NoticiasPolítica

La «política del barro» se hace con la Asamblea de Madrid

La "política del barro" se hace con la Asamblea de Madrid

En plena sesión plenaria de la Asamblea de Madrid, entre preguntas y peticiones sobre la actual situación de pandemia de la Comunidad de Madrid, que se encuentra en un estado de alarma desde hace seis días, la política madrileña -y nacional- se ha centrado hoy en un gesto. Las interlocuciones entre unos y otros grupos políticos se han transformado en esta ocasión en una algarabía de acusaciones y llamadas al orden, al mismo tiempo que en los pasillos de la Cámara regional únicamente se comentaba, en la mayor parte de ocasiones con algún que otro suspiro, la situación creada.

Como viene siendo habitual desde hace un tiempo, han sido las redes sociales la herramienta que ha dinamitado una polémica que, con el paso del día, ha ido alimentándose por unos y otros hasta llegar a acaparar toda la atención de la jornada política. Incluso durante el tiempo de comparecencia del vicepresidente regional, Ignacio Aguado, quien ha catalogado el espectáculo de “lamentable”, la bronca en el Hemiciclo ha sido protagonista.

Todo ha comenzado pasadas escasas dos horas del Pleno de la Asamblea, cuando la líder y diputada Mónica García, de Más Madrid, se ha dirigido al consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, como un «talibán» que valora más el manual de la Fundación FAES que «la vida de los madrileños», y ha insinuado que igual está reservando fondos «en una casilla del Excel para la ‘caja B’ del Partido Popular».

Al tomar la palabra, el consejero la ha instado a que si tanto ha hablado de «chanchullos», si tiene conocimiento de ellos, acuda a los tribunales «con papeles en la mano». En este punto, desde la bancada popular y en torno a los diputados de Más Madrid han comenzado a escucharse comentarios en voz alta que han llevado a que el presidente de la Cámara, Juan Trinidad, haya llamado al orden y haya espetado a varios diputados -del PP y de Más Madrid- que no señalasen con el dedo”.

A través de las cámaras de televisión se ha podido ver cómo la portavoz de Más Madrid hacía un gesto hacia el consejero Lasquetty que miembros del Partido Popular han interpretado como un gesto de “amenaza” hacia el de Hacienda. En un momento concreto de las imágenes puede verse a García levantando la mano y simulando la acción de robar, para posteriormente señalar, con el dedo pulgar levantado, al consejero. Este último movimiento de García ha sido interpretado por algunos como si simulara apuntar con una pistola a Lasquetty.

A pesar de que el Pleno ha continuado aparentemente en un tono normal, las redes sociales han comenzado a registrar comentarios al respecto, lo que ha llevado a que la misma Mónica García haya dado explicaciones al respecto a través de su cuenta oficial de Twitter: “Estaba señalando a un partido condenado por el Tribunal Supremo», ha indicado en su tweet, en el que ha añadido que “estaba imitando el gesto que le hacía el portavoz del PP”, apuntillando que sufre “artrosis” en su dedo pulgar.

«No verás a Ayuso amenazar a un diputado como ha hecho tu diputada estrella en la Asamblea Madrid. Difama, agrede verbalmente y ahora amenaza con gestos más propios de algunos compañeros vuestros de viaje que de la dignidad de un diputado», ha escrito el portavoz ‘popular’ en su cuenta de Twitter, dirigiéndose al portavoz nacional de Más Madrid, Iñigo Errejón.

Asimismo, Serrano, que la ha llamado «Señora Difamadora», ha reconocido que él ha señalado, algo que ella, según ha expuesto, «cuando quiere también sabe hacer». «No busque excusas para justificar un gesto amenazante miserable. Ha cruzado todas las líneas en su indecente agresividad verbal. Usted no representa a los madrileños», ha lanzado.

Sin embargo, lejos de quedar ahí, los hechos se han trasladado al Congreso de los Diputados, donde la portavoz del PP, Cuca Gamarra, ha denunciado allí «el radicalismo» que sufren los ‘populares’ y la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, al llevar la izquierda «25 años sin gobernar en esta región». «Para radicalismo el que sufre este partido y la presidenta de Madrid. ¿Qué le parece a usted que una diputada de Más Madrid señalase y simule un disparo dentro de la Asamblea de Madrid dirigiéndose a la presidenta de Madrid y a la bancada?», ha preguntado Gamarra al PSOE.

Por su parte, Errejón ha pedido que se retire del diario de sesiones «la barbaridad» que ha dicho Gamarra. «Han dicho una cosa extraordinariamente grave y que, además, es falsa. Han dicho que la señora Mónica García, médica de la Comunidad, que se ha convertido en la némesis de Ayuso, ha señalado con una pistola como amenazando a alguien del PP. Eso es muy grave«, ha manifestado.

En este punto, ha recordado que ha sido el presidente de la Asamblea el que ha llamado la atención al portavoz del PP «por señalar a alguien y por crear ese clima». Para Errejón, los ‘populares’ están «en lo de siempre, en una política de gestos, que tiene que conseguir que se hable de cualquier cosa menos del inmenso desastre que el Gobierno fallido de la señora Ayuso está perpetrando contra los madrileños». «Señores del PP, no todo vale», ha zanjado.

Posteriormente, también en el Congreso de los Diputados -al que se ha trasladado junto a la portavoz del grupo municipal Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital, Rita Maestre, para acompañar a Iñigo Errejón en el marco de la discusión sobre el decreto de estado de alarma en Madrid-, Mónica García ha asegurado que «yo estaba imitando un gesto que me estaba haciendo el portavoz del PP que me estaba señalando de manera amenazante. Le imito y le pregunto qué está haciendo».

Para García que Serrano «use eso sabiendo lo que ha pasado» implica «bajar la política al barro», un espacio de donde, a su juicio, «no sabe salir el PP». En este punto ha recordado que el presidente de la Cámara, Juan Trinidad, ha llamado al orden y ha pedido expresamente a Serrano que también dejase de señalar. «Si no quiere que le señalen, no señale usted tampoco«, le ha espetado Trinidad.

«Las imágenes son bastante explícitas de lo que ha pasado, otra cosa es la tergiversación constante y la manipulación del PP de la Asamblea, las instituciones y la política», ha planteado la diputada de Más Madrid, quien entiende que este choque se debe a que habían puesto «muy nerviosos» al PP al cuestionar a Lasquetty sobre la privatización de la Sanidad. «Se han puesto nerviosos, han empezado a señalarme y hacerme gestos, yo lo único que estaba haciendo era imitar al señor Serrano«, ha zanjado.

Lejos de quedar ahí las cosas, iniciado el tiempo de comparecencia del vicepresidente Ignacio Agudo para dar cuenta sobre las acciones realizadas por el Grupo Covid, la bronca se ha retomado, esta vez de nuevo en el Hemiciclo. Mónica García volvía a subir a la tribuna para replicar al vicepresidente y, antes de hacerlo, ha querido explicar “lo que ha sucedido aquí esta mañana”.

En este punto, García ha afeado a Serrano de nuevo que haga política de esta forma, “bajandose al barro” y le ha increpado que sus verdaderas «amenazas» son sus «palabras» que les señalan todos los días «sus datos falsos, su mala gestión y su circo». Según ha indicado, «dejen de desprestigiar las instituciones y su adicción por la confrontación y por mentir», ha lanzado la parlamentaria. Al mismo tiempo, en su cuenta de Twitter señalaba que: Llevo poco tiempo en política y sigo sin acostumbrarme a la banalización, el barro y la falta de escrúpulos del PP día tras día. Ni sus ataques, ni sus manipulaciones van a evitar que le sigamos señalando su corrupción y sus años destrozando la Sanidad Pública”.

Mientras García espetaba a la bancada popular, Alfonso Serrano, junto con la diputada popular Ana Camins, han mostrado una foto de la diputada con el gesto que ha efectuado esta mañana, con la que ha simulado taparse la cara con expresión de temeridad hacia García. En este punto, una algarabía de gritos, aplausos y abucheos ha vuelto a acaparar el Hemiciclo, obligando de nuevo a que Juan Trinidad llamara al orden.

Las palabras de García han llevado a que Serrano haya pedido la palabra por el artículo 135 del Reglamento y ha vuelto a acusar a García de ser una «difamadora profesional» que ha acusado al Gobierno regional de «robar el dinero de los fondos Covid para otras cuestiones» con un «gesto amenazante y con su cara de ocio, con su bilis y con su sectarismo». De cuaquier forma, Alfonso Serrano ha anunciado que solicitarán a la Mesa de la Cámara regional un escrito para saber si se puede llamar la atención por régimen disciplinario a la diputada de Más Madrid.

En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlamento madrileño, Serrano ha criticado la «actitud chulesca de Mónica García» traspasando «todas las líneas de respeto». Según ha indicado, «cuando uno quiere señalar, señala y no hace gestos chulescos e impropios y se buscan excusas falsas», ha trasladado Serrano. Por ello, ha pedido a los líderes de Más País y Más Madrid que condenen esta actitud de la diputada, cosa que no han hecho, y que el PP se encargará de registrar este escrito en la Mesa para que se investigue su actitud y si es «susceptible de algún tipo de cuestión reglamentaria».



www.madridiario.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta