Economía

Iberdrola invertirá 75.000 millones hasta 2025 y repartirá 19.000 millones a sus accionistas

Iberdrola invertirá 75.000 millones hasta 2025 y repartirá 19.000 millones a sus accionistas

Madrid
Actualizado:

Guardar

Iberdrola invertirá 75.000 millones de euros en el periodo 2020-2025, fecha esta última en la que espera que su beneficio neto se sitúe en el entorno de los 5.000 millones de euros, lo que implica un crecimiento anualizado del 6-7%, ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La eléctrica, que celebra este jueves su Capital Markets Day, ha dado a conocer su plan de inversión hasta 2025, en el que más de la mitad (un 51%) de las inversiones orgánicas, que ascienden en total a 68.000 millones, serán para renovables, lo que supone unos 34.680 millones de euros, mientras que un 40% de las mismas serán para redes (unos 27.200 millones).

Iberdrola prevé que el resultado bruto de explotación (ebitda) alcance los 15.000 millones de euros en 2025 -5.000 millones más que en 2019-, con un crecimiento medio anual acumulado del 7%, así como que, en medio de este crecimiento de las inversiones, el dividendo, que con cargo a 2019 fue de 0,40 euros brutos, aumente en línea con los resultados y que sea como mínimo en 2025 de entre 0,40 y 0,44 euros por acción.

La compañía estima unos fondos de 94.000 millones de euros para financiar el ‘megaplan’ inversor por 75.000 millones de euros lanzado por la compañía para los próximos seis años y para una política de dividendos creciente y sostenible por importe de 19.000 millones de euros.

En concreto, los dividendos representarán el 20% de estos recursos de 94.000 millones de euros, mientras que las inversiones supondrán el 80% restante.

Las inversiones del grupo eléctrico se aceleran para 2025 y crecen un 48% con respecto a las previstas para el periodo 2020-2022, que son de 36.000 millones de euros.

La media anual de inversión será de 10.000 millones de euros al año entre 2020 y 2022, y de 13.000 millones en el periodo 2023-2025.

Por países, un 83% de las inversiones se concentra en países con rating crediticio A (a partir de notable), y Estados Unidos y Reino Unido acaparan 34.000 millones de euros, el 50% del total.

La inversión en otras áreas internacionales alcanza más de 11.000 millones de euros, mientras que en España aumenta un 60%, hasta casi 14.300 millones de euros (un 21% del total del grupo), de los que 7.000 millones serán para renovables y más de 4.500 millones para redes.

Iberdrola prevé duplicar su capacidad renovable, que alcanzará los 60 gigavatios (GW) en 2025, frente a los 32 GW que tenía instalados en 2019.

De estos 60 GW, 26 GW serán de eólica terreste, 4 GW de eólica marina, 16 GW de solar y 14 GW de hidroeléctrica, tanto tradicional como de almacenamiento.

Iberdrola cuenta con una cartera de renovables de 70,5 GW distribuidos por sus áreas geográficas tradicionales -reforzadas este año con nuevos mercados, como Australia, Japón y Suecia-.

De esa cartera, 30,7 GW son fotovoltaicos; 20,2 GW, eólicos marinos y 16,3 GW, eólicos terrestres, y actualmente el grupo avanza en la construcción de 7 GW y tendría hasta 11 GW en ejecución en 2025.

En cuanto a las redes, las inversiones superarán los 27.000 millones de euros y la base de activos regulados alcanzará un valor de 47.000 millones de euros en 2025, multiplicándose por 1,5 veces frente a 2019.

Por lo que se refiere al hidrógeno verde, la eléctrica prevé la instalación de 600 megavatios (MW) operativos en 2025, que serán 800 MW en 2027 junto a Fertiberia, y tiene previsto complementar los primeros proyectos en España con iniciativas en otros países.

El grupo Iberdrola dedicará un 9% de la inversión al área de clientes y prevé tener 60 millones de clientes en todo el mundo en 2025.

En cuanto a desinversiones, Iberdrola, que ha completado desinversiones por valor de 4.600 millones de euros a 2020, por encima de los 3.500 millones previstos a 2022, prevé en su plan nuevas desinversiones por importe de 3.000 millones de euros entre 2021 y 2025.

Asimismo, Iberdrola ha señalado que sus inversiones y compras de bienes y servicios a sus más de 22.000 proveedores contribuirán al sostenimiento de alrededor de 500.000 puestos de trabajo en 2025 en el mundo y prevé cerca de 20.000 nuevas contrataciones en el grupo durante el periodo del plan.

La compañía, que sólo en 2019 contribuyó a la fiscalidad de los países donde opera con 8.200 millones de euros, espera que su esfuerzo fiscal aumente en 2025 hasta 12.000 millones de euros, siendo la media anual del periodo 2020-2025 de 10.300 millones de euros.

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta