Economía

la facturación bajará un 20%

la facturación bajará un 20%

El sector de lujo también ha sucumbido a la crisis del coronavirus. Tanto que cerrará el año con un descenso de la facturación superior al 20%, hasta el entorno de los 5.000 millones de euros, lo que supone que retrocederá a niveles de 2015. En un contexto mundial marcado por la pandemia del coronavirus, la Asociación Española del Lujo asegura que el sector sigue adelante gracias al llamado «lujo silencioso». Se trata de un fenómeno que crece en tiempos de crisis, y que consiste en que los usuarios consumen lujo a escondidas por pudor.

En concreto, la Asociación Española del Lujo explica que los españoles con mayor poder adquisitivo y consumidores frecuente de lujo son los que están evitando que el sector de alta gama se vaya a desplomar más del 23% en 2020. 

La presidenta ejecutiva de la asociación, Cristina Martín, explica en una entrevista a EFE, que el «lujo aspiracional» -propio de las clases medias- ha bajado con fuerza durante la crisis. Este comportamiento se explica por los menores recursos económicos con los que cuentan los usuarios y también por precaución. Los consumidores prefieren no gastar ante un empeoramiento de la situación económica.

«El que está aguantando ahora el sector es la clase más alta», que no se ha visto tan afectado por la crisis y que, tras un periodo inicial de incertidumbre durante la primera ola de la pandemia -entre marzo y junio-, «ha vuelto a gastar», pero ahora de una manera más silente, «sin querer ostentar», según explica la responsable de la Asociación Española de Lujo. «Básicamente, están consumiendo lujo, pero no lo dicen», explica Martín.

También se ha producido un auge en el consumo de productos de alta gama de andar por casa». Un ejemplo de ello son prendas o utensilios pensados para el hogar, claro reflejo de una reducción de la vida social.

El fenómeno del «lujo silente» se está traduciendo en que los usuarios acceden a las joyerías o tiendas de lujo por las puertas traseras, también en facturas semanales de miles de euros en latas de caviar para consumo en casa, nuevos servicios de cáterin a domicilio de ‘estrellas Michelin’ o servicios de taxi en helicóptero para que familias adineradas puedan reunirse en lugares remotos, explican de la asociación del lujo.

Además, también se ha producido un auge en el consumo de productos de alta gama de andar por casa». Un ejemplo de ello son prendas o utensilios pensados para el hogar, claro reflejo de una reducción de la vida social. También se ha notado un mejor comportamiento, comparativamente, del «lujo de experiencias» (arte, coches de lujo, aviones y yates privados, vinos y licores y comida gourmet).

Caída sin precedentes 

A las previsiones elaboradas por la Asociación Española del Lujo se suman las de Bain & Company, que estima que el sector de alta gama de todo el mundo despedirá el año con una  facturación cercana a los 217.000 millones de euros, lo que supone un descenso del 23% respecto al año anterior, y situarse en niveles de 2014. Además,  es la primera desde 2009 -en la anterior crisis- que el sector sufre una contracción.

LA consultora cree que en 2021 la recuperación podría oscilar entre el 10-12% y el 17-19%, según evolucione el control del covid-19, una variable que actualmente es muy inestable, con lo que durante el próximo año se podría recuperar la mitad del terreno perdido en 2020.

En cuanto a España, la Asociación Española del Lujo estima que el sector retrocederá entre el  20% y el 23%, dependiendo de cómo evolucionen las ventas en la recta final del año. En concreto, podría cerrar el año con una facturación de entre 5.000 y 5.270 millones de euros.

A pesar de la caía, España mantendrá la quinta posición en la clasificación mundial, solo superado por Francia, Italia, Alemania y Suiza. Sobre cuándo llegará la esperada recuperación, la asociación española prefiere no poner una fecha concreta, aunque lo supedita a la recuperación del turismo y del tráfico aéreo.

«Todos hemos experimentado un año difícil de cambios rápidos e inesperados y el lujo no ha salido ileso»

Por su parte, desde Bain & Company creen que la recuperación total del sector llegará en 2022 o 2023, cuando se volvería al nivel de 2019. «Todos hemos experimentado un año difícil de cambios rápidos e inesperados y el lujo no ha salido ileso», según Claudia D’Arpizio, socia de Bain & Company.

Esta consultora asegura que en 2021 la recuperación podría oscilar entre el 10-12% y el 17-19%, según evolucione el control del covid-19, una variable que actualmente es muy inestable, con lo que durante el próximo año se podría recuperar la mitad del terreno perdido en 2020.

okdiario.com

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta