Economía

Convirtamos las oportunidades en éxitos

Madrid
Actualizado:

Guardar

La Unión Europea ha puesto en marcha el mayor y más ambicioso plan de su historia con el objetivo de forzar la recuperación de la economía del continente, tras la grave crisis provocada por la pandemia de la Covid-19. El Plan de Recuperación europeo supone una enorme oportunidad para sacar a la economía de la crisis que vive en estos momentos, pero también para hacerla avanzar hacia un futuro distinto y, esperemos, que mejor. Porque, hay que recordar que el acuerdo político que sustenta el fondo Next Generation EU, con una dotación de 750.000 millones de euros -140.000 de ellos asignados a España-, busca tanto la recuperación como la renovación de nuestra economía, exigiendo, además, que la orientación de la actividad económica y la transformación de los procesos productivos esté presidida por la transición ecológica y digital.

No hay duda de que esa importante decisión europea va a ser el marco de referencia de la política económica y presupuestaria de los 27 estados miembro durante los próximos años. También -y nos atrevemos a decir que, sobre todo- en España, porque la necesidad de recuperación de nuestro país es superior a la de nuestros vecinos y el avance en la transformación de nuestra economía, inaplazable.

En estos momentos, el Gobierno de España trabaja en la presentación de un proyecto de recuperación nacional para alcanzar el objetivo común marcado por el continente. No es una tarea sencilla, por supuesto, pero además esta labor gubernamental es muy diferente a la que han enfrentado otras administraciones. Lo normal hasta la fecha era que los gobiernos tuvieran muchas ideas y muy pocos recursos. Esta vez, en cambio, el Ejecutivo de Pedro Sánchez tiene a su disposición enormes cantidades de dinero y fuentes de financiación y tiene que ser capaz de presentar las mejores iniciativas para el futuro de nuestro país. Y esas ideas están ahí, en las empresas, en las asociaciones sectoriales, en los emprendedores y, en general, en la sociedad española. Se trata ahora de conseguir gastar con éxito e invertir con cabeza. Porque tan decepcionante sería no conseguir trasladar las ayudas a la economía real por la falta de concreción y diligencia del Gobierno, como dejar sin subvenciones aquellas iniciativas con capacidad transformadora que están ahí, pero que pueden acabar siendo invisibles para los ojos del Ejecutivo.

«Lo normal hasta la fecha era que los gobiernos tuvieran muchas ideas y muy pocos recursos»

Estamos en el momento clave. Tenemos que acertar y, para ello, todos tenemos que poner de nuestra parte para conseguir que las ayudas europeas pasen de la lógica de las oportunidades al terreno de los éxitos. Y acertar significa tener las ideas claras. Esta vez, no se trata de limitarnos a ayudar a quien necesita salvar su presente, sino de apostar por aquellas iniciativas que nos permitan ganar el futuro. No es el momento de limitarnos a desempolvar los viejos proyectos de siempre, sino de apostar por programas que nos ayuden a modificar los esquemas clásicos de funcionamiento de la economía española. Y no se trata de hacer una enmienda a la totalidad de todo lo que hemos hecho, sino de seguir haciendo lo que mejor sabemos hacer, pero con la impronta de un país moderno, eficaz y a la altura de las ambiciones de las mejores democracias del mundo.

Insistimos en que es el momento de que todos pongamos de nuestra parte. Por eso, tenemos que poner a disposición de todos aquellos que tienen ideas para mejorar nuestro país nuestra experiencia en trasladar a los Gobiernos esas capacidades transformadoras tan necesarias en este momento y nuestra habilidad para alcanzar ese punto en el que se unen la iniciativa privada, la fortaleza de lo público y el beneficio de la sociedad. Ese punto que se llama interés general. Ese espacio existe y podemos encontrarlo juntos.

Joan Navarro y José Luis Ayllón pertenecen a la Unidad de Proyectos Next Generation EU en LLYC

Joan NavarroJoan Navarro

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta