EconomíaNoticias

El escenario favorable para una posible reelección de Trump devuelve la fortaleza al dólar

El escenario favorable para una posible reelección de Trump devuelve la fortaleza al dólar

A pesar del incremento del número de casos y el anuncio de medidas de cierre extendidas en varios países europeos, el euro ha mostrado una aguda sensibilidad a la evolución de las elecciones de los EE.UU. a medida que se van conociendo los resultados preliminares. Así, el euro sucumbió a la remontada del dólar tras la potencial victoria sorpresiva de Donald Trump, aunque las pérdidas de la divisa se encuentran entre las menos pronunciadas dentro de la caja de conversión del G10. Sin embargo, dadas las crecientes perspectivas de una elección impugnada, los riesgos para la moneda única son notablemente más altos en un entorno de marcada volatilidad en el mercado. Con las elecciones estadounidenses dominando la escena esta mañana, la publicación de los índices de compras de gerentes mejores de lo esperado para octubre fue prácticamente ignorada. Los PMI globales de la Eurozona se mantuvieron sin cambios destacables en relación a las lecturas preliminares, mientras que los índices alemán y francés subieron ligeramente.

El billete verde se embarca a una remontada junto a las perspectivas de que Donald Trump desafíe por segunda ocasión los pronósticos de las encuestas. De una ventaja de 8-10 puntos porcentuales para Biden augurada por los sondeos, Trump ha acortado la desventaja hacia un posible segundo mandato presidencial. Al escribir este reporte, Biden solo lleva una ventaja de 238 votos electorales frente a 213 del rival, de los 270 necesarios para ganar las elecciones, cuando apenas queda un 15-19% de los votos totales por contabilizar según estimaciones de Bloomberg. Entre los estados decisivos que aún quedan por reportar se encuentran Wisconsin, Michigan y Pensilvania, donde de momento Trump lidera en el conteo preliminar. Una victoria de Biden en al menos dos de ellos podría acercar al candidato azul a la presidencia, pero el conteo de votos en estas localidades podría tomar días dada la alta afluencia de votantes por vía postal.

Este retraso en el conteo de los votos supone un riesgo adicional para el resultado de las elecciones y la operativa del mercado, con altas probabilidades de que Donald Trump intente invalidar el conteo de votos tardíos por vía judicial. Los mercados ya se han llevado una gran sorpresa, teniendo que corregir posiciones en relación a la esperada “ola azul”, que ya parece diluirse. Los Republicanos lideran la carrera del Senado, con 47 escaños frente a 45 de los Demócratas, quienes no solo se alejan de la mayoría simple de 51 puestos para teñir el Senado de azul, sino que ya no tendrán una mayoría decisiva para encauzar la propuesta de estímulo fiscal presentada antes de las elecciones. La caída de los rendimientos de los bonos del Tesoro refleja esta corrección del mercado hacia expectativas de un crecimiento menos inflacionario de lo que había sido anticipado bajo una supuesta victoria demócrata. Con el resultado final de las elecciones aún por definir y amplios riesgos aún en el tintero, el agresivo movimiento de las divisas hasta el momento podría ser solo el inicio de un episodio notablemente volátil durante el curso de los próximos días.

La libra esterlina se encuentra entre las divisas del G10 de peor desempeño frente al dólar estadounidense durante las últimas 24 horas, mostrando una inusual sensibilidad a los eventos políticos en los EE.UU. Los titulares del Brexit de ayer, a pesar de ser negativos en balance, hicieron poco para mover la aguja de la libra, con el mercado mostrando una mayor reacción a los resultados parciales de los comicios electorales. Los informes de la Unión Europea indicaron que las negociaciones comerciales con el Reino Unido todavía están estancadas en lo que respecta a las zonas de pesca y la igualdad de condiciones, mientras que se han reportado avances en el tema de las ayudas estatales.

Dado que los titulares del Brexit aún son probables en los próximos días, la volatilidad de la libra esterlina podría superar a la de otras monedas en el G10. En el intermedio, es probable que las noticias electorales en los EE.UU. continúen dominando la acción del precio de las divisas avanzadas. Una consecuencia de las negociaciones del Brexit tras múltiples episodios de volatilidad, es que la libra esterlina es ahora más sensible a las perspectivas de crecimiento global, llevando a la divisa a experimentar movimientos más erráticos que otros pares como el euro o el yen japonés ante eventos de amplia magnitud internacional como las elecciones en los EE.UU.

El peso mexicano se ubica en mínimos de casi un mes tras el giro en las expectativas de una victoria demócrata de la Casa Blanca, siendo la moneda emergente más golpeada frente al dólar en las últimas horas. Una posible reelección de Trump, que los sondeos ya ven venir, podría ser el factor más desestabilizador para los mercados mexicanos, especialmente a partir de las previsiones pre-electorales, que señalaban una sólida ventaja para Biden.

Asumiendo que la corrección del peso en las horas iniciales del día solo señala un ajuste con respecto al posicionamiento previo, las perspectivas de un proceso electoral turbulento durante las próximas jornadas auguran una actividad aún más frenética para la divisa azteca. Al riesgo de una victoria electoral de Trump, se suma la creciente incertidumbre de unas posibles elecciones impugnadas a través de la vía judicial y/o la demora en los resultados finales de las elecciones. En cualquier caso, las esperanzas de una “barrida azul” en el Congreso ya se han difuminado con el avance de los Republicanos en el Senado, limitando las expectativas de un programa de estímulo fiscal con amplios efectos de derrame para la economía mexicana.

www.elmundofinanciero.com

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta