Economía

El sector textil avisa de que el 25% de los negocios cerrará con el fin de la campaña de rebajas

El sector textil avisa de que el 25% de los negocios cerrará con el fin de la campaña de rebajas

El sector textil no levanta cabeza ni en 2021. Las medidas restrictivas del Gobierno de Pedro Sánchez y la falta de confianza del consumidor han provocado un hundimiento de las ventas en el primer mes del año del 53,2%, pese al inicio de la campaña de las rebajas de invierno. Una situación que provocará la desaparición del 25% de los negocios antes del mes de marzo, tras registrar un 2020 ‘negro’ por los efectos derivados de la crisis del coronavirus.

Así lo ha explicado a OKDIARIO el presidente de la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complemento y Piel (Acotex), Eduardo Zamácola, que ha asegurado que «el fin de la campaña de las rebajas de este año supondrá para miles de negocios un antes y un después. Los comerciantes están esperando a agotar el stock de las mercancías de invierno para cerrar de forma definitiva en el mes de marzo, tras acumular once meses consecutivos con la caja en negativo».

«El 25% de los comercios del sector textil se verán obligados a presentar un concurso de acreedores antes de que comience el tercer mes del año, lo que se traduce en el cierre definitivo de 2.500 negocios y la desaparición de casi 50.000 puestos de trabajo por los efectos de la pandemia», asegura Zamácola. Una cifra a la que hay que sumar miles de comercios que no abren desde que el Gobierno de Pedro Sánchez declaró el estado de alarma el pasado 14 de marzo, ya que «levantar la persiana cada mañana se ha convertido en un sinónimo de pérdidas».

No obstante, el presidente de Acotex puntualiza que «al inicio de 2021, calculábamos que el 10% de los negocios del sector textil cerrarían con el fin de las rebajas de invierno como última esperanza». «Sin embargo, la llegada de la tercera ola de la pandemia y el aumento de las medidas restrictivas impuestas por los distintos gobiernos nos ha obligado a elevar esta cifra y no descartamos cambios de las previsiones en los próximos meses ante la inestabilidad del contexto al que se enfrentan los comerciantes».

«2021 no ha comenzado con buen pie. Visto el cierre de 2020 y la incidencia del Covid-19 con aumento de contagios y restricciones de movilidad y aforo, no éramos muy optimistas de cara al mes de enero y en concreto a la campaña de rebajas. Si a esto le sumamos el efecto del temporal Filomena en el primer fin de semana de las rebajas de invierno, el mejor fin de semana de ventas de todo el año y que representan el 25% de la facturación anual, no ha podido empezar peor el año», ha recordado Zamácola.

«No nos valen moratorias en los impuestos, tasas, tributos o en las cuotas de la Seguridad Social, es necesario la condonación de los mismos»

En este sentido, ha recalcado que «las pocas ventas que se han realizado con el inicio de la campaña de rebajas han sido por las promociones agresivas que han puesto los comerciantes en marcha, descuentos nunca vistos que han llegado a alcanzar el 70% y el 80%». Promociones que han llevado a los negocios a despedirse de sus márgenes, gravemente perjudicados, para centrarse en no aumentar las pérdidas.

Rescate al sector textil

Mientras, el sector textil continúa enfrentándose al hundimiento de las ventas y a la caída de la facturación sin ayudas directas. Ante esta situación, el presidente de Acotex reclama medidas urgentes y específicas: «No nos valen moratorias en los impuestos, tasas, tributos o en las cuotas de la Seguridad Social, es necesario la condonación de los mismos, la necesidad de la exoneración de las cuotas a la Seguridad Social como a otros sectores de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) de fuerza de mayor y la reducción del IVA para incentivar el consumo».

Además, pide al Ejecutivo «la moratoria en el pago de los préstamos del Instituto de Crédito (ICO) y una solución para el pago de los alquileres comerciales a los que no podemos hacer frente mientras sigamos con estos niveles tan bajos de ventas, ya que las medidas que lanzó en apoyo al sector el pasado 22 de diciembre no han servido de nada».

Zamácola asegura que «es impensable mantener las plantillas en niveles previas al impacto de la crisis del coronavirus, por lo que se tienen que actualizar el número de puestos de trabajo al momento actual y para ello el sector necesita ayudas para poder despedir porque de lo contrario las empresas tendrán que cerrar definitivamente». Una propuesta que ya ha recibido el «no» del Ministerio de Trabajo y Economía Social, cartera de Yolanda Díaz.

okdiario.com

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta