EconomíaNoticiasPolítica

El optimismo por la vacuna queda eclipsado por la realidad del virus

El optimismo por la vacuna queda eclipsado por la realidad del virus

El euro está en alza esta mañana frente a sus rivales del G10, con excepción de los valores refugio de la cesta. Si bien los factores de riesgo se centran principalmente en el resurgimiento de casos de virus en los EE.UU., los riesgos políticos de la UE también pesan sobre la moneda única. Los líderes de la UE realizarán hoy una conferencia virtual para persuadir a Hungría y Polonia de reconsiderar su veto al paquete de estímulo y presupuesto fiscal del bloque. Aunque los mercados no muestran señales de alarma relevantes sobre este tema, el bloqueo de la iniciativa podría atrasar la llegada de las ayudas y profundizar el colapso económico del área. Christine Lagarde reforzó este mensaje en una audiencia en el Parlamento Europeo esta mañana. Mientras la demanda siga siendo débil se necesita un apoyo fiscal continuo y los responsables políticos deben seguir impulsando a la economía hasta que la vacuna esté bien avanzada. La Presidenta del BCE vuelve a comparecer hoy a las en el Foro de Mujeres, mientras que los miembros del BCE Francois Villeroy de Galhau, Pablo Hernández de Cos e Isabel Schnabel hablarán en varias conferencia

La narrativa imperante en el mercado de divisas esta mañana sugiere que la situación del Covid vuelve a tomar el centro de atención a pesar del optimismo por las vacunas. Ayer la compañía Pfizer anunció que la ronda final de sus estudios había arrojada una eficacia de 95% de su vacuna –aún mejor que los resultados preliminares-, y que el fármaco ya estaba listo para su evaluación por parte de las autoridades sanitarias. Mientras tanto, el dólar cotiza al frente de la cesta de monedas G10, al tiempo que los cierres para mitigar la segunda ola de infecciones siguen en marcha. Nueva York cerrará hoy las escuelas después de que la tasa de infección alcanzara el 3%, y el transporte público también se redujo. En Francia, las últimas medidas parecen haber ayudado a reducir el número de pacientes de la UCI, pero los comentarios de Macron ayer sugieren que la flexibilización de estas no será inminente. Aunque no se esperan nuevas restricciones tras el anuncio del segundo nivel de alerta más alto en Tokio, el viento podría cambiar de dirección si la situación se deteriora rápidamente. En algunas zonas de Canadá y la mayoría de las naciones europeas siguen en pie estrictas medidas de bloqueo. Bajo esta dinámica de riesgo, la renta variable europea sigue el patrón negativo establecido por las bolsas estadounidenses al final de su sesión de ayer. Con un calendario económico ligero en los EE. UU., el centro de atención podría seguir enfocado en la evolución de la pandemia a nivel global.

Después de haber tenido un buen comienzo de semana, la libra esterlina está recortando sus ganancias esta mañana tras la barrida general del dólar estadounidense y el giro en el apetito por el riesgo. La revisión del gasto público de la próxima semana comienza a ganar titulares, y medios como el Financial Times aseguran que las cifras contendrán una perspectiva «aterradora» para la economía británica. Además de las medidas de estímulo fiscal existentes, el gobierno también anunció recientemente una inyección de £16,5 mil millones en gasto militar. El dinero se distribuirá durante cuatro años, lo que representa un impulso sustancial para el presupuesto actual del Ministerio de Defensa. El comunicado principal de esta mañana serán los datos de expectativas de pedidos industriales de la Confederación de la Industria Británica al mediodía, mientras que los inversores esperan con impaciencia algunas novedades sobre las negociaciones del Brexit.

El peso mexicano revirtió ayer su racha de ganancias de los últimos 3 días, al tiempo que el impulso hacia activos de riesgo generado por las noticias alentadoras de la vacuna se desvanece de la operativa de la divisa. La moneda azteca ha sido la mayor ganadora frente al dólar desde el inicio del ciclo expansivo de la Fed en marzo y los sucesivos recortes de Banxico. Sin embargo, a falta de otras buenas noticias que digerir, la divisa pierde vigor para romper la siguiente barrera. Con el cese de estímulo monetario de Banxico y pasada la euforia por la llegada próxima de las vacunas, el peso se concentra en señales de inyección fiscal en los EE.UU. para reanimar su operativa. En el día de hoy, en cambio, los inversores de mercados emergentes prestan especial atención al anuncio de política monetaria en Turquía, donde se espera un retorno a la fórmula clásica de subida de tipos de interés. Aunque la conexión del peso con el mercado turco no es especialmente fuerte, el sentimiento general de los inversores hacia activos de riesgo estará dominado hoy por ese evento. El calendario de datos mexicanos estará vacío durante el día.

www.elmundofinanciero.com

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta