EconomíaNoticias

La Comunidad estudia ampliar las reuniones familiares en Navidad

Rafael M. Mañueco

MADRID
Actualizado:

Guardar

Las Navidades de este año está claro que serán las más extrañas en décadas, pero la Comunidad de Madrid está analizando una medida que podría paliar en cierto modo la restricción que más puede afectar a las fiestas más familiares: estudia ampliar a más de seis personas las reuniones durante los días más señalados de estas fechas tan entrañables. Según ha podido saber ABC por fuentes del Gobierno regional, la Consejería de Sanidad está estudiando esa posibilidad, sobre todo, de cara a las cenas de Nochebuena y Nochevieja. Todo dependerá de varios factores, pero, sobre todo, de que siga bajando la curva epidemiológica (como lleva ocurriendo desde hace semanas) y que la presión asistencial, en especial la ocupación de las UCI, también continúe en línea descendiente.

Los técnicos especialistas de la consejería que dirige Enrique Ruiz Escudero, en función de esas variables, podrían trasladar esa medida a Sol, donde se toman las decisiones finales. Lo que aún no está claro es si sería a más fechas además de las dos referidas y a cuántas personas como máximo, aunque la primera opción que se baraja es que sean todas familiares entre sí.

En la actualidad, el máximo de personas que se pueden reunir de manera pública o privada en una misma vivienda o restaurante, por ejemplo, es de seis. Cuando comenzó el toque de queda desde la medianoche a las seis de la mañana, se prohibió que hubiera en una casa más allá de los convivientes; luego, se ha permitido por la Comunidad de Madrid que ese máximo pasen la noche en una vivienda, por ejemplo, siempre y cuando respeten el horario de no estar en la calle en esa horquilla de seis horas de la madrugada. En la actualidad, el Gobierno regional sigue en esa postura, aunque recomienda que no se produzca ningún tipo de reunión social; es decir, que se eviten al máximo esas «visitas» en domicilios.

Daño a la economía

Pero antes, en la mesa de trabajo de los técnicos de Sanidad, hay otro reto a corto plazo: el puente de diciembre. Este año, las festividades de la Constitución y la Inmaculada se alargan hasta el lunes y el martes del primer fin de semana del mes. Con lo que, siguiendo la línea de las medidas «quirúrgicas» realizadas en los puentes de noviembre, el cierre perimetral de la región se establecería desde la medianoche del jueves al viernes y hasta última hora del martes. Cinco días en total. Y precisamente los cinco días en los que tradicionalmente Madrid recibe el mayor número de visitantes en un puente. Con la campaña de Navidad encima.

Por esa razón, si «dolorosos» han sido los cierres perimetrales para la economía de la región, con más cautela se tomarán esas medidas para el macropuente, apuntan las mismas fuentes a este periódico.

La tasa de incidencia acumulada de Madrid es de 355,43 casos por 100.000 habitantes, según los datos difundidos ayer por el Ministerio de Sanidad.

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta