Deportes

El nuevo Mourinho frente a su «némesis» Guardiola

El nuevo Mourinho frente a su «némesis» Guardiola


Actualizado:

Guardar

José Mourinho ha vuelto, o al menos eso demuestra la clasificación de la Premier League, que sitúa a su Tottenham en el segundo puesto, solo superado por los zorros de Leicester, con un punto más que los londinenses y que flirtean con levantar el título como ya hicieron en 2016. Eran muchos los que reclamaban al entrenador portugués una reinvención, cambiar alguna nota en su inseparable bloc, porque en su segunda etapa en Inglaterra, tras abandonar el Real Madrid, fue despedido del Chelsea y Manchester United a mitad de temporada, algo que no había pasado en toda su carrera. Hoy (18:30, Dazn) se enfrenta a su némesis, Pep Guardiola y su Manchester City, un técnico y un equipo que no acaban de arrancar en la competición doméstica, con solo 12 puntos de los 21 posibles.

No sabemos si Mourinho ha cambiado de puertas hacia dentro, pero sí que se ha modernizado y moderado de cara al espectador. Es habitual, por ejemplo, que regañe a sus jugadores en su cuenta de instagram, con mensajes rebajados con fotografías más livianas. Hace dos semanas, el Tottenham venció a domicilio al Ludogorets por 1-3 en Europa League. «Cuando ganas pero no juegas especialmente bien», escribió el entrenador mientras acompañaba el post con una foto de sí mismo comiendo fruta. Los del norte de Londres han abrazado un estilo similar al que el portugués imprimió a su Real Madrid, el del récord de goles, 121, y el de los contraataques. Harry Keane, delantero titular de la selección inglesa, se ha reconvertido en el mejor asistente de las grandes ligas europeas (8) para ceder el puesto de finalizador a al coreano Son, máximo goleador de la Premier junto a Salah y Vardy. Como puntilla a la plantilla, ha llegado Gareth Bale, feliz el galés de nuevo en las islas y con protagonismo ascendente. Gales, golf, Londres. Ahora no importa el orden.

El duelo contra Guardiola puede ser definitivo para el cambio de paradigma en Mourinho. La historia de ambos ha estado ligada desde hace más de 10 años y ha dado imágenes tan obscenas como futboleras. Porque el portugués corrió bajo el amparo de los aspersores en el Camp Nou en 2010, tras eliminar al Barcelona en las semifinales de Champions. Guardiola y Piqué dibujaron unos meses después el 5 como número mágico en el imaginario culé, ya con Mourinho en el Real Madrid. La sucesión de golpes y desavenencias fue constante, hasta que el catalán emigró a Baviera tras un año sabático y Mourinho volvió a su amado Chelsea. Fue ahí cuando se volvieron a encontrar, en una supercopa de Europa en 2013, en la ciudad de Praga, resuelta en una tanda de penaltis a favor de los alemanes y con las posturas entre ambos más relajadas.

Lo cierto es que Guardiola y Mourinho parecen felices en Inglaterra. El primero acaba de renovar hasta 2023 con el City y, de cumplir su contrato, sería el equipo en el que más años haya entrenado en su carrera. El segundo siempre a vuelto a las islas en busca de respuestas tras las aventuras en Italia y España, y parece que a la tercera, en el Tottenham, ha encontrado su lugar en el mundo.

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta