EconomíaNoticiasPolítica

El sentimiento del mercado se tensa con los acontecimientos políticos en EE.UU. y la preocupante evolución del Covid-19

El sentimiento del mercado se tensa con los acontecimientos políticos en EE.UU. y la preocupante evolución del Covid-19

La divisa comunitaria abrió la semana con una nota de debilidad frente a refugios como el dólar, el yen o el franco suizo, con la delicada evolución sanitaria añadiendo presión sobre la moneda. La creciente ola de infecciones agudiza el estrés de los inversores europeos, mientras los países refuerzan las medidas de contención. El mensaje de alarma cala con fuerza en Alemania, donde Ángela Merkel insistió sobre la adherencia a las restricciones del confinamiento y advirtió de un venidero colapso de los servicios de salud en las próximas semanas. En Holanda muy posiblemente se extenderá el estricto confinamiento por otras tres semanas, en un comunicado del Primer Ministro Mark Rutte el próximo martes. En este contexto, el optimismo por la implementación inicial de las vacunas parece casi imperceptible en términos del sentimiento del mercado. El esquema de vacunación progresa de manera lenta en Europa, y en países como Francia, la resistencia de la población a recibir la vacuna es un obstáculo considerable. Esta semana, los inversores podrán evaluar la situación agregada desde la visión del Banco Central Europeo. Lagarde hará su primera aparición del año en la tarde de hoy y más adelante en la semana, mientras que las actas de la última reunión de política monetaria serán develadas el próximo miércoles. En el calendario de datos, la publicación del PIB anual de Alemania el próximo jueves concentrará la atención de los inversores.

El billete verde recupera posiciones en la cesta de monedas G10, operando esta mañana en positivo frente a sus principales rivales. La combinación de la alarmante crisis política en los EE.UU. y la entrada de los demócratas a la Casa Blanca y el Congreso justifican el repunte del billete verde. Nancy Pelosi encabeza a un grupo importante de demócratas que exigen al Vicepresidente Mike Pence a hacer uso de la Enmienda 25 a la Constitución para destituir a Donald Trump de sus funciones como presidente. Pelosi advirtió que, si Pence se rehúsa a activar la cláusula, los demócratas irán a por un segundo impeachment de Trump en el Congreso, inhabilitándolo del cargo a pocos días de su retirada oficial. La severa crisis política desatada del asalto al Congreso la semana pasada por los seguidores de Trump mantiene una notable incertidumbre entre los inversores, que han acudido nuevamente a la seguridad del billete verde ante una agenda beligerante.

Para los demócratas, seguir adelante con un proceso de impeachment en esta coyuntura sería contraproducente con los esfuerzos de la administración entrante para promover rápidas medidas de estímulo s económico. Sin embargo, el partido azul parece decidido a bloquear las posibilidades de Trump para lanzarse a reelecciones en el futuro. Mientras tanto, la curva de rendimientos del Tesoro continúa descontando un alza en los retornos a 10 años, en señal de las expectativas de recuperación económica facilitadas por la agenda de estímulos que se aproxima. El pasado viernes, Biden aseguró que anunciará un nuevo paquete billonario de estímulos la próxima semana. Datos de la CFTC confirman que los inversores especulativos han recortado sus apuestas cortas en dólares frente a un grupo amplio de divisas como el euro y la libra.

La libra cayó frente al euro y al dólar a la apertura, tras informarse que el Reino Unido podría endurecer sus restricciones debido a la presión que enfrentan los servicios sanitarios y de urgencia. Al gobierno del Reino Unido le preocupa que las últimas medidas de bloqueo no se estén cumpliendo estrictamente y que las reglas puedan necesitar un mayor ajuste para frenar la propagación de la nueva variante del virus y evitar un colapso de los hospitales. Por su parte, la implementación de las vacunas en el Reino Unido se acelerará con la apertura de siete super-centros regionales. No obstante, hasta que no se vacunen los principales grupos prioritarios, el aumento en el recuento de casos ejercerá una presión creciente sobre el sistema sanitario nacional.

El primer ministro Boris Johnson tiene la intención de establecer 50 centros lo antes posible, y el secretario de salud Matt Hancock afirma que el gobierno está en camino de cumplir su objetivo de administrar 2 millones de vacunas a la semana. Hoy, Matt Hancock dará a conocer el nuevo plan de entrega de vacunas, mientras que la libra probablemente también seguirá las indicaciones de Silvana Tenreyro, miembro del Banco de Inglaterra, quien discutirá la posible efectividad de los tipos de interés negativos.

El peso mexicano abre una tercera jornada consecutiva de pérdidas frente al dólar, en un contexto en que el billete verde parece agarrar fortaleza frente a un grupo amplio de activos de mercados emergentes. Los sucesos en el Capitolio norteamericano la semana pasada y el tenso debate sobre la posible destitución de Donald Trump generan inseguridad en la divisa azteca, que retrocede fundamentalmente en reacción a estos desarrollos. Sin embargo, la entrada de los demócratas al poder en las próximas semanas podría devolver alivio al peso, considerando la relativa estabilidad de otros aspectos que intervienen en la operativa de la divisa. Un refuerzo de los estímulos fiscales en los EE.UU. podría tener derrames muy favorables para la economía mexicana y, como consecuencia, sobre el peso. Mientras tanto, la divisa navega esta semana con un calendario doméstico estrecho, con las cifras de producción industrial como publicación puntual de mayor relevancia.

www.elmundofinanciero.com

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta