Deportes

Mbappé pincha el globo de Messi y reclama su trono

Mbappé pincha el globo de Messi y reclama su trono

Barcelona
Actualizado:

Guardar

Como si de una nueva versión de ‘El día de la marmota’ se tratara, el Barcelona volvió a estrellarse en Europa. Tras las debacles sufridas en Roma, Liverpool y Lisboa, el PSG escribió otro capítulo negro que apunta a tener un antes y un después en la trayectoria de Leo Messi en la historia del club catalán. El argentino quedó eclipsado por Kylian Mbappé, estrella emergente que, liberado de la sombra del lesionado Neymar, reclamó con un triplete el trono del rosarino, anunciando un cambio de orden en el fútbol europeo. Al azulgrana se le echa de menos en demasía en los partidos importantes y, desde que amenazó con marcharse, burofax mediante, el Barcelona ha sido incapaz de ganar a un rival de entidad, con la única excepción de la Juventus en Turín. Un espejismo. Ni siquiera el Camp Nou es inexpugnable como antaño. Sevilla (1-1), Real Madrid (1-3), Juventus (0-3) o PSG (1-4), este martes, se han paseado este curso por el feudo culé. A ello hay que añadir los turbadores tropiezos ante el Athletic en la final de la Supercopa de España (2-3) o frente al Sevilla (2-0)en la semifinal de Copa.

Ante el PSG, Mbappé se encargó de confirmar el cambio de ciclo, un aviso para navegantes. Yconvulsionó a la dirección deportiva del club francés, que hasta hace poco parecía priorizar el fichaje de Messi a la renovación de su estrella. En noventa minutos ha cambiado el guión de la película. A Leo se le cierran las puertas de París y a Kylian las del Real Madrid. La edad, proyección y rendimiento de Mbappé le convierten en la única figura capaz de competir con Neymar por tomar el hegemónico relevo de Messi y Cristiano Ronaldo en Europa, y en Francia lo tienen claro. Si hace poco ‘France Football’ vestía a Messi con la camiseta del PSG, ahora la tendencia ha virado hacia Mbappé, del que pretenden evitar que sucumba a la tentación de jugar en España.

«Messias», titulaba ‘Le Parisien’ en un juego de palabras para evaluar la actuación de Mbappé, mientras que ‘L’Equipe’ valoraba la actuación del equipo de Pochettino con un doble sentido: «Galácticos». Un dardo al Real Madrid que aunó en sus filas a Ronaldo, Zidane y Beckham, ahora las estrellas están en París. Y Messi no está entre ellas y parece difícil que lo esté. Nasser Al-Khelaïfi prefiere invertir en la renovación de su delantero (acaba contrato en 2022) que en afrontar el faraónico contrato del argentino.

Capaz de decidir aún partidos en la Liga, Messi se diluye cada vez más en la decadencia europea de un Barça que vive una de las transiciones más complicadas de los últimos años. Siete de los once titulares que el martes sucumbieron ante el PSGaparecían en el equipo titular que encajó el 2-8 ante el Bayern. Y para colmo de males, vuelve a discutirse la implicación de los futbolistas. No ayuda que Griezmann tomara un vuelo dos horas después de la dolorosa derrota para aprovechar los dos días de fiesta que Koeman les ha dado. Como cuando Rakitic apareció en una caseta de la Feria de Abril de Sevilla tras la eliminación ante el Liverpool (4-0) hace un par de años.

Atado en 2017

Pero si el declive en el campo es una evidencia, la incompetencia en los despachos ha sido mayor. El Barça tenía atado a Mbappé en agosto de 2017 cuando jugaba en el Mónaco. La dirección deportiva prefirió a Dembélé. Lo ha confirmado el agente Júnior Minguella, que realizó la operación. «Alguno llegó a preguntarnos que contra quién había empatado Mbappé», rememoraba Minguella en la ‘Cope’. «Teníamos el acuerdo cerrado en 130 millones más 25 en incentivos. Y su salario iba a ser entre 10 y 16 millones netos», aseguró.

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta