Economía

Orange reduce su beneficio bruto en España un 13% y crea una empresa de torres de telecomunicaciones

Orange reduce su beneficio bruto en España un 13% y crea una empresa de torres de telecomunicaciones

La pandemia del coronavirus ha castigado las cuentas de Orange España, que ha cerrado el 2020 con un descenso de su beneficio del 13%, mientras que la facturación se ha reducido un 5,9% a cierre de 2020. Además de comunicar los resultados, la compañía también ha anunciado que creará su propia empresa de torres de telecomunicaciones, Totem, con 8.000 emplazamientos en España.

En cuanto a los resultados, la cifra de negocio de Orange España alcanzó los 4.951 millones de euros al cierre del ejercicio 2020, lo que supone un 5,9% menos que el año anterior, según ha informado la compañía, que destaca que ha aumentado sus inversiones en el último año a pesar de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 y ha consolidado su buen desempeño comercial.

En un comunicado, la filial española de la operadora francesa de telecomunicaciones informa de que en el cuatro trimestre de 2020 sus ingresos alcanzaron los 1.211 millones de euros, lo que representa un descenso del 8,8% en comparación con los tres últimos meses de 2019.

La operadora detalla que los ingresos por servicios minoristas descendieron un 7,6% en el conjunto del año y un 10,8% en el cuarto trimestre, debido principalmente a la caída de la facturación del negocio de sólo móvil, que bajó un 12,9% en 2020 y un 14,7% en el cuarto trimestre.

Por su parte, la facturación de sus ofertas convergentes cayó un 5,1% en 2020 y un 9,2% en los tres últimos meses de año, mientras que la de sus servicios fijos descendió un 5,9% y un 8,9%, respectivamente. Por el contrario, los ingresos de los servicios de TI e integración aumentaron un 37,4% en el conjunto del año, pese a descender un 5,8% en el cuarto trimestre.

Por otro lado, los ingresos mayoristas aumentaron un 1,7% en 2020, aunque se redujeron un 2,1% en los tres últimos meses del año, mientras que la facturación por venta de equipos descendió un 9,2% en el conjunto del año y un 7,2% en el cuarto trimestre.

El resultado bruto de explotación después de arrendamientos (EbitdaaL) de Orange en España alcanzó el año pasado los 1.433 millones de euros, lo que representa un descenso 13%, mientras que el margen sobre ingresos de la compañía disminuye 2,3 puntos porcentuales en el año, hasta el 28,9%, frente al 31,2% del año anterior.

Por otro lado, la inversiones de capital (capex) en España aumentaron un 19,3% en 2020, hasta los 969 millones de euros, lo que ha elevado la ratio de inversiones respecto a los ingresos registrados por Orange España hasta el 19,6%.

Gracias a esta inversión, la operadora cuenta ya con una cobertura móvil de 4G del 98% de la población española y alcanza con su red de fibra a casi 15,3 millones de hogares en España, un 2,8% más que el año anterior, «lo que reafirma el compromiso de la compañía con el despliegue de fibra en España y la consolida entre las tres grandes redes de fibra europeas».

Cerca de 20 millones en España

Por otro lado, la operadora informa de que, a pesar la difícil situación causada por la pandemia del Covid-19, durante el último trimestre del año ha registrado un «fuerte impulso comercial», con 38.000 altas netas convergentes, 90.000 altas netas en fibra y 84.000 altas netas en contrato móvil.

Orange España ha cerrado 2020 con alrededor de 19,94 millones de clientes, de los cuales unos 15,91 millones son de telefonía móvil (-2,4%) y alrededor de 4,03 millones de banda ancha fija (-1%). Asimismo, la operadora ha alcanzado los 725.000 clientes de televisión, un 0,9% más, lo que supone una penetración del 18% sobre la base de clientes de banda ancha fija.

En telefonía móvil, la compañía aumentó el pasado año su base de clientes de contrato en un 1,7%, hasta los 13,98 millones, mientras que los de prepago descendieron un 24,7%, hasta casi 1,93 millones. La operadora contaba con unos 10,7 millones de clientes 4G (el 67% de la base móvil).

Asimismo, la red de Orange da servicio a más de 2,28 millones de clientes de operadores móviles virtuales, un 15,6% menos que el año anterior, lo que la convierte en la red que gestiona un mayor número de clientes actualmente en España.

En cuanto a la banda ancha fija, Orange detalla que el 85% de los clientes residenciales de este servicio ya disfruta de ofertas convergentes y destaca la «fuerte progresión» del número de clientes de fibra, que ya suma 3,35 millones de clientes, lo que supone un incremento del 4,8% más que el año anterior y una penetración del 83% sobre la base de clientes de banda ancha fija.

Empresa de torre de telecomunicaciones 

El grupo francés de telecomunicaciones Orange ha creado su propia empresa independiente con sus activos de torres de telecomunicaciones, a la que ha denominado Totem, que estará formada por alrededor de 25.500 emplazamientos, de los que unos 8.000 están situados en España y en torno a 17.000 en Francia.

En un comunicado, Orange explica que este nueva filial está formada por activos con una «probada excelencia operativa» y contará con un equipo de gestión «totalmente independiente y dedicado» que será designado en el primer semestre de este año con el objetivo de que Totem pueda poner en marcha sus operaciones a finales de 2021.

Inicialmente, la empresa de torres se compondrá de alrededor de 25.500 ‘sites’ de sus dos principales mercados, Francia y España, aunque el grupo señala que explotará la posibilidad de integrar otras infraestructuras pasivas de telefonía móvil de otros mercados europeos en los que está presenta si crean valor para su ‘TowerCo’.

En el caso de España, TowerCo operará alrededor de 8.000 grandes ‘sites’, que se componen a partes iguales de torres y emplazamientos en azoteas. Además, agrega que las operaciones españolas se beneficiarán del acuerdo de compartición de redes que mantienen Orange y Vodafone, garantizando la «estabilidad futura» de la actividad de ‘hosting’.

Por su parte, Francia aportará alrededor de 17.000 grandes emplazamientos a Totem, de los que alrededor del 55% serán torres y 45% ‘sites’ en azoteas. Así, afirma que, dada la fuerte demanda de coubicación, que ha sido constante durante varios años, y la alta proporción de torres en la cartera, existe un «claro potencial» para aumentar las tasas de coubicación.

Orange estima que los ingresos de la empresa de torres que acaba de anunciar hubieran superado los 500 millones de euros en 2020, mientras que su resultado bruto de explotación después de arrendamientos (EbitaaL) hubiera sido cercano a los 300 millones de euros, de los que dos tercios se hubieran generado en Francia.

Asimismo, la nueva empresa de torres firmará un contrato con Orange para la prestación de servicios por un plazo inicial de 15 años con dos renovaciones tácitas de diez años, lo que aporta «visibilidad a la largo plazo» para Totem en lo referente a su principal cliente. La renovación cubre además la totalidad cartera de torres.

okdiario.com

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta