Economía

Consejos para comprar una casa en tiempos de COVID con seguridad

Consejos para comprar una casa en tiempos de COVID con seguridad

Madrid
Actualizado:

Guardar

Salir a dar un paseo, viajar en transporte público, encontrarse con otras personas, tener reuniones con desconocidos, ir al supermercado o a la tienda, trabajar en la oficina, ir al gimnasio… Cualquier actividad diaria que hacíamos con total normalidad antes del mes de marzo se ha convertido en una aventura de riesgo en tiempos de COVID 19. Aunque si tomamos todas las precauciones necesarias, conseguiremos minimizar ese peligro al máximo y mantener una cierta normalidad en nuestras vidas, dentro de esta ya de por sí nueva y rara normalidad que nos rodea.

La vida sigue y si bien hay ciertos proyectos que pueden posponerse a la espera de un mundo libre de pandemia, hay otros que, por las circunstancias que sean, son inaplazables. Y aunque no lo sean, pueden realizarse con tranquilidad y sin miedo al contagio. Como los de mucha gente que se ha embarcado en el proceso de comprar una casa. Si seguimos algunas recomendaciones sanitarias y de seguridad, superaremos con éxito este trámite sin exponer nuestra salud ni la de nuestros seres queridos.

Evitar encuentros innecesarios

Para comprar una casa hay que verla, recorrerla, sentirla, imaginar nuestros días dentro de ella. Volver una y otra vez hasta que nos invada ese convencimiento que indica que estamos tomando la decisión acertada. En un contexto normal seguro que visitaríamos muchas más de las que realmente nos interesan, esta es la recomendación principal de Ferran Font, director de estudios de pisos.com.

En las actuales circunstancias, sin embargo, lo aconsejable es realizar primero un listado de posibles candidatas, a través de los diferentes portales inmobiliarios o páginas web de constructoras y promotoras. Una vez depurado y pulido ese listado del que habremos quitado las que, por ejemplo, se salgan de nuestro presupuesto, lo ideal es hacer una visita virtual a cada una de ellas.

Hoy en día son muchas las herramientas digitales que existen para tener una primera impresión de un inmueble: desde la típica galería fotográfica y los dibujos de los planos arquitectónicos, pasando por vídeos de 360º hasta recorridos de realidad virtual. Si hacemos un exhaustivo recorrido por estos instrumentos útiles que nos ponen a mano las constructoras e inmobiliarias, seguro que alguna se cae del listado en segunda instancia. Y es una o más visitas que nos ahorramos.

Luego, es también aconsejable, salvo que sea estrictamente necesario, tener todas las comunicaciones con nuestro agente a través del teléfono, mensajes o correos electrónicos. Las visitas a la oficina para conocer las ofertas, para despejar alguna duda puntual, o para hacer una consulta pequeña, mejor dejarlas para las muchas vías de comunicación de las que disponemos gracias a la tecnología.

Medidas de seguridad e higiene

En el caso que haya que concertar una entrevista a la promotora o agencia inmobiliaria, nos deberíamos asegurar que solo atienden con cita previa y que respetarán nuestro horario, con el fin de evitar aglomeraciones y colas indeseadas en sitios cerrados.

Otra cuestión clave a tener en cuenta es que las oficinas estén debidamente acondicionadas para la situación de pandemia. Es decir, que tengan espacios donde se puedan respetar las normas establecidas de distanciamiento social (1,5 metros), que se realice una limpieza y/o desinfección después de cada visita, que sus empleados respeten con rigurosidad el uso de la mascarilla, y que haya en las instalaciones geles hidroalcohólicos para una higiene de manos previa y posterior al encuentro.

Visitas presenciales a las viviendas

Ya sea que para comprar una casa estamos tratando de manera directa con el propietario, ya se trate de un promotor o agente inmobiliario, cuando llegue el momento de visitar los inmuebles también existen consejos de seguridad e higiene a seguir y van más o menos en la misma línea que los anteriores.

Intentar no coincidir con otros visitantes dentro de la propiedad, cuidar de que se ventiles a menudo las estancias si es que el clima no permite tener la mayor parte del tiempo de visitas las ventanas abiertas, contener la tentación de tocar las superficies, un gesto muy habitual cuando queremos palpar las calidades de los materiales, y por supuesto, llevar siempre la mascarilla bien colocada y lavarse bien las manos antes y después del recorrido.

Como ya hemos hecho un filtro previo y estamos visitando las casas que realmente nos gustan y están dentro de nuestras posibilidades de compra, es normal que queramos recorrerlas durante un largo rato y que nos surjan un montón de dudas y preguntas para el vendedor. Aquí el consejo es llevar papel y lápiz e ir apuntando todas esas cuestiones, que mejor trasladar luego al dueño o agente durante una llamada telefónica o videollamada. Cuanto más corto sea nuestro tiempo de exposición, menos opciones de contagio tendremos.

Comprar una casa en tiempo de COVID parece difícil, pero no hay por qué correr riesgos si seguimos los mismos consejos de seguridad e higiene que ya hemos incorporado para todas nuestras actividades cotidianas.

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta