Mundo

La brutal tortura a un menor que conmociona a Jordania: le amputaron las manos y le sacaron un ojo

Saleh, un adolescente de 16 aos, fue secuestrado y torturado por una docena de hombres que grabaron y difundieron el suceso, en represalia por el asesinato perpetrado por un familiar

Captura del v

Captura del vdeo difundido por los secuestradores de Saleh.
MUNDO

  • Jordania.

    El asesinato de una joven a manos de su padre aviva la batalla legal contra los «crmenes de honor»

  • Covid-19.

    El otoo rojo de Jordania, de pas modelo a cifras rcord de contagios

Saleh sali a comprar pan y rezar y acab sometido a una salvaje sesin de tortura. Sus secuestradores le amputaron las manos y le sacaron un ojo en venganza por el asesinato perpetrado por un familiar. La tragedia de este adolescente de 16 aos ha suscitado una ola de indignacin entre la sociedad jordana que ha obligado a intervenir al rey Abdal II.

Los hechos que se han convertido en un asunto nacional ocurrieron el martes pero se difundieron das ms tarde, a partir de un vdeo en el que el menor de edad, con su cuerpo ensangrentado, suplica auxilio e implora a sus captores que llamen a una ambulancia. Saleh fue raptado en la ciudad de Zarqa, a unos 25 kilmetros al este de la capital Amn, por una banda en represalia por la reciente muerte del pariente de uno de sus miembros. El padre del joven cumple condena actualmente por el crimen.

«Reconoc a estos delincuentes en cuanto les vi y trat de escapar pero lograron cogerme y llevarme a una casa en una zona abandonada», ha relatado el menor en declaraciones a los medios locales, que han informado ampliamente del suceso. Saleh, que intent huir y termin subindose al vehculo usado por los secuestradores, fue llevado a una zona aislada, donde comenzaron las vejaciones.

«Uno de los agresores puso mis manos sobre una mesa y me las cort con una hacha en varias ocasiones», narr. La violencia no ces entonces. Tambin le extrajeron un ojo y le malhirieron el otro. El maltrato fue grabado y difundido por los propios secuestradores. «Solo Dios me dio fuerza para superar todo lo que me sucedi», confes el adolescente.

El tormento al que fue sometido por una docena de hombres solo acab cuando un testigo llam a la polica e inform del incidente. Desde entonces, su caso ha suscitado miles de comentarios entre sus compatriotas, impactados por el nivel de violencia y sadismo extremos. Tras su ingreso hospitalario, Saleh fue sometido a cuatro operaciones en la clnica en la que fue tratado inicialmente.

Por orden del rey Abdal II, ha sido trasladado al hospital Rey Husein de la capital. El monarca ha garantizado que recibir «todos los cuidados mdicos necesarios» y ha asignado la investigacin a una unidad especial de la polica. Hasta la fecha, seis personas han sido arrestadas por su vinculacin con las torturas que padeci Saleh, acusadas de asesinato premeditado, secuestro y asalto. Segn fuentes policiales, el principal sospechoso ha sido detenido en ms de 170 ocasiones.

«La polica ha llevado a cabo una redada y ha arrestado al principal sospechoso as como a otras cinco personas que estn siendo investigadas para probar su implicacin», han precisado las fuerzas de seguridad. Durante el asalto, los agentes se hicieron con armas punzantes empleadas en las torturas.

UN CDIGO PENAL CONTROVERTIDO

Los detalles de las horas en las que Saleh temi por su vida han vuelto a desempolvar la controversia y el conflicto en una sociedad cohesionada a partir de lealtades tribales donde an estn vigentes los «crmenes de honor» y una suerte de ley del talin.

«No puedo dejar de pensar sobre todo esto. Solo tena 16 aos y ha tenido que pasar por algo inimaginable», maldice un internauta. Una campaa espontnea ha denunciado un cdigo penal que solo establece una condena a diez aos de crcel para quienes perpetren la amputacin de un brazo. Otros artculos permiten, adems, reducir a la mitad la condena de prisin si la familia de la vctima no acude a los tribunales o perdona al verdugo.

La sentencia final tambin puede ser mitigada si la defensa alega que el delito fue cometido en «un estado de ira provocado por un acto ilegal o peligroso de la vctima». Algunos de los participantes en esta ola de solidaridad han exigido la pena capital contra los responsables del delito.

En los ltimos das, Saleh ha recibido la vista de altos cargos jordanos como el recin nombrado primer ministro, el diplomtico y ex asesor real Bishr Khasawneh. Los doctores que le tratan ya han avanzado que el menor necesitar nuevas operaciones y prtesis en ambos brazos. An es demasiado pronto, advierten, para determinar si podr recuperar la visin en el ojo que pudo salvar.

El drama de Saleh se produce apenas tres meses despus de un crimen que conmocion a la sociedad jordana. Ahlam, una joven de 30 aos, fue asesinada por su padre sexagenario en plena calle tras sufrir abusos domsticos durante aos. La violencia contra mujeres y menores de edad est ampliamente extendida. Un estudio, elaborado por una fundacin local y publicado en 2011, constat que la violencia infantil est vinculada por las propias comunidades a la pobreza y el desempleo.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

www.elmundo.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta