España

Galicia afronta dos años de Xacobeo, el más largo de su historia reciente

Galicia afronta dos años de Xacobeo, el más largo de su historia reciente

Santiago
Actualizado:

Guardar

El anuncio, esperado desde hace meses en Compostela, llegaba este jueves tras la apertura de la Puerta Santa. La ceremonia que daba inicio al Año Santo 2021 comenzaba en la capital gallega entre estrictas medidas de seguridad debido a la pandemia del Covid. Y la pandemia ha llevado al Papa Francisco a conceder la amplicación del Año Santo hasta el 2022, que le había solicitado el arzobispo Julián Barrio. La sorpresa la daba el nuncio papal enviado por el Vaticano, Bernardito Auza, casi al término de la ceremonia religiosa. Hasta la fecha, sólo en dos ocasiones se había concedido un Jubileo extraordinario a Santiago. La primera fue en 1885: una vez terminado el proceso de identificación de los restos del Apóstol, Roma decidió relanzar el culto a las reliquias con la celebración de un año Santo extraordinario. La más reciente consistió también en una prórroga. Fue en plena Guerra Civil española, cuando el Año Santo de 1937 se extendió hasta 1938.

«Nuestro agradecimiento profundo por esta gracia al Santo Padre», respondió al nuncio el arzobispo Julián Barrio, al frente de los actos de la ceremonia de apertura de la Puerta Santa. Desde marzo, se presionaba a Barrio en Santiago para que solicitase al Papa Francisco una ampliación del Año Santo. El arzobispo no había desvelado en ningún momento si había pedido la prórroga y en septiembre pasado se mostraba partidario de esperar a ver cómo evolucionaba la transmisión del virus. Roma ha tomado finalmente la decisión «teniendo en cuenta la pandemia Covid-19, tratando de evitar aglomeraciones, prohibidas o no aconsejadas», según reza el Decreto expedido por la Penitenciaría Apostólica.

Tanto el alcalde de Santiago como el presidente de la Xunta celebraron la prórroga, que incluso superó sus expectativas. «Todos esperábamos que esta posibilidad se pudiera materializar», señaló el regidor, Xosé Sánchez Bugallo, quien desveló que no se atrevían a pensar que pudiera ser «más allá de seis o siete meses». «Es una noticia extraordinaria», recalcó el alcalde de Santiago. «Es un anuncio muy por encima de nuestras expectativas más optimistas. Ayer el arzobispo me dijo que el nuncio iba a dar buenas noticias pero la buena noticia no fue buena, fue más que buenísima. Roma se dio cuenta de que este Xacobeo tiene que ser un Xacobeo distinto», coincidió el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

La llegada de la pandemia de coronavirus obligó a la Xunta a replantear el programa del Xacobeo 2021 en el que llevaba ya tiempo trabajando. Se esperaban batir récords de visitantes y hasta crear 11.500 puestos de trabajo y un ascenso del PIB del 0,9%. Pero los grandes eventos y la llegada intensa de turistas tendrán que esperar. Feijóo explicó que «durante buena parte de este año 2021 no va a poder ser el Xacobeo tradicional con peregrinaciones masivas». El mandatario autonómico avanzó un primer semestre con actos más «intimistas». Pero si la vacunación lo permite los planes de la Administración gallega para el Año Santo podrían desplazarse a 2022. «Lo que queríamos hacer y llevamos preparando mucho tiempo para el 21 lo vamos a hacer en el 22. El 22 va a ser realmente el Año Santo que queríamos hacer», aseveró el presidente de la Xunta. Feijóo llegó incluso a especular con que, el próximo año, Santiago reciba la visita del Papa Francisco.

Restricciones por el Covid

Por el momento, las restricciones derivadas del Sars-CoV-2 marcaron el inicio del Año Santo. El tradicional acto de apertura de la Puerta Santa se realizó con una menor afluencia, al limitarse el número de asistentes a 70 personas desde el claustro y 270 desde el exterior del templo compostelano, cuando habitualmente rondaban el medio millar. Pero ni los protocolos sanitarios ni la lluvia lograron, pese a todo, restarle emoción ni simbolismo al rito.

La finalización de las obras de restauración en el interior de la Catedral después de una década de trabajos impidieron el derrumbe del muro que la tradición asocia íntimamente a la apertura, y que en este caso se realizó con una llave de plata. El encargado de girarla y abrir la puerta catedralicia fue el arzobispo Julián Barrio, ante la atenta mirada de una cohorte de religiosos y autoridades. El acto, sencillo y austero, estuvo precedido por una procesión litúrgica en la que se recordó que ésta es la «puerta del perdón».

Durante su intervención, el arzobispo de Santiago subrayó la esencia de una tradición que traerá a la capital a decenas de miles de peregrinos. «El Espíritu Santo reavive nuestra fe y la de todos los peregrinos, y haga que este Año Jubilar sea un año de gracia para todos los que en cuerpo o en espíritu visiten en nuestro año esta basílica compostelana», pidió aún desde el exterior del templo. La apertura de la Puerta Santa marcó el inicio del Xacobeo 2021 justo cuando las campanas de la Berenguela anunciaban las 5 de la tarde. La pandemia y el riesgo de contagio obligaron a ajustar la ceremonia hasta el punto de que a la eucaristía posterior solo pudieron asistir unas decenas de personas.

En su homilía, Barrio lanzó un mensaje de «ánimo» a los asistentes y confió en que este tiempo de pandemia permita «despertar» en cada uno «la capacidad para ver lo esencial en medio de lo prescindible». La celebración tuvo como broche de oro la actuación, en la Praza da Quintana, del gaitero Carlos Núñez.

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta