Economía

Garzón pasa al ataque para que se modifique el recibo de la luz e insiste en una empresa pública de energía

Teresa Sánchez Vicente


Actualizado:

Guardar

Nuevo enfrentamiento dentro del Gobierno de coalición a cuenta de la subida del precio de la luz. Desde Unidas Podemos presionan al PSOE para que cumpla con el acuerdo programático y acometa cuanto antes la prometida reforma del mercado eléctrico. Tras las subidas del precio de la luz de los últimos días a causa del temporal «Filomena», desde el partido liderado por Pablo Iglesias consideran que se deben garantizar «unos precios asequibles para el consumidor y las empresas», tal y como se menciona en el pacto entre ambas formaciones.

El propio ministro de Consumo, Alberto Garzón, avanzó ayer en la red social Twitter que el Ejecutivo de coalición está centrado en lograr reformas para bajar el precio de la electricidad y «corregir problemas estructurales que arrastramos desde hace décadas». En este sentido Garzón recordó que en el acuerdo de Gobierno se plantean «unas líneas y medidas de trabajo que aspiran a resolver este problema de una vez por todas». «La subida del precio de la luz empeora la situación de pobreza energética de las familias más vulnerables, por lo que estamos ante un severo problema social cuya solución es prioridad de este Gobierno y para la que estamos trabajando sin descanso.

Garzón achaca el encarecimiento del recibo en España al funcionamiento del sistema «ineficiente diseñado por la UE», pero también a que el sector energético «está dominado por tres grandes empresas, que tienen un gran poder de mercado». «La composición social general de estas empresas es también problemática: años de conflictos de interés han puesto nombre a su poder». Por ello, el titular de Consumo va más allá e insiste en la creación de una empresa pública como «instrumento útil que ayudaría a bajar los precios». Sin embargo, admite que una entidad de titularidad pública «no controlaría el mercado ni es la panacea, pero con ella mejoraría el margen de acción».

Cabe recordar que en el pacto entre Unidas Podemos y el PSOE se rubricó el compromiso para una reforma integral con varios puntos a seguir, entre ellos, la modificación del recibo de la luz para reducir el porcentaje que representa el término de potencia y que el término variable del componente regulado vaya subiendo en función de la energía consumida. De este modo, se pretende que el coste a pagar por las familias por los primeros kilovatios consumidos sea inferior a los siguientes.

Sin rebaja del IVA

Sin embargo, la ministra de Hacienda y también portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, repitió -al igual que otros ministros socialistas durante la última semana- que el alza del precio de la luz que sufre ahora España «es coyuntural y puntual». También insistió en que desde el Gobierno se «trabaja sin descanso» para que el conjunto del año sea más barato que el anterior. Pese a estas promesas, Montero descartó una reducción en el tipo del IVA de la luz, ahora fijado en el máximo del 21%, ya que «no estaría en línea con lo que se marca por parte de Europa».

Montero defendió que la subida actual es un «pico concreto» motivado por la demanda de los consumidores ante el frío y las heladas. «Estamos cumpliendo con las premisas electorales y el compromiso de hacer los cambios regulatorios y normativos necesarios para posibilitar abaratamiento en la factura de la luz en el corto y largo plazo», dijo al respecto

Ver los
comentarios



www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta