Mundo

Desde Japón hasta Indonesia, parabienes y recuerdo de alianzas a Biden en Asia

Pablo M. Díez

Corresponsal en Pekín
Actualizado:

Guardar

Asia se ha despertado este domingo con un nuevo presidente de Estados Unidos. Como la confirmación de la victoria de Joe Biden frente a Donald Trump llegó de madrugada, las reacciones oficiales se han hecho esperar hasta la mañana. A través de las redes sociales, las felicitaciones han llegado desde todos los rincones de este continente, desde Japón, Corea del Sur y Taiwán, los más estrechos aliados de Washington, hasta la India e Indonesia. A pesar de la «Nueva Guerra Fría» que les enfrenta y de ser uno de los países que más puede verse afectado por el golpe de timón que se espera en la Casa Blanca, China seguía manteniendo un curioso silencio hasta pasado el mediodía.

Uno de los primeros en saludar el triunfo del veterano candidato demócrata fue el primer ministro de Japón, Yoshihide Suga. «Cariñosas felicitaciones a Joe Biden y Kamala Harris. Espero con ilusión trabajar con ustedes para fortalecer aún más la alianza entre EE.UU. y Japón y asegurar la paz, la libertad y la prosperidad en la región del Indo-Pacífico y más allá», escribía en Twitter. Tras relevar en septiembre a Shinzo Abe por enfermedad, Suga confía en retomar la sintonía con la nueva Administración tras los años turbulentos de Trump, que exigía a Tokio pagar más por las tropas estadounidenses acantonadas en su archipiélago para hacer frente a la amenaza de Corea del Norte y las disputas territoriales con China. Su mención a la región del Indo-Pacífico, que iría desde la India hasta Australia pasando por el este y sudeste de Asia, es una referencia velada para contener el auge del autoritario régimen de Pekín.

Con el diálogo entre Trump y Kim Jong-un roto desde el fracaso de la cumbre de Hanói el año pasado, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, también felicitaba a Biden. Además de recordarle que «nuestra alianza es fuerte y la unión entre nuestros dos países es sólida como una roca», confiaba en seguir «trabajando juntos por nuestros valores compartidos». Como muñidor del «deshielo» de Corea del Norte, Moon aspira a retomar las estancadas conversaciones de paz a cambio de su desarme nuclear. Habrá que ver si Biden aprovecha la senda abierta por el siempre heterodoxo Trump, quien llegó a encontrarse tres veces con Kim Jong-un, o si vuelve a ignorar al régimen comunista de Pyongyang como ya hizo cuando era vicepresidente de Obama.

Esperanza en Taiwán

Desde Taiwán, la isla independiente cuya soberanía es reclamada por China, la presidenta Tsai Ing-wen le devolvió a Biden y Harris la enhorabuena que ambos le dieron cuando ella ganó las elecciones celebradas el pasado mes de enero. «Los valores con los que hemos construido nuestra relación no podían ser más fuertes. Espero con ilusión trabajar juntos para fortalecer nuestra amistad y contribuciones a la comunidad internacional», escribió Tsai también en Twitter.

Amenazada por la reciente escalada dialéctica de Pekín, que en los últimos meses ha agitado el miedo a una posible invasión, Taiwán espera seguir contando con el fuerte apoyo que le brindó Trump. Por primera vez desde que EE.UU. cambiara sus relaciones diplomáticas por China en 1979, la Casa Blanca envió este año a Taipéi a dos secretarios de Estado y ha hecho públicas sus conversaciones telefónicas con la presidenta Tsai para desaire de Pekín. Con la intención de seguir comprándole armas a EE.UU. para disuadir a China de un ataque militar, el ministro de Exteriores taiwanés, Joseph Wu, aseguraba esta semana en una entrevista con ABC que «con independencia de quien gane las elecciones, nuestras relaciones con Washington van a seguir iguales, muy estrechas».

En medio de sus tensiones fronterizas con China, recrudecidas este verano con un salvaje enfrentamiento con varias decenas de soldados muertos, el primer ministro de la India, Narendra Modi, felicitaba efusivamente a Biden por su «espectacular victoria». «Como vicepresidente (con Obama), su contribución para fortalecer las relaciones entre EE.UU. y la India fue crítica e inestimable», colgaba en Twitter. Además de enviarle una «enhorabuena de corazón» a la vicepresidenta Kamala Harris, hija de emigrantes indios y jamaicanos, Modi apelaba con orgullo a sus raíces para que sus «vibrantes lazos bilaterales sean todavía más fuertes con su apoyo y liderazgo».

Por último, el presidente de Indonesia, Joko Widodo, también definía su elección como «histórica» e instaba a Biden a «reforzar nuestra alianza estratégica para seguir avanzando en la cooperación económica, por la democracia y el multilateralismo».

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta