NoticiasPolítica

Los autobuses de la EMT y la recogida de basuras en Madrid seguirán suspendidos hasta nueva orden

Adrián Mateos

Madrid
Actualizado:

Guardar

Tras la conmoción de la gran nevada, el trabajo ingente de los servicios de emergencias comenzaba este domingo a dejarse notar en Madrid. Las vías de acceso a la capital y las calles principales de casi todos los barrios tenían abierto al menos un carril por sentido y comenzaba a abordarse la limpieza de las vías secundarias. Pero las prioridades para este lunes, primer día laborable tras el paso del temporal Filomena, son garantizar los suministros en hospitales y centros de alimentación y recuperar la movilidad en superficie. No obstante, seguirán suspendidos hasta nueva orden los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), interurbanos y el servicio de recogida de residuos en los 21 distritos.

La política del Área de Medio Ambiente y Movilidad, que dirige Borja Carabante (PP), es extremar la precaución de cara a restituir la actividad de la EMT. El propio delegado explicó a ABC en una entrevista que no se recuperará el servicio hasta que la seguridad esté garantizada y la carretera esté lo suficientemente limpia para que no haya incidentes. «Si se cruza un autobús es muy difícil sacarlo, de tal manera que las máquinas quitanieves no pueden pasar. Por eso vamos a ser muy prudentes para restituir el servicio de la Empresa Municipal de Transportes», explicó.

El plan es el mismo para la recogida de basuras: los camiones no saldrán hasta que la calzada esté limpia. Este extremo, precisamente, es la prioridad del Consistorio para los próximos días, con el inconveniente de que las bajas temperaturas que se prevén convertirán la nieve en hielo y dificultarán su retirada. A fin de que nadie se desplace en coche, el Ayuntamiento de la capital mantiene también hasta el miércoles la suspensión del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) en toda la ciudad.

Si bien no hay una fecha determinada para la EMT, desde el Ayuntamiento sí han previsto un protocolo especial para llegar a los hospitales, otra de las prioridades. El objetivo es habilitar desde el martes líneas especiales que conecten con las estaciones de Metro, que seguirá abierto, para que los trabajadores de los servicios públicos y esenciales puedan llegar a sus puestos.

El horizonte de recuperar la circulación en superficie pasa por varios frentes. Para limpiar las carreteras es necesario retirar antes los cientos de vehículos que los conductores dejaron de improviso en mitad de la calzada el pasado viernes, sorprendidos por el temporal, y que siguen varados. Así, el Ayuntamiento de la capital ha puesto en marcha un plan de actuación para los casi 700 coches que todavía están abandonados en vías y ramales de la M-30. Serán trasladados paulatinamente a un depósito municipal. Desde Movilidad se pide a los propietarios que escriban un mail al correo electrónico [email protected] para señalar datos de contacto, matrícula del vehículo y ubicación aproximada. El servicio, completamente gratuito, pretende evitar que los ciudadanos se desplazaran a recuperar sus autos y, a la vez, facilitar el paso de las quitanieves.

Miles de árboles caídos

El Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid atendió 1.167 intervenciones –traslados de enfermos o de vacunas entre hospitales en su mayoría– y los de la capital no quedaron a la zaga: tuvieron que atender a centenares de llamadas, entre ellas por los miles de árboles que se cayeron. Incluso el techo de la Nevera del Ramiro de Maeztu, la histórica cancha de baloncesto de la cantera del Estudiantes, sufrió daños por la acumulación de nieve.

El despliegue para liberar a Madrid del aislamiento en el que lleva más de 48 horas fue total. Carabante detalló a ABC que durante el domingo se desplegaron un total de 6.225 operarios, además de 135 quitanieves, en 118 calles de manera simultánea.

Mientras, Metro se mantuvo abierto las 24 horas y en varias de sus estaciones durmieron hasta 24 personas, a resguardo del frío. Más de 3.800 personas viajaron de madrugada y este lunes continúa abierto las 24 horas. La red del suburbano fue el único medio de transporte disponible hasta primera hora de la tarde, cuando comenzaron a funcionar tímidamente los trenes de Cercanías. A esta hora el servicio ya está restablecido sin complicaciones.

Como ha informado este diario, también se prevé que la limpieza de la M-40 permita en las próximas horas la vuelta al trabajo en Mercamadrid, cerrado durante los últimos tres días. Su reapertura será clave para el suministro de víveres a toda España. Así, los autobuses interurbanos, que prestan servicio en los diferentes municipios de la región, seguirán supeditados a la limpieza de las carreteras y se prevé abrir medio centenar de líneas lanzadera para conectar la capital con el resto de localidades.

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta