Noticias

Podemos exige que Málaga condene los disturbios «de la ultraderecha» ¡con dos radicales de izquierdas detenidos!

El grupo Adelante Málaga, en el que se encuentran Podemos e IU, exige que el Pleno del Ayuntamiento de Málaga haga una declaración institucional condenando los actos violentos de la «ultraderecha», pese a que hubo dos detenciones de grupos de extrema izquierda.

La Policía Local de Málaga detuvo a dos personas tras cometer una serie de actos vandálicos: se trata de dos personas de grupos de extrema izquierda, tal y como se puede deducir por mucha de la simbología que portaban en su indumentaria, además de diferentes banderas comunistas y anarquistas.

«protagonizados por grupos de ultraderecha en la barriada de Huelin para protestar por las restricciones de movilidad nocturnas decretados por el Gobierno de España como mecanismo para combatir los efectos de la pandemia del COVID-19».

El portavoz de la confluencia de IU y Podemos, Eduardo Zorrilla, ha calificado como «intolerables los altercados protagonizados por un grupúsculo de integrantes de grupos de ultraderecha, tal y como apuntan los informes policiales, una minoría que han fracturado de forma violenta la convivencia y el cumplimiento responsable de las normas de prevención ante el virus de la inmensa mayoría de la población malagueña».

Zorrilla considera que «es preciso ser enérgicos con estas conductas violentas, insolidarias y antisociales para aislarlas y erradicarlas, por ello consideramos necesario un posicionamiento institucional del Pleno condenando los episodios de violencia vividos durante el pasado fin de semana».

«Estos hechos encuentran su caldo de cultivo en los discursos de los partidos de la ultraderecha y aquellos sectores que les apoyan o no los combaten, sembrando crispación y tensión social que luego desemboca en violencia», ha agregado en un comunicado.

Por su parte, la viceportavoz de la confluencia, Paqui Macías, ha incidido en que «Málaga es una ciudad abierta y tolerante, que no puede verse identificada por la violencia despreciable de un grupo de ultraderecha».

«El Ayuntamiento tiene que dar un paso al frente y con determinación condenar estos hechos, censurarlos con rotundidad para que no vuelvan a repetirse y, en relación con la proyección al exterior de nuestra imagen de ciudad, transmitir con claridad al resto de España y Europa que somos una ciudad pacífica, segura y responsable en relación con las medidas para frenar los contagios», ha concluido.

Detenciones

Este domingo no hubo disturbios en Málaga. Pero no fue por suerte, sino gracias a la intervención de la Policía Local de la ciudad, que detuvo a dos personas tras cometer una serie de actos vandálicos: se trata de dos personas de grupos de extrema izquierda, tal y como se puede deducir por mucha de la simbología que portaban en su indumentaria, además de diferentes banderas comunistas y anarquistas.

Los dos detenidos, tal y como ha avanzado El Mundo y ha podido corroborar OKDIARIO por fuentes policiales, quemaron contenedores en la plaza de La Marina de Málaga y fueron detenidos en un parque infantil de próximo a la zona. Los dos delincuentes portaban una bandera comunista, un pasamontañas, botas con la hoz y el martillo comunistas con las siglas de la Unión Soviética (CCCP) y con un símbolo anarquista.

Violencia el sábado

Cerca de cien jóvenes provocaron graves altercados y disturbios en el barrio de Huelin, en Málaga, donde se había convocado una protesta a las 22:30 pero, entrado el toque de queda -a las 23:00 en Andalucía-, el movimiento desató la violencia e incluso se produjeron enfrentamientos con la Policía, a quienes lanzaron todo tipo de objetos. Por otro lado, también se produjeron altercados en Granada, en la zona de la calle Pedro Antonio de Alarcón, lugar al que tuvieron que acudir los bomberos para sofocar los incendios provocados por quienes protestaban contra el toque de queda

Mientras que en Granada no pasó de la quema de contenedores y algunos destrozos, en Málaga la situación fue a más el sábado y, sobre las 00:00 de la noche, todavía había enfrentamientos entre cerca de un centenar de jóvenes y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Tras el fallido intento de paralizar el movimiento de la Policía, en los disturbios de Málaga tuvieron que intervenir la unidad de antidisturbios, que terminó la operación con varias detenciones. Según fuentes policiales, varios de los jóvenes pertenecían a conocidos grupos ultras vinculados al mundo del fútbol.

okdiario.com

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta