Economía

¿Por qué sube el recibo de la luz? ¿El Gobierno de Sánchez puede evitarlo?

¿Por qué sube el recibo de la luz? ¿El Gobierno de Sánchez puede evitarlo?

El recibo de la luz sube sin freno este inicio de año 2021 después de que el pasado viernes se produjera un alza del 27% en el recibo que se está viendo acompasada por más subidas aunque no tan intensas estos días. Tratamos de responder en este texto a algunas de las cuestiones más comunes sobre el recibo de la luz:

  • ¿Es normal que suba la luz tanto este invierno?

El clima está castigando a España y a Europa y todo ello influye. De hecho, se está produciendo una ola de frío generalizada en toda Europa que hace que suba el precio de combustibles necesarios para calentar las viviendas, como es el gas natural, que se emplea en las centrales de ciclo combinado para obtener electricidad y también se usa para las calefacciones.

  • ¿A qué se debe que el recibo sea tan caro?

Las decisiones políticas han lastrado durante décadas al recibo de la luz, pero singularmente una de las más dañinas se tomó durante la época del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. El CEO de Endesa, José Bogas, aseguró este lunes que las ayudas a las renovables de 2007-2008 son las grandes culpables del encarecimiento del recibo en la actualidad y que el coste de estas subvenciones se estaría pagando todavía en el recibo de la luz.

Zapatero hizo que el sector eléctrico tuviera que hacerse cargo de una serie de cargas para fomentar las energías renovables que acaban pagándose en el recibo de la luz

En ese periodo, hay que recordar que, con el supuesto objetivo de fomentar las renovables, Zapatero garantizó por ley unas subvenciones públicas enormes a la generación de megavatios renovables, que estaban muy por encima del precio del mercado. Esto supuso un agujero enorme en las cuentas públicas, dado que esos precios estaban inflados. Aún hoy en día se tienen que pagar en el recibo de la luz. De hecho el CEO de Endesa recordó este lunes que la luz no es cara por los costes de generación o distribución, sino «porque hay toda una serie de cargas que asumió el sector eléctrico y que no tiene ningún sentido que sólo pague el sector eléctrico»

El precio de la luz es, por tanto, más caro que en otros países debido a esta «carga extraordinaria», además de otras que encarecen el coste de generar y distribuir electricidad hasta los hogares y que «solo paga el consumidor eléctrico» a través del recibo de la luz. Todo esto sube el precio final de la electricidad, apuntaba el responsable de Endesa.

  • ¿Puede el Gobierno evitar que el recibo suba con tanta fuerza?

El Gobierno puede tomar medidas para moderar la subida del precio, pero no las está tomando porque muchas de ellas supondrían una caída en la recaudación, en un movimiento similar al que se produjo hace meses con el famoso IVA de las mascarillas, que el Ejecutivo socialcomunista rechazaba bajar debido al fuerte impacto en su recaudación tributaria -aproximadamente unos 1.600 millones de euros- y que tuvo que aceptar finalmente a regañadientes ante la contestación social y política.

  • ¿Qué medidas puede tomar el Ejecutivo?

El Gobierno puede tomar varias medidas para evitar una subida masiva de la luz. Por ejemplo, puede cambiar el término fijo de potencia, que es el fijo que se paga por tener un contrato de luz en vigor, independientemente del consumo que se realice. PSOE y Unidas Podemos se comprometieron a «modificar la factura eléctrica» para «reducir el porcentaje que representa el término de potencia y hacer así que el término variable de la componente regulada sea incremental en función de la energía consumida, de forma que el coste a pagar por las personas consumidoras por los primeros kWh sea inferior a los siguientes, incentivando la eficiencia energética». Sin embargo, el Gobierno no ha tomado estas medidas y el invierno ha llegado, castigando a muchos ciudadanos vulnerables.

El Gobierno también puede actuar sobre los impuestos, aunque la luz supone una fuente de ingresos estupenda para Hacienda y no van a querer tocarlos. Por ejemplo, podría bajar el impuesto de la electricidad, que es un 5,11%

También podría bajar el impuesto del valor añadido (IVA), que es un 21% como tienen los bienes que no son de primera necesidad. Bastaría con bajar el IVA hasta el 10% -como lo tienen, por ejemplo, los espectáculos deportivos o la hostelería- y se notaría mucho en el recibo de la luz. Pero, una vez más, se recaudaría menos, algo a lo que Sánchez e Iglesias no están dispuestos dado que necesitan aumentar el gasto para incrementar los segmentos de la sociedad que dependen de ellos, como el caso de los funcionarios. 

  • ¿Afecta por igual a todos los consumidores?

En el mercado hay dos tipos de consumidores: los que tienen un recibo variable y los que tienen uno fijo. En estos momentos es el recibo de la luz variable el que sube, aunque no tanto como la semana pasada. El mercado mayorista se ha disparado esta semana, y si el año pasado cerró en 35 euros por megavatio/hora ahora estamos en 85 euros por megavatio/hora. Esto afecta a 11 millones de consumidores con tarifa vinculada al mercado mayorista mientras que otros 16 millones vinculados al mercado fijo no se ven afectados. Sin embargo, los expertos advierten de que en realidad las tarifas variables salen a la larga más rentables.

  • ¿Qué puedo hacer para tratar de ahorrar?

Por el momento, se pueden hacer algunos gestos que traten de reducir el consumo eléctrico. Por ejemplo, hacer grandes gastos de energía -como por ejemplo, poner una lavadora- en las horas valle en las que la luz nos salga más barata.

okdiario.com

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta