España

«Ni quise salvar la Navidad ni quiero salvar la Semana Santa»

«Ni quise salvar la Navidad ni quiero salvar la Semana Santa»

VALLADOLID
Actualizado:

Guardar

Yo no quiero ni quise salvar la Navidad, ni quiero salvar la Semana Santa. Mi único objetivo es salvar vidas», Son palabras pronunciadas por la consejera de Sanidad, Verónica Casado, que, por si alguien tenía todavía alguna duda, deja claro cuál es su estrategia para la desescalada, que se presupone lenta y larga, con la «prudencia» como guía. Casado compareció, a petición propia, en la Comisión correspondiente de las Cortes regionales. Durante más de una hora dio cuenta de cifras y datos sobre la marcha de la pandemia, la gestión de su Consejería y la estrategia de vacunación.

En el primero de los casos, repitió que «las cifras, aún siendo preocupantes, son tranquilizadoras», como lo demuestran los 406 nuevos contagios de ayer, muy lejos del pico alcanzado el 23 de enero, cuando se contabilizaron 3.183. De esta forma, apuntó, «da la impresión de que, salvo un nuevo gran disgusto, puede seguir en línea de descenso; así lo deseamos firmemente».

La actuación de su departamento ocupó buena parte de su comparencia, a la que llegó arropada por el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, para defender las medidas restrictivas, con especial hincapié en el polémico toque de queda, gracias al cual, según dijo, «a los 14 días de su aplicación empezó el descenso de contagios». Casado mostró estudios y análisis científicos para avalar las medidas de la Junta y concluir que «la ciencia ya ha demostrado que existen lugares ‘hipercontagiadores’, como los restaurantes, gimnasios, cafeterías, hoteles, lugares de culto e, incluso, las consultas médicas».

Defendió, así, las restricciones aplicadas por Castilla yLeón en esta tercera ola que «colocan a la Comunidad en la parte baja de la tabla» en cuanto a su dureza, ocupando la décima posición. En cualquier caso, lamentó que «hagamos lo que hagamos, está mal».

La consejera aportó además una serie de cifras como los 400 millones de gasto que el Covid ha generado a la Consejería de Sanidad, 33 de ellos en el mes de enero. También explicó que se han contratado más de 250 médicos, 2.100 profesionales de enfermería y 1.400 técnicos de cuidados, entre otros, lo que supone que se mantienen 5.000 contratos por encima de plantilla.

La estrategia de vacunación fue otro de los argumentos de la Consejera que se quejó de la falta de dosis suficientes para poder inyectar según el calendario previsto. En este sentido, recordó que para llegar a finales de junio con el 70 por ciento de la población vacunada, Castilla yLeón necesita 176.000 dosis semanales, cuando actualmente llegan 45.000 .

«La doctora Simón»

Casado encontró la mayor contestación a sus palabras en el procurador socialista Jesús Puente que se preguntó cómo es posible explicar que esta Comunidad haya tenido medidas más duras que otras pero tenga peores resultados, hasta el punto de estar en el «top ten» de las más afectadas. Criticó la «capacidad de camuflaje y de escapismo político» de la consejera, a la que reprochó su perfil de tecnócrata y su intento por ser «la doctora Simón de Castilla yLeón». Casado no dudó en responder: «No quiero ser la doctora Simón sino la doctora Casado, punto y pelota. Yo gestiono mucho más».

Por su parte, tanto el procurador de Por Ávila, Pedro Muñoz, como el de Ciudadanos, José Ignacio Delgado, defendieron una desescalada prudente, segura y progresiva.

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta