EconomíaNoticiasPolítica

Desplome de las bolsas justificado por nuevos confinamientos

Las bolsas globales retrocedían más de un 5% en la semana. La fuerte corrección era generalizada, sin diferencias geográficas ni sectoriales destacables en renta variable. El mercado de crédito resistía mejor de lo que cabría esperar dado el desplome bursátil y, ni el oro, ni los bonos, mostraban síntomas de pánico generalizado, siendo el dólar el activo refugio que mejor ha funcionado. Por todo lo anterior, pensamos que la fuerte corrección refleja nada más (y nada menos), que un clima de incertidumbre electoral y económico al que se suman los nuevos cierres, acentuado por el mal de altura consecuencia de las fuertes subidas de las semanas anteriores.

Por todo lo anterior, pensamos que la fuerte corrección refleja nada más (y nada menos), que un clima de incertidumbre electoral y económico al que se suman los nuevos cierres, acentuado por el mal de altura consecuencia de las fuertes subidas de las semanas anteriores.

Llueve sobre mojado, pero pensamos que la corrección actual devuelve las valoraciones y expectativas a un lugar en el que, una vez se despejen las dudas electorales en EE.UU. las bolsas volverán a tener recorrido alcista.

Análisis en cuatro claves

Escenario negativo, pero dentro del guión posible

Si bien no podemos darlas por finalizadas, las recientes caídas bursátiles cabían dentro del escenario de normalidad que venimos describiendo, con “nubes de cercanía” en forma de elecciones en EE.UU, virus, paquete fiscal y Brexit, que nos dejaban en un mercado de rango hasta al menos despejarse alguna de ellas. El fuerte repunte de la volatilidad de la semana pasada, no es comparable a lo ocurrido en los meses de marzo y abril, cuando alcanzó niveles de 80, sino que encaja con el patrón de las corrección bursátiles de los meses de junio y septiembre, donde el VIX se detuvo en niveles de 40 y las bolsas corrigieron entre un 8% y un 10%, igual que ha ocurrido desde mediados de octubre. Nos mantenemos en el rango y la parte baja es una oportunidad de compra mientras no cambie el escenario.

Elecciones EE.UU.

Con la contienda por el control del Congreso y un gran incremento del voto por correo, es probable que los resultados de la noche electoral sean inusualmente volátiles. Si las encuestas son precisas y los demócratas recuperan la Presidencia y el Senado, se generarían esperanzas de un mayor estímulo fiscal. Una victoria más ajustada para Joe Biden con los republicanos en el Senado es quizás el peor resultado por la posibilidad de ser impugnado y reducir las esperanzas de nuevos estímulos. Una victoria de Trump probablemente significaría una continuación del estancamiento visto en los últimos meses.

BCE: preparados para DIC.

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) dejó todos los parámetros de política monetaria sin cambios en su reunión de la semana pasada, como se esperaba. Sin embargo, señaló que ha iniciado un proceso de recalibración de todos los instrumentos utilizados por la Autoridad Monetaria, con el fin de adaptarlos a las exigencias de la situación actual, debido al resurgimiento del virus y las nuevas restricciones de actividad en Europa. Hasta la fecha, ha utilizado un 45% de los 1,35 Bn del PEPP y la capacidad del BCE de actuación del BCE bajo las reglas del juego actuales, sigue siendo muy elevada, pudiendo promediar compras mensuales de algo más de 100.000 Mn € hasta junio del año que viene.

Resultados 3T 2020

En plena vorágine de la segunda ola de contagios, las elecciones de EE.UU. Y demás factores de incertidumbre ya mencionados, el foco no está ni mucho menos en los buenos resultados empresariales que se están publicando en el 3T 2020, pero pensamos que son estos los que moverán los mercados en los próximos trimestres. En EE.UU. Ya con 319 cías del S&P 500 habiendo publico, 279 han sorprendido positivamente en términos de beneficios (87%) mientras que sólo 33 (10%) han publicado sorpresas negativas.

Otro cierre, otra caída de PIB

Francia y Alemania, en un esfuerzo de mantener el virus bajo control, han impuesto cierres nacionales durante la semana pasada.

El golpe a la economía europea será menor al del 2T, igual que los cierres son menos restrictivos, pero ambos factores podrían extenderse en el tiempo. Sin duda alguna, éstas no son buenas noticias ni para la economía ni para los mercados, pero es relevante señalar que un peor desempeñoeconómico será el catalizador para mayores estímulos (BCE prepara medidas para diciembre) y que la situación global no es igual a la europea. Por último, las vacunas siguen avanzando y no terminarán con el problema de un día para otro, pero ponen un suelo al posible daño.

www.elmundofinanciero.com

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta