Economía

Macron da 1.000 millones a las empresas dañadas por su toque de queda mientras Pedro Sánchez abandona a Madrid

Macron da 1.000 millones a las empresas dañadas por su toque de queda mientras Pedro Sánchez abandona a Madrid

El Gobierno de Emmanuel Macron compensará con 1.000 millones de euros de ayudas a las empresas que se van a ver afectadas por el toque de queda en París y otras ocho áreas urbanas durante al menos cuatro semanas para contener la propagación del coronavirus. Lejos de las medidas que ha adoptado el Ejecutivo de Pedro Sánchez, que abandona a las empresas de la Comunidad de Madrid y las deja sin un plan de rescate, tras la imposición del estado de alarma.

«Se hará todo lo que haga falta para superar estas semanas de toque de queda con el menor impacto posible», subrayó esta jueves el ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, en una conferencia de prensa con el primer ministro, Jean Castex, y con otros miembros del Gobierno para detallar la aplicación de la medida y las medidas de acompañamiento.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decretó este viernes el estado de alarma en la Comunidad de Madrid, limitando la circulación de personas, reduciendo los aforos de los comercios y vetando la apertura de negocios más allá de las 10 de la noche. No obstante, estas normas no han ido acompañadas de un plan de rescate para evitar una sangría de cierres.

Las medidas del Eliseo

Le Maire explicó que todas las empresas de menos de 50 trabajadores instaladas en zonas donde se aplique el toque de queda y que sufran una caída de sus ingresos del 50% podrán recibir una subvención de 1.500 euros. Mientras, que las ayudas de las compañías de menos de 50 empleados de los llamados sectores HCR (hostelería, cafés y restaurantes), podrán llegar a 10.000 euros cuando hayan perdido la mitad de su facturación.

Todas aquellas que tengan que cerrar por orden administrativa quedarán exoneradas del pago de las cotizaciones sociales patronales. Para las de los sectores, HCR podrán acogerse a esa misma exoneración desde el momento en que su volumen de negocios haya caído un 50 %.

El titular de Finanzas también presentó otro dispositivo suplementario para compensar el pago de las cotizaciones sociales salariales (las que corresponden a los trabajadores).

Macron saca la artillería pesada

Más allá de estas medidas que tendrán un coste presupuestario de 1.000 millones de euros, Le Maire avanzó que los préstamos garantizados por el Estado, que estaba previsto que estuvieran disponibles hasta finales de año, se van a prolongar hasta el 30 de junio de 2021. Lo mismo ocurrirá con los préstamos concedidos directamente por el Estado para empresas en dificultad.

En los próximos días, el Ejecutivo va a recibir a los responsables de la patronal del sector HCR para examinar otros problemas como los alquileres, las vacaciones de sus empleados o los seguros ante los anuncios de que dejarán de estar cubiertos por el riesgo de la crisis del coronavirus. En paralelo, se van a iniciar discusiones a partir de mañana con las empresas del sector de la cultura para abordar los problemas específicos por el toque de queda a los teatros, cines o salas de conciertos.

El primer ministro, por su parte, indicó que se pagará una ayuda de 150 euros a 4,1 millones de hogares beneficiarios de subsidios sociales, a lo que se añadirá 100 euros por hijo.

Cierre de empresas en Madrid

Las patronales alertan a OKDIARIO de que las medidas restrictivas que ha impuesto el Ministerio de Sanidad – cartera de Salvador Illa- a la Comunidad de Madrid asestaran un golpe sin precedentes a la hostelería, el comercio y los autónomos. Un escenario que provocará que se dispare el cierre de empresas, el número de trabajadores afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) y que generará más paro.

Según los cálculos que ha recopilado el presidente de la patronal CEIM-CEOE, Miguel Garrido, Madrid perderá entorno a 600 millones de euros cada semana con las nuevas medidas de confinamiento que sólo afectan a la Comunidad de Madrid y que quiere imponer mediante una orden ministerial el ministro de Sanidad y, por ende, Pedro Sánchez.

«Es complicado valorar esta modalidad de confinamiento light. Hemos hecho un sondeo entre las asociaciones más afectadas -hostelería, bares y restaurantes- y el coste sería de 600 millones de euros cada semana. Hay un efecto de desánimo general porque con estas medidas, aunque puedas hacer determinadas cosas, al final no las haces. Las restricciones horarias eliminan, por ejemplo, la noche. Muchos restaurantes entre las 12 y las 5 de la tarde venden prácticamente cero», apunta el también vicepresidente de CEOE en declaraciones a OKDIARIO, explicando que un futuro confinamiento -si sale adelante el plan de Illa- costaría el 15% del PIB si las medidas estuvieran en vigor durante un año completo.

okdiario.com

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta