Deportes

Las elecciones ahogan los fichajes del Barça

Las elecciones ahogan los fichajes del Barça

Barcelona
Actualizado:

Guardar

La decisión de la junta gestora, liderada por Carles Tusquets, de convocar las elecciones a la presidencia del Barcelona para el próximo 24 de enero maniata al dirigente entrante de cara a reforzar al equipo durante este mercado invernal, que arranca el 4 de enero y cierra el 1 de febrero. Los precandidatos que optan a ganar los comicios han lamentado una fecha tan tardía en la que prácticamente se apuran los plazos legales marcados por los estatutos de la entidad. La misión principal de Tusquets tras la dimisión de Bartomeu, el pasado 27 de octubre, era la convocatoria de elecciones y desde el entorno se apremió al economista para que no demorase su cometido, ya que hasta que no haya un nuevo presidente hay un vacío de poder en el club en un momento económico, institucional, social y deportivo muy complicado.

La junta gestora no tiene potestad para vender futbolistas ni está legitimada para fichar, por lo que las operaciones que se puedan realizar durante esta ventana invernal quedan en el aire y sin margen de maniobra para el ganador de los comicios, que tendrá una semana escasa para acometer las exigencias de Ronald Koeman. El técnico holandés ya ha aireado públicamente las carencias de la plantilla, necesitada de un central y de un delantero centro. Con los nombres de Eric García y Memphis Depay sobre la mesa, los precandidatos ya se están moviendo para tratar de cerrar acuerdos en caso de que se gane, aunque trabajan con algunas alternativas. No obstante, lo que está claro es que para poder fichar antes deberán traspasar futbolistas. Tusquets valora la posibilidad de cerrar acuerdos reversibles en el que el presidente entrante tenga la última palabra.

«Hubiéramos preferido las elecciones antes porque será muy difícil que la nueva directiva pueda gestionar el mercado de invierno», ha lamentado Jordi Farré, promotor de una moción de censura que con las fechas propuestas pierde todo el sentido, ya que únicamente se han adelantado un mes y medio los comicios (Bartomeu había convocado elecciones para marzo). Tampoco le satisface la fecha escogida a Lluis Fernández Alá. «No estamos de acuerdo. Nos hubiera gustado que la gestora hubiera convocado elecciones en el mes de diciembre. Alarga la agonía económica, deportiva, social e institucional que el club tiene», ha explicado. En la misma línea se mostraba Agustí Benedito, que apuntaba que «la junta gestora tendría que haber convocados las elecciones al tomar posesión». El empresario manifestó su temor sobre la gestión del día a día del club hasta que se coloquen las urnas: «La ventana de mercado de invierno queda descartada, era una buena herramienta. Espero que la gestora no tome decisiones que no sean imprescindibles».

Pendientes de la pandemia

Hay que recordar también que la celebración de las elecciones está pendiente del departamento de Salud de la Generalitat, que debe aprobar el protocolo para que puedan llevarse a cabo cumpliendo todas las medidas sanitarias. La próxima semana hay una reunión prevista entre el Govern, el Barcelona y la Secretaria General de l’Esport para establecer las condiciones del sufragio. Se valora la posibilidad de que se pueda votar en más de una jornada y también en diversos puntos geográficos, aunque todo dependerá de la evolución de la pandemia. Lo que parece completamente descartado es el voto electrónico, ya que fue rechazado en la última asamblea de socios compromisarios.

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta