Economía

El coronavirus ‘hunde’ la promocin de obra nueva tras aos de recuperacin de la burbuja inmobiliaria

Un operario en un edificio en construcci

Valencia registra un descalabro de las solicitudes de licencia para nueva vivienda. Mientras en todo 2019 se registraron 3.223 peticiones, hasta septiembre de este ao slo han llegado 910


Un operario en un edificio en construccin de la Comunidad Valenciana.
MANUEL LORENZO

  • Los pisos postcovid: terraza, despacho para teletrabajar y espacios para los nios

El estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008 sacudi los cimientos de un sector acostumbrado durante mucho tiempo a presentar dobles dgitos de crecimiento. El batacazo fue de tal envergadura que la construccin qued prcticamente paralizada durante aos y muchas empresas acabaron en la quiebra.

No fue hasta 2015 cuando el sector empez a reaccionar y a recuperar tmidamente una actividad que todava en 2019 estaba muy alejada de los nmeros que exhiba antes de la crisis.

2020 se presentaba como la oportunidad para alcanzar el anhelado punto de equilibrio tanto para la administracin como para el sector: construir lo suficiente como para cubrir la demanda sin caer en una nueva burbuja vinculada con el ladrillo.

Pero la pandemia ha quebrado, al menos de momento, los indicios de la recuperacin slida que haban mostrado las empresas promotoras y constructoras. El confinamiento y el desplome econmico que vaticinan los organismos internacionales han hecho mella en el sector, que presenta una fuerte contraccin con respecto a los nmeros del ao pasado.

As lo atestiguan las licencias que se han solicitado, por ejemplo, en el Ayuntamiento de Valencia para construir nuevas viviendas. Si en todo 2019 el consistorio haba registrado 3.223 peticiones, este ao la cifra se haba precipitado a 910 a 31 de agosto. La causa principal, apuntan fuentes municipales, es la covid-19 y el golpe que ha supuesto para la economa. Y es que, antes de que se desatase la pandemia el ritmo de peticiones era similar al de aos anteriores.

En el consistorio no se presentaban cifras tan bajas de solicitudes para construir viviendas desde 2016, cuando el sector todava empezaba a espabilar. Entonces, a 31 de julio, se haba pedido construir 600 viviendas. Y el ao siguiente la cantidad ya ascenda a 1.510 en las mismas fechas, segn las cifras facilitadas por el Ayuntamiento de Valencia, desde donde, sin embargo, apuntan que la presentacin de solicitudes de licencias de vivienda suele registrar un repunte a finales de ao.

El parn se ha detectado tambin entre los promotores, desde donde se apuntan a varias causas: la primera, el escenario de incertidumbre que dibujan las principales instituciones europeas e internacionales para el pas. Y la segunda, a la pausa que han imprimido los propios empresarios para redisear las viviendas.

«Muchos han frenado proyectos para adaptarlos a las nuevas necesidades como los balcones, espacios para nios y habitaciones preparadas para teletrabajar. Pero tambin hay un porcentaje que ha decidido esperar a ver cmo evoluciona el mercado«, apunta el presidente de la Federacin de Empresas Promotoras y Agentes Urbanizadores de la Comunidad Valenciana, Antonio Olmedo, quien, no obstante, indica que no ha habido cancelaciones de las obras ya encargadas.

Los arquitectos tambin creen que la actividad se ha amortiguado como consecuencia de la crisis, pero en un porcentaje mucho menor de lo que apuntan las cifras del consistorio de Valencia. «Hablamos de una reduccin de entre el 20 y el 25% en toda la Comunidad Valenciana a nivel general, pero, por ejemplo, la demanda de alquiler no ha bajado», argumenta el decano del Colegio Oficial de Arquitectos de la Comunidad Valenciana, Luis Sendra.

A su juicio, si la crisis sanitaria se consigue atajar, el parn puede ser reversible. Adems, aunque las grandes viviendas han perdido gran parte de la demanda, las pequeas casas con una pequea parcela de jardn estn en plena efervescencia. «Hemos superado aquella etapa en la que muchos vendan lo de los pisos de 30 y 50 metros cuadrados. La pandemia ha demostrado que aquello era insostenible y ms cuando la gente est bajo techo a lo largo del 90% del da bien en su casa o bien en el trabajo», apunta Sendra.

La esperanza de los promotores pasa porque la recuperacin que se anuncia desde Europa se articule a travs de la rehabilitacin, un mercado que mueve mucha ms mano de obra. «La rehabilitacin que se pretende mover con el dinero de Europa genera mucho ms puestos de trabajo que la vivienda nueva. Por cada obra de rehabilitacin se crean 18 empleos por los tres de los edificios de nueva construccin», insiste Olmedo, quien reclama que la administracin aproveche el parn de licencias para agilizar los trmites y concederlas en menos tiempo.

Pese a los datos y a la incertidumbre, el sector inmobiliario confa todava en una reactivacin progresiva y que la construccin se convierta en una locomotora para el empleo.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

www.elmundo.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta