Economía

Las diez «D» en la transformación digital en Iberoamérica


Actualizado:

Guardar

La transformación digital es uno de los grandes ejes de futuro en Iberoamérica, junto a la innovación, la logística o a las industrias creativas, y también uno de los pilares en los que se cimentan los trabajos preparatorios del XIII Encuentro Empresarial Iberoamericano, enmarcado en la XVII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará en abril en Andorra. El evento será organizado por la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB y el Consejo de Empresarios Iberoamericanos (CEIB) en estrecha colaboración con la Federación Iberoamericana de Jóvenes Empresarios (FIJE).

En estas reuniones previas a la Cumbre, en las que participan los máximos representantes de las organizaciones empresariales de CEIB-OIE y expertos de la región, se ha coincidido en destacar que para que la transformación digital sea exitosa se requiere promover el conocimiento y no sólo el sistema de tecnología. Un proceso de transformación que viene amplificado por los meses de pandemia, en los que las empresas se han tenido que reinventar e innovar.

Desde CEIB insistimos en la necesidad de fomentar la capacitación y la formación; prestar apoyo a los jóvenes; promover la simplificación administrativa y tributaria; mejorar las infraestructuras, y potenciar el desarrollo de más espacios virtuales y ciudades inteligentes.

Además, consideramos que se debe trabajar en reconstruir y, a la vez, trazar un nuevo camino con mejores oportunidades para todos; implementando una estrategia eficaz que sirva de hoja de ruta en esta nueva realidad; y apostando por la conectividad desde una perspectiva regional y en una economía colaborativa. Unión, cohesión, integración e integralidad, liderazgo, disminución de la desigualdad, transversalidad y agilidad son conceptos fundamentales que definen por dónde debemos ir en este nuevo escenario.

La digitalización se ha constituido como herramienta indispensable en el desarrollo de la productividad (uno de los grandes retos de la Región) de las infraestructuras y de la formación. Sectores como la logística, la industria, las pymes y micropymes, la banca, son algunos de los que se han visto abocados a digitalizarse durante estos meses para dar un salto cualitativo, pero la transformación digital afecta e implica a las empresas y a la sociedad en su conjunto. No sólo hay que digitalizar los modelos de negocio, hay que diversificarlos y crear nuevos.

La pandemia nos ha enseñado a colaborar más, a compartir enseñanzas, creatividad y también responsabilidades en un proceso en el que materias como la transformación digital se han metido en nuestro ADN, en nuestras empresas y en nuestra forma de vivir, para quedarse.

Un claro ejemplo de esta cooperación es la alianza establecida entre CEIB y SEGIB con los principales actores económicos, políticos y sociales, para seguir profundizando en otras cuestiones vitales como la integración regional, las cadenas de valor o el comercio intrarregional. Colaboración para asegurar la igualdad de oportunidades y el crecimiento inclusivo a través de la formación y la educación, dando prioridad a las personas y al empleo.

Éstas y otras ideas se recogen en un informe elaborado por CEIB, SEGIB y FIJE, bajo el lema «Más Iberoamérica, una apuesta decidida por la Región», una auténtica hoja de ruta para el futuro, y en el recientemente publicado «La transformación digital un nuevo escenario de futuro en Iberoamérica» (www.empresariosiberoamericanos.org).

Las mejores reservas estratégicas de un país, las que nunca se agotan por su uso, son sus tecnologías y las capacidades de innovación y aprendizaje. Debemos centrarnos en potenciarlas y en canalizar adecuadamente los recursos disponibles, priorizando la digitalización de las empresas, especialmente las de menor tamaño. Hay que apostar por la generalización de la formación en competencias tecnológicas, habilidades digitales y en el reciclaje y actualización de conocimientos de todos los profesionales.

Para finalizar, una reflexión en forma de palabras-conceptos que tienen mucho que ver con transformación digital. Se trata de las 10 «D»: desarrollo, clave en la era post-Covid; decisión y determinación, para salir de la crisis y hacer frente a la recuperación; diversificación, tan necesaria en las economías de la Región; deber, esencial para adoptar las medidas adecuadas; datos, muy ligado a la digitalización y esencial en la difusión de información; defensa, de los valores iberoamericanos y principios para mantener la identidad y el sentido de unidad; y debate y diálogo; dos conceptos que han demostrado ser clave durante la pandemia, lo serán en el futuro, y sin los que no se puede lograr el desarrollo que requiere nuestra Región.

Todos estos conceptos deben ponerse en práctica para así evitar que esta crisis coyuntural se convierta en estructural, como apuntaba al comienzo de la pandemia el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, y con ello construir, entre todos, «Más Iberoamérica». Ese es nuestro lema acuñado con el compromiso de las organizaciones empresariales y de los millones de empresas que representan, bajo la tutela de la Organización Internacional de Empleadores, OIE.

Narciso Casado es secretario permanente del Consejo de Empresarios Iberoamericanos-CEIB

Narciso CasadoNarciso Casado

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta