Economía

Economistas y asociaciones cierran filas contra el castigo del Gobierno al ahorro individual para la jubilacin

Varias personas caminan por las calles del centro de Madrid.

Lunes,
30
noviembre
2020

14:03

El Proyecto de PGE rebaja de 8.000 euros a 2.000 euros los lmites anuales de aportacin a los planes de ahorro particulares y tambin los realizados en favor del cnyuge, de 2.500 a 1.000 euros


Varias personas caminan por las calles del centro de Madrid.
JAVI MARTNEZ

Los cambios en la fiscalidad de los planes de ahorro individual para la jubilacin sigue levantando ampollas en el sector. El Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2021 elaborado por el Gobierno rebaja de 8.000 euros a 2.000 euros los lmites anuales de aportacin a dichos sistemas de ahorro y tambin los realizados en favor del cnyuge, de 2.500 a 1.000 euros, y eso ha llevado a ms de una veintena de acadmicos, profesores universitarios y asociaciones empresariales a reclamar que se d marcha atrs en la medida.

Los ltimos en alzar su voz en contra de ese cambio han sido 21 acadmicos que han firmado un manifiesto conjunto para reclamar «el mantenimiento del tratamiento actual de los sistemas de ahorro individuales para la jubilacin». En su opinin, la propuesta del Ejecutivo de impulsar los sistemas de pensiones en el mbito empresarial no debe realizarse reduciendo drsticamente la capacidad de los particulares de destinar su ahorro de forma voluntaria a reforzar su futura pensin.

Segn sus cifras, en Espaa hay ms de 7,5 millones de partcipes en planes de pensiones individuales y casi 1 milln de asegurados en planes de previsin asegurados (PPA) que se van a ver afectados con carcter directo e inmediato por la medida. Muchos de ellos son trabajadores por cuenta propia o empleados de pymes.

Entre los catedrticos que rubrican el documento se encuentran nombres como el de Mercedes Ayuso Gutirrez, catedrtica de Estadstica Actuarial por la Universidad de Barcelona, Santiago Carb Valverde, catedrtico de Universidad de Fundamentos del Anlisis Econmico de la Universidad de Granada, Rafael Domnech Vilario, catedrtico de Anlisis Econmico en la Universidad de Valencia o Jos Antonio Herce San Miguel, socio fundador de Longevity & Retirement Income Solutions (LORIS).

Sus voces se suman a la de casi una veintena de organizaciones que tambin han dejado patente su disconformidad con el cambio fiscal en los prximos Presupuestos. En concreto, ADECOSE, AEB, AEDAF, AMAEF, ASCRI, ATA, CECA, CEOE, CEPYME, la Confederacin Espaola de Mutualidades, el Consejo General de Colegios de Mediadores, FECOR, el Instituto de Actuarios Espaoles, el Instituto de Estudios Econmicos, INVERCO, OCOPEN, UNACC y UNESPA.

Tanto unos como otros hacen una defensa del ahorro individual y alegan en sus respectivos comunicados que es una opcin «imprescindible» por la estructura del mercado laboral espaol, puesto que sera «discriminatorio para la gran mayora de la poblacin ocupada» y «afectara especialmente a las ms de 3,2 millones adheridos al Rgimen Especial de Trabajadores Autnomos (RETA), as como a los empleados por cuenta ajena, especialmente de las pymes, en las que el ahorro colectivo apenas est presente (aproximadamente, 4,3 millones de trabajadores).

Ligado a esto, consideran que la irregularidad de los ingresos del trabajo en Espaa tambin convierten a este tipo de planes en un interesante complemento de las pensiones. Sin embargo, desincentivarlos les resta atractivo y beneficios. «Las crisis econmicas son fenmenos cclicos y se materializan varias veces a lo largo de la vida laboral. Por este motivo, debe permitirse a los trabajadores, especialmente a los autnomos, recuperar su capacidad de ahorro para la jubilacin en los aos en los que tienen estabilidad en sus ingresos».

Adems, creen que el nuevo lmite generara un ahorro insuficiente de cara al futuro -«a razn de 2.000 euros por ao, un trabajador o autnomo podra acumular 80.000 euros si ahorra durante 35 aos de trayectoria profesional, ms la rentabilidad que obtuviera este dinero. Teniendo en cuenta este importe durante los 20 aos de esperanza de vida una vez alcanzada la edad de jubilacin, el resultado sera claramente insuficiente para complementar la pensin pblica y garantizarle unos ingresos totales adecuados»- y que contraviene la tendencia europea e internacional de estimularlos.

Los economistas y acadmicos, junto con las asociaciones, defienden tambin que el tratamiento fiscal de los planes de pensiones tal y como estaba hasta ahora no genera beneficios, sino que supone un diferimiento de la tributacin. «La reduccin en la base imponible del IRPF de las aportaciones se compensa ms adelante con la tributacin como rendimiento de trabajo de las prestaciones. Por lo tanto, toda medida destinada a reducir ahora las deducciones fiscales por aportaciones derivar en una reduccin de los ingresos fiscales del Estado en el medio y largo plazo», aseguran.


Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

www.elmundo.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta