Economía

El campo contiene el aliento ante los «daños graves» que traerá Filomena

Adrián Mateos

Madrid
Actualizado:

Guardar

Desde los servicios técnicos de Asaja advierten de que todavía es muy pronto para hacer estimaciones concretas de daños hasta poder entrar en las parcelas, pero un miedo común recorre a muchos agricultores en Valencia, Castellón, Andalucía y zonas del centro peninsular como Cuenca o Ciudad Real: las heladas de los próximos días. «La pos-Filomena va a ser casi peor que Filomena», apuntan desde la organización agraria mayoritaria. Por su parte, desde Agroseguro coinciden en la preocupación por las heladas y en el miedo a que haya destrozos en los cultivos provocados por estas. No dudan en hablar de que habrá «daños graves» por la combinación perfecta entre las nevadas y el desplome de los termómetros posterior. En cuanto a los cultivos preocupan igualmente los cítricos (naranjas, mandarinas…) y algunas hortalizas.

Así las cosas, las fuentes consultadas apuntan a que las zonas donde se va a notar más la acción de «Filomena» son Castilla-La Mancha y el litoral mediterráneo, así como las comunidades autónomas de Aragón, Cataluña, Navarra y La Rioja.

Muchas incógnitas rodean a cultivos como la vid, los frutales o los almendros; la campaña de la fresa ya se ha ralentizado. Y hay mucho temor entre algunos productores como los olivareros a lo que hay debajo de la alfombra blanca que todavía cubre el campo: pérdida de peso de la aceituna y, sobre todo, nieve congelada en los árboles que los dañen para varias campañas. En concreto, queda por recolectar entre el 35% y el 40% de la aceituna y señalan hacia la posibilidad de daños, especialmente en los árboles más jóvenes, en lugares como Cuenca, Toledo y Ciudad Real. También han añadido a esta lista algunas de las zonas más altas de Jaén.

Cítricos

Respecto a los cítricos, el principal dolor está en los problemas de transporte, especialmente en Andalucía. A lo que hay que sumar, también, el miedo a las consecuencias que deje la nieve en los cítricos que quedan por recoger en provincias como Valencia y Castellón, asoladas por fuertes nevadas. Y gran preocupación hay, asimismo, en la zona centro (Cuenca, Albacete, Toledo, Madrid…) con cultivos como los cereales o las leguminosas, donde Asaja estima que puede haber «daños importantes».

Hortalizas

Otro foco de incertidumbre se encuentra en las hortalizas, especialmente en la Vega del Tajo (Comunidad de Madrid), donde ya se registran problemas en los invernaderos por la acumulación de nieve. También hay otro foco puesto en Murcia y Almería, que antes de Filomena ya padecieron fuertes heladas a principios de año. Esta vez los principales daños estarían localizados en la alcachofa, las habas o el calabacín. Amén de una ralentización en cultivos como la lechuga o la coliflor. En Almería también ha impactado sobre la producción hortícola, aunque las heladas de primeros de año ya habían afectado a unas 250 hectáreas, principalmente de tomate y calabacín tanto en invernadero como al aire libre. Sobre el ajo, todavía cabe esperar a que se retire la nieve para ver los daños.

Ganadería

Respecto a la ganadería, desde los servicios técnicos de Asaja destacan que el problema puede producirse en la ganadería extensiva por la acumulación de nieve que impide el suministro de piensos u otros insumos en zonas como la Serranía de Cuenca o las zonas altas de Albacete. Una problemática que puede extenderse en las próximas jornadas a la ganadería intensiva (porcino, gallinas, pollos…). De igual modo, se están declarando casos de naves muy afectadas por la acumulación de nieve. Apenas se están produciendo casos, en las zonas de más alta altitud, de problemas en la retirada de leche, han apuntado desde esta organización agraria.

En este sentido, desde Agroseguro tratan de calmar al campo español al explicar que todos estos eventos están cubiertos por las aseguradoras, en caso de que los afectados cuenten con esas coberturas. Algo habitual en agricultura y ganadería dada la recurrencia de heladas estos años, por ejemplo.

«Los siniestros provocados por nevada y viento están recogidos en todas las líneas de seguro agrario y, en el caso de las heladas –una opción asegurable para los agricultores–, se pueden cubrir los daños que sufran tanto las cosechas como los árboles. Además, el seguro también ofrece la posibilidad de asegurar y proteger las instalaciones ante los daños que pueden provocar las fuertes tormentas. Adicionalmente, los daños sufridos por el ganado a consecuencia de las bajas temperaturas (hipotermia) o por derrumbe de las instalaciones también se encuentran incluidos dentro de las coberturas del seguro agrario», explican en Agroseguro. Lo peor puede estar por llegar todavía para el campo español.

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta