Economía

Las cuentas del año que viene se basan en 7.000 millones más de impuestos

Las cuentas del año que viene se basan en 7.000 millones más de impuestos

El PSOE trata de explicar el aumento de los ingresos públicos por la supuesta mejora de la economía y la actividad y, en menor medida, por las medidas fiscales que se aplicarán a partir del próximo ejercicio. El Gobierno prevé un impacto del conjunto de medidas fiscales y de la nueva Ley de lucha contra el fraude de 6.487 millones en 2021 y de 2.323 millones en 2022 en criterio de caja, gracias a nuevos impuestos ‘verdes’, a los envases de plástico, un IVA del 21% a bebidas azucaradas y las tasa ‘Google’ y ‘Tobin’, lo que permitirá incrementar los ingresos en 33.447 millones el próximo año.

Así se desprende del Plan Presupuestario de 2021 remitido por el Ejecutivo a Bruselas, en el que, no obstante, contempla que la ratio de ingresos sobre PIB se sitúe en 2021 en el 40,3%, frente al 41,7% de 2020, debido al mayor aumento del PIB el próximo año, ya que los ingresos en términos absolutos en 2021 se incrementarán en 33.447 millones de euros respecto a 2020. No se lo cree nadie.

Entre los cambios impositivos que proyecta en los Presupuestos el Gobierno y que verán la luz en 2021, figura el impulso de la fiscalidad medioambiental, en línea con las recomendaciones de la Comisión Europea, como la creación del Impuesto sobre envases de plástico de un solo uso, que ya ha superado el trámite de información pública.

Por el lado de los gastos, el Plan Presupuestario se sustenta en un límite de gasto no financiero, conocido como ‘techo de gasto’, de 196.097 millones de euros, un 53,7% superior al aprobado en febrero y que incluye transferencias extraordinarias a las CCAA (13.486 millones) y Seguridad Social (18.396 millones) y parte de los fondos europeos (27.436 millones).

En detalle, contempla que la ratio de gasto sobre PIB pase del 53% en 2020 al 48% en 2021, aunque en términos absolutos supone 2.419 millones más. Según el Gobierno, este comportamiento es compatible con un fortalecimiento del Estado del Bienestar y con medidas de protección social. De hecho, el Plan Presupuestario pretende mantener el compromiso del Gobierno con los pensionistas, revalorizando su pensión en 2021 según la inflación prevista (0,9%). Son muchos votos claro.

Asimismo, también recoge el aumento gradual del permiso de paternidad que se eleva de 12 a 16 semanas, lo que permite la equiparación con los permisos de maternidad. Igualmente, recoge el impacto del Ingreso Mínimo Vital (IMV) que se consolidará en 2021. Un gasto desmesurado y suicida en todas las partidas con tal de perpetuarse en el poder vamos.

www.esdiario.com

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta