Economía

Meliá mantiene 157 hoteles abiertos y su posición de liquidez asciende a 442 millones en plena pandemia del coronavirus

Meliá mantiene 157 hoteles abiertos y su posición de liquidez asciende a 442 millones en plena pandemia del coronavirus

La cadena hotelera Meliá Hotels International ha cerrado el tercer trimestre de este 2020 con 157 de sus establecimientos abiertos pese al duro impacto de la pandemia de covid-19 y el desplome del turismo como consecuencia de ella. Además, la compañía mantiene una sólida posición de liquidez, que asciende hasta los 442,5 millones de euros y que le permitirá afrontar la incertidumbre existente en el mercado de cara a los próximos meses.

Además, Meliá mejoró su resultado financiero neto en el tercer trimestre un 71,7% respecto al mismo periodo de 2019. Con el 51,5% de sus habitaciones disponibles respecto al tercer trimestre de 2019, la compañía obtuvo 111,1 millones de euros de ingresos entre julio y septiembre, mejorando el resultado del trimestre anterior.

Por otro lado, el 100% de los hoteles abiertos durante la pandemia superó el punto de break-open, es decir, aquel en que el hotel abierto contribuye más que cerrado. Además, los gastos se redujeron un 60,6% en el tercer trimestre, atenuando el impacto de la reducción de ingresos. En cuanto a sostenibilidad, Meliá se posiciona como la Compañía Hotelera con una gestión más sostenible y la sétima a nivel global de todos los sectores analizados, según el World’s Most Sustainably Managed Companies elaborado por el Wall Street Journal en octubre de 2020

Gabriel Escarrer, Vicepresidente Ejecutivo y Consejero Delegado: “los primeros nueve meses de 2020 confirman el terrible impacto de la pandemia COVID-19 sobre la industria turística, y ponen de manifiesto lo acertado de nuestra respuesta frente a la crisis, con el doble foco de activar las palancas de resiliencia del Grupo, y de mejorar nuestra competitividad y eficiencia».

Ocupación hotelera

Incluyendo los hoteles en gestión, la ocupación baja al 38,8% (27,5 puntos porcentuales menos), con ingresos por habitación disponible de 39,3 euros (-44,7%) y un precio medio de 101,2 euros (-5,7%). En el tercer trimestre, las pérdidas consolidadas fueron de 114,5 millones de euros (frente a beneficios de 62,2 millones de euros) y el Ebitda fue negativo en 27,6 millones. Los ingresos se redujeron un 78,6%, hasta los 111,1 millones de euros, con una reducción de los gastos del 60,6%, hasta los 138 millones de euros.

La compañía señala que los retos del cuarto trimestre vienen marcados por las potenciales restricciones que están implementando los gobiernos ante los rebrotes de coronavirus, por lo que apostará por una estrategia «con alta flexibilidad». Señala que, en estos momentos, solo el negocio en China está alcanzando un nivel de actividad similar al anterior a la crisis.

Espera que la recuperación se produzca antes en el segmento vacacional y los hoteles de ocio que en los urbanos. Por todo ello, la compañía está enfocada en acelerar la recuperación, trabajando para contener gastos y con un nuevo modelo operativo que garantice la eficiencia a través de la adaptación de la operación al entorno cambiante.

okdiario.com

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta