Deportes

La Real insiste en que tiene el permiso del Gobierno Vasco para abrir Anoeta en Europa

La Real insiste en que tiene el permiso del Gobierno Vasco para abrir Anoeta en Europa

La Real Sociedad no pretende echar ningún pulso a nadie. Su iniciativa de poder abrir Anoeta para los partidos de la Europa League, con uña aforo limitado a 1.000 socios, entra dentro de la normativa vigente en el Gobierno Vasco para los espectáculos deportivos en el contexto complicado actual que vivimos por la pandemia global del coronavirus. Una norma que en el País Vasco se está aplicando en los partidos de competición europea desde hace ya semanas, con el Bidasoa Irun en la EHF European League del balonmano metiendo 600 aficionados en el Polideportivo Artaleku y con el Baskonia metiendo 1.000 seguidores en el Buesa Arena en la Euroliga.

En este caso, no tiene competencias el CSD, y por extensión el Gobierno Central, sino que es el Gobierno Vasco quien asume el control, siempre de común acuerdo con la competición europea en concreto. Y con el fútbol pasa lo mismo, por eso no se entiende el anuncio de Salvador Illa, el Ministro de Sanidad, señalando que no van a dejar entrar público en los campos, haciendo alusión también a las competiciones europeas. No tienen competencias, por mucho que se empeñe el CSD. La Real Sociedad cuenta con la aprobación del Gobierno Vasco y tiene su permiso, dentro del marco de la aplicación del Plan Bizi Berri 2 que puso en marcha el ejecutivo vasco para la vuelta de la afición a los campos de juego, siguiendo los escenarios en los que se encontrara la enfermedad. El CSD solo tiene competencia en los partidos de Liga, y ahí la Real ni se ha planteado la vuelta del público a Anoeta.

Jokin Aperribay, el presidente de la Real, trata de aclarar la postura de su club en este asunto. “No vamos a entrar en temas competenciales. Si nos dicen que no se puede entrar, pues no se entrará. Nosotros hablamos con las autoridades y nos dijeron lo que podamos hacer. No es una iniciativa nuestra. Hemos aplicado el Plan Bizi Berri 2 del Gobierno Vasco y dependerá del nivel de contagio en el futuro y hablo de la competición de UEFA, porque para las competiciones de liga lo que dice la norma es que debemos estar a lo que nos diga la secretaria de estado del deporte. Lo que vamos a cumplir es siempre lo que nos digan las autoridades. No estamos mirando esto desde ser pioneros, sino desde aplicar con responsabilidad lo que nos dicen las autoridades sanitarias y en este caso el plan de lehendakaritza del gobierno vasco. Y el decreto del 19 de agosto del 2020 en Euskadi es lo que permite meter público en el campo”, sentencia.

La Real cree que está actuando en todo momento acatando la normativa de su comunidad y con responsabilidad. Cree que puede poner en marcha su plan y presentar el próximo martes las bases del sorteo entre sus socios para las 1.000 entradas para disfrutar del partido contra el Nápoles en Anoeta el 29 de octubre. Ahora bien, lo que tampoco va a hacer es forma la situación, ni tensar la cuerda. Si las autoridades sanitarias le piden que se marcha atrás, el club donostiarra tiene claro que pondrá freno a su iniciativa, porque aunque cree que actúa con razón, tampoco quiere entrar en debates competenciales. Siempre ha tenido claro que lo primero es la Salud, y dentro de esa premisa está intentando que su afición vuelva al campo lo antes posible. De ser así, sería el primer club profesional en hacerlo en nuestro país. Pero ahora no está del todo claro que vaya a poder hacerlo. Las presiones que está soportando para echarse para atrás son bastante fuertes.

as.com

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta