide ante la ONU un sistema de DDHH "efectivo" y afea la situación de Birmania, Rusia o China

Alemania también arremete contra Moscú y Pekín, entre otros

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) –

El ministro de Exteriores de Reino Unido, Dominic Raab, ha pedido este lunes un sistema internacional de Derechos Humanos «efectivo», al tiempo que ha afeado la situación de varios países, como Birmania, Rusia, Bielorrusia o China, en este sentido.

«Queremos ver un sistema internacional de Derechos Humanos efectivo, que haga rendir cuentas a aquellos que sistemáticamente los violan», ha señalado Raab durante su intervención ante la 46ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, recalcando que este organismo «debe estar preparado para desempeñar plenamente este papel».

De lo contrario, Raab ha trasladado su temor de que la reputación del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas se vea «muy dañada». En este sentido, durante su intervención, el titular de Exteriores británico ha reconocido que el papel de la institución es «incluso más importante» que nunca, en un momento en el que pueden verse «violaciones atroces de los Derechos Humanos».

Así, ha apuntado a que el Consejo de Naciones Unidas «no es perfecto», subrayando que «algunos de sus miembros no cumplen con las normas de Derechos Humanos». En este contexto, ha censurado que la agenda de la institución «sistemáticamente no refleja» dónde están las cuestiones de Derechos Humanos «más urgentes».

Por ello, ha pasado a enumerar «las situaciones de Derechos Humanos más urgentes» que pueden verse en la actualidad, entre las que ha destacado Birmania, Bielorrusia, Rusia, China o Hong Kong.

De Birmania ha dicho que su situación «empeora», antes de asegurar que las violaciones y abusos «están bien documentados». Entre estos ha mencionado la «detención arbitraria y las restricciones draconianas a la libertad de expresión», censurando que esta crisis presenta «un mayor riesgo» para los rohingyas y otras minorías étnicas.

De Bielorrusia, Raab ha reiterado que las elecciones de agosto fueron «amañadas» y ha censurado la «brutal represión» que el presidente, Alexander Lukashenko, lleva a cabo «contra quienes piden un cambio». Esto, a su juicio, «ha provocado una crisis de Derechos Humanos». «No hay otra forma de describirlo», ha lamentado, pidiendo al Consejo continuar con una investigación «integral» de estas violaciones.

En referencia a Rusia, ha tildado la situación de «verdaderamente espantosa e impactante» y ha recordado que se trata de un miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU. Así, ha trasladado su «profunda preocupación» por las enmiendas legislativas, los cambios constitucionales y la condena contra el opositor Alexei Navalni.

En cuanto a China, ha dicho que «nadie puede ignorar la evidencia» del «deterioro de la situación de los Derechos Humanos» y ha aseverado que, en Hong Kong, se violan «sistemáticamente» los derechos de las personas, aludiendo concretamente a la Ley de Seguridad Nacional aprobada por Pekín para el territorio. «Está teniendo un efecto paralizador en las libertades personales», ha agregado.

También ha aludido a la situación en Tíbet, región a la que el acceso «sigue estando muy restringido» y a la situación «increíble» de Xinjiang, donde los musulmanes uigures y otras minorías étnicas se enfrentan a «tortura, trabajo forzoso y esterilización forzosa de mujeres».

ALEMANIA TAMBIÉN CRITICA A RUSIA Y CHINA

Por su parte, el ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, también ha criticado a Rusia y China, entre otras naciones, durante su intervención ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

«No nos quedaremos callados cuando manifestantes pacíficos y líderes de la oposición son atacados y encarcelados, como está ocurriendo en Bielorrusia o en Rusia», ha afeado Maas, según ha recogido la agencia de noticias alemana DPA.

«Nuestro compromiso con la Declaración Universal de los Derechos Humanos no deja espacio para la internación arbitraria de minorías étnicas como los uigures en Xinjiang o el duro proceder de China contra las libertades civiles en Hong Kong», ha agregado, antes de denunciar violaciones de los Derechos Humanos en Birmania, Corea del Norte, Siria, Irán y Venezuela.

Al mismo tiempo, Maas ha prometido aumentar las contribuciones voluntarias de Alemania para la oficina de Derechos Humanos de la ONU en casi un 50 por ciento hasta los 9,5 millones de euros.

Durante la 46ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, los 47 países miembro, elegidos por un mandato de tres años, examinan de cerca la situación de países en particular o en relación a determinados temas.

Las resoluciones adoptadas al final de las reuniones suelen ser objeto de acalorados debates entre bastidores. Todos los países pueden asistir a las reuniones, pero solo los 47 países miembros pueden votar las resoluciones.

En el orden del día figuraban, entre otros temas, la distribución equitativa de las vacunas contra la COVID-19 y la restricción de la libertad de expresión en muchos países con el pretexto de las medidas de protección contra el coronavirus.

www.europapress.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta