Economía

China lidera el mayor área de libre comercio delmundo

China lidera el mayor área de libre comercio delmundo


Actualizado:

Guardar

Han sido necesarios 8 años y 28 rondas de negociaciones, pero el objetivo se ha logrado. La zona de libre comercio más grande del mundo es una realidad, tras la firma de la Asociación Económica Integral Regional (RCEP). No existe, a día de hoy, un mercado tan diverso que abarque mayor población (unos 2.000 millones de personas) y presente un potencial de desarrollo semejante.

China, Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda y las diez naciones del Sudeste Asiático han pasado a formar parte de un mercado común que concentra un tercio de la economía global. La firma del acuerdo, retransmitida en streaming el pasado domingo, responde –según los quince países que lo suscribieron- a las necesidades actuales de la economía digital, respeta los derechos de propiedad intelectual en cualquier ámbito y desarrolla, con especial detalle, los capítulos del comercio electrónico.

El 90 por ciento de los productos y servicios que se comercializarán en esta inmensa zona geográfica estarán libres de aranceles. Según la representación oficial de China, el RCEP es el tratado más inclusivo de los que actualmente hay en vigor.

No en vano la estimación de las inversiones previstas, fruto del consenso y el esfuerzo multilateral, apunta a incrementos superiores al acuerdo original conocido como «10 + 1». Sólo la suma de China, Japón y la República de Corea aumentará significativamente el desarrollo del comercio en la región.

Este paso de gigante en la apertura de fronteras asiáticas para el libre comercio coincide con la pandemia del Covid 19 y el «Informe sobre las perspectivas de la economía mundial», publicado en octubre por del Fondo Monetario Internacional (FMI), donde anticipa una contracción de la economía mundial del 4,4% este año 2020.

En este escenario el flamante mercado de Asia oriental, de enorme vitalidad económica y gran potencial de crecimiento, es un éxito pero, para las autoridades chinas, también representa un firme «veto» al actual proteccionismo de, según sus palabras, algunos «políticos estadounidenses».

La alianza comercial, sellada desde el respeto y las diferencias individuales de cada nación, envía un mensaje político a las economías que se resisten a abrir sus mercados. El primer ministro de Singapur Lee Hsien Loong lo resumió de este modo: «La firma de la RCPE es un gran paso adelante para un mundo en que el multilateralismo está siendo atacado y el crecimiento económico mundial se está desacelerando».

El acuerdo de los quince, incorpora a países de economías desarrolladas como Japón, Australia, Nueva Zelanda, República de Corea y China más las naciones de la ASEAN, (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, por sus siglas en inglés): Vietnam, Tailandia, Singapur, Indonesia, Filipinas, Malasia, Myanmar (Birmania), Camboya, Laos y Brunéi.

Con estas nuevas reglas comunes, económicas y comerciales, para países con identidades y características complementarias se confía en integrar y desarrollar cadenas industriales variadas en la región y ampliar más el Área de Libre Comercio Asia-Pacifico (FTAAP). China considera este acuerdo un hecho a contracorriente del proteccionismo de otros bloques y defiende la «globalización» como pasaporte al futuro. «El desacoplamiento de la economía y el comercio», perdió su razón de ser, aseguran las autoridades. Son nuevos tiempos pero «el camino correcto» para seguir avanzando se construye con el «multilateralismo y el libre comercio».

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta