Economía

«No es oro todo lo que reluce con los descuentos del Black Friday»


Actualizado:

Guardar

La jornada central del Black Friday se celebrará el próximo viernes 27 de noviembre en una edición marcada por el auge del comercio electrónico en nuestro país y por las restricciones derivadas de la pandemia del coronavirus. Ante la sospecha de que se producen variaciones en los precios, desde la asociación de consumidores OCU confirman que «no es oro todo lo que reluce en el Black Friday». Tras analizar año tras año un total de 28.000 precios en 85 tiendas online durante los 30 días previos, desde la OCU concluyen que un 35% de los artículos subieron sus precios antes de aplicar la rebaja final. «La experiencia nos indica que, a pesar de que existen descuentos concretos y chollos punutales, no podemos hablar de unas grandes rebajas generalizadas».

Desde la aplicación de comparación de precios Crawlo confirman las conclusiones de la OCU y aunque aseguran que se pueden encontrar ofertas «realmente buenas», también afirman haber detectado incrementos «en el índice de precios que monitoriza más de un millón de productos» durante el año pasado. Los expertos de otras «app», como Idealo, señalan que posible conseguir «gangas», pero puntualizan que durante el Black Friday no todo es barato. Por ello, aconsejan a los consumidores que vigilen no solo el porcentaje de descuento, sino que dediquen tiempo a calcular en cuántos euros se traduce esa rebaja. Por ello, desde Idealo aconsejan comprar precios días antes en base a una lista de productos que se quieren comprar. Si no, siempre queda la opción de comparar en su histórico de precios

Cumplir la ley

A la hora de evitar engaños, los consumidores también deben recordar que los comercios están obligados a mostrar el precio anterior. La ley 7/96, de 15 de enero, de regulación de comercio minorista, señala que «siempre que se oferten artículos con reducción de precio, deberá figurar con claridad, en cada uno de ellos, el precio anterior junto con el precio reducido» y «se entenderá por precio anterior, el menor que hubiese sido aplicado sobre productos idénticos en los treinta días precedentes».

Por otro lado, aunque muchos ciudadanos lo desconocen, los compradores pueden exigir el cumplimiento de la promoción si así se ha anunciado con anterior ya que la publicidad emitida por una empresa es vinculante para la tienda. Para poder reclamar, los consumidores deben guardar el folleto con la oferta o archivar o hacer pantallazo a las promociones anunciadas.

Asimismo, la normativa vigente garantiza el derecho de desistimiento por el que la compras a distancia o a través de la web tienen que ser devueltas si así lo exige el comprador en un plazo máximo de 14 días naturales desde que recibe el producto. El comercio está obligado, por tanto, a reembolsar la cantidad abonada en ese mismo periodo de tiempo.

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta