España

El cierre de los bares pone en jaque a un sector que en el País Vasco da trabajo a 60.000 personas

Rafael M. Mañueco

Bilbao
Actualizado:

Guardar

Mañana mismo entrará en vigor la orden del Gobierno vasco que fuerza a bares y restaurantes a cerrar. Se cumplen los peores presagios de los hosteleros, que se mantenían en vilo a la espera del más que posible anuncio del gabinete de Iñigo Urkullu. Un mazazo casi definitivo para muchos establecimientos de un sector que solo en la Comunidad Autónoma vasca da trabajo a cerca de 60.000 personas.

Esta semana, asociaciones de hostelería de Vizcaya, Guipúzcoa y Álava reclamaban al Ejecutivo un plan de ayudas de 187,8 millones de euros para compensar la mitad de las pérdidas que ha provocado la crisis. Los colectivos advirtieron de que el 25% de los empleos desaparecerán «si no se activan medidas de rescate de forma inminente».

En este sentido, destacaron que el 65% de los trabajadores están o han estado afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), y advirtieron de que para marzo de 2021 podría alcanzarse la cifra de 1.000 establecimientos cerrados en el País Vasco.

El sector considera insuficientes las medidas que aprobó el miércoles el Gobierno de Urkullu, que anunció que el presupuesto destinado a las ayudas extraordinarias al comercio y al turismo se duplicará y pasará de los actuales 15 millones de euros a 30 millones. El objetivo es porder atender a las 10.000 solicitudes presentadas por dueños de negocios afectados por la pandemia.

La tensión crece entre los hosteleros, y ya se han anunciado manifestaciones de protesta para este sábado en las tres capitales vascas. Ante las movilizaciones, el consejero de Turismo, Comercio y Consumo, Javier Hurtado, expresó su «máximo respeto» al derecho de manifestación «siempre que se cumpla la normativa vigente». «Somos conscientes de lo que están sufriendo estos sectores, pero la situación es a nivel mundial» señaló.

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta