Deportes

Desolación en el corazón del K2

Desolación en el corazón del K2


Actualizado:

Guardar

Cuando se habla del K2 como la montaña salvaje es por algo. Si no, que se lo digan al equipo liderado por Nirmal Purja, que estos días trata de ser el primero en conseguir el ascenso invernal a la montaña más complicada. La única cuya cima nadie ha pisado en esta estación del año.

Los nepalíes habían alcanzado hace días los 7.000 metros de altura en la montaña, un mérito increíble, pues nunca antes se había llegado tan arriba en una fecha tan temprana. La incursión les había permitido equipar la ruta y dejar en el campo 2 material clave para poder realizar un ataque a la cumbre en las próximas semanas.

La sorpresa llegó ayer, cuando en un segundo ascenso hasta el campo 2, tras varios días de fuerte viento y temporal, se encontraron con un auténtico desastre. «Hemos llegado al campo 2 y el lugar estaba totalmente destruido. Las dos tiendas que habíamos dejado allí y todo el material que había dentro había volado por el viento», reconocía el propio Purja en un mensaje en sus redes sociales.

La desolación es total en el equipo, cuyo logro de hace unos días ha quedado en nada. Toca empezar de cero, tratando de recopilar de nuevo material para intentar retomar la aventura. «Hemos perdido todo: los sacos de dormir, las botas calefactadas, los kits, el material del ataque a cumbre… Estoy devastado por estas noticias. Tenemos que replantear todo», explicó el alpinista.

Su lamento recorrió el campamento base, donde se encuentra el español Sergi Mingote, inmerso en otro equipo cuyo objetivo es el mismo que el de Purja. El catalán, colíder de la expedición patrocinada por «Seven Summits», alcanzó hace días los 6.500 metros y tratará de seguir equipando la montaña a lo largo de la semana junto al resto de sus compañeros.

Ver los
comentarios



www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta