Economía

«La hostelería está cayendo entre un 60 y 70% en las regiones confinadas»

Rafael M. Mañueco

Madrid
Actualizado:

Guardar

Emilio Restoy (Cartagena, 1969) aterriza en la presidencia de la Federación Española del Vino (FEV) -para la que fue elegido hace una semana- desde la dirección general de Zamora Company (Bodegas Ramón Bilbao) y en un «momento trascendental» para el sector del vino por el impacto del Covid-19 -Restoy habla de una caída del 28% en el volumen de ventas al cierre de este año, según previsiones- al que se suman otros retos como los aranceles de Estados Unidos, el proceso de digitalización o el cambio en los hábitos de los consumidores. Unas tendencias que el virus ha acelerado «años», en palabras del entrevistado con quien repasamos la situación del mundo del vino:

-Acaba de ser elegido presidente de la Federación Española del Vino (FEV), ¿cómo afronta su nueva responsabilidad? ¿Cuáles serán las prioridades de su mandato?

-Lo asumo con respeto y preocupación, en un momento que es muy trascendental no solo para el vino sino para las diferentes industrias. En cuanto a mis prioridades, cinco ideas: seguir trabajando en un tema básico como es la sostenibilidad medioambiental. El mundo del vino debe potenciar mucho todos los criterios de eficiencia energética y sostenibilidad. Una bandera que ha enarbolado durante años la Federación Española del Vino (FEV). También, por supuesto, poner al consumidor en el centro de toda nuestra conversación, así como defender la imagen de «Vinos de España», sobre todo, en términos de internacionalizacion con una excepcional calidad – precio. Finalmente, los retos a los que nos enfrentamos como sociedad: la transformación digital, apoyar la internacionalización y hablar del concepto de vino y salud.

-¿Qué balance hace de la vendimia, que, en pocos días concluirá, y que ha estado marcada por el Covid-19?

-Felicitar a todos y cada uno de los participantes en la campaña, por los resultados y la falta de incidencias respecto al Covid. Ha habido casos aislados, pero si nos acordamos en junio de los problemas que se produjeron con las cosechas de otros productos agrícolas creo que la gestión de los procesos y la seguridad ha sido rigurosa. Una vendimia muy compleja, con incertidumbre, en la que todas las bodegas han tenido que adecuarse a duplicar estructuras y crear burbujas, para poder aislar a una parte y no tener que cerrar.

-¿Cómo está impactando la pandemia sobre el sector? ¿Tenéis alguna estimación?

-Las estimaciones que tenemos, a día de hoy, hablan de un cierre del año de un -28% en volumen de ventas. Las bodegas que tienen un mayor enfoque hacia la alimentación han sido las menos perjudicadas, incluso, alguna ha resultado beneficiada, pero las que tienen un mayor enfoque en hostelería han sido las más perjudicadas. Por tamaño, las más dañadas han sido las más pequeñas. Sobre el impacto de estos últimos rebotes, la hostelería ha caído en las regiones que se están confinando entre un 60% y un 70%. La hostelería es para el vino un 60% de las ventas: El impacto es directo. La hostelería en España no se entiende sin el vino.

-En este contexto, ¿qué importancia tienen otros canales de distribución como el online?

-Antes del Covid había un discusión sobre la digitalización, sobre los plazos, hoy la discusión es cuán rápido lo implemento. Ha habido millones de consumidores, que están entrando en el comercio digital (ecommerce) y que antes no lo hacían. Esto para el mundo del vino es una gran oportunidad, porque permite interactuar con el consumidor de tú a tú. A las bodegas más pequeña les da un canal, al que antes les era casi imposible acceder. El problema es cómo hacemos esa ruta fácil y accesible tanto para el consumidor como el productor.

-Otro quebradero de cabeza para el sector son los aranceles de Estados Unidos…

-Los aranceles han sido una aplicación arbitraria y profundamente injusta, para empujar en un tema totalmente ajeno al mundo del vino. Le pone un arancel del 25% al vino español y al francés, pero no al italiano. Lo que es una ventaja competitiva brutal, que nos va a llevar años porque hemos perdido posiciones, lineales en los supermercados. Por supuesto, creo que la Unión Europea debe actuar de una forma más activa.

-Supongo que seguirán profundizando en una mayor internacionalización

-Como tendencia y estrategia, internacionalizar con valor, con marca. El consumo de vino a nivel global, en esta situación de Covid, ha crecido en algunos mercados donde la alimentación es más relevante. La internacionalización y el apoyo a la creación de «Marca España» en el exterior debe ser una palanca estratégica en cualquiera de los escenarios posibles.

-Usted es también consejero y director general de Zamora Company (Bodegas Ramón Bilbao), una bodega familiar. ¿Cómo ha vivido estos meses de pandemia?

-Las primeras semanas del confinamiento fueron de proteger a tu gente como lo único y prioritario, aunque no dejo de producir ninguna planta ni en vino ni en licores. Tampoco hubo incidencias significativas, y aprovechamos para reorientarnos hacia lo digital y reforzar nuestras exportaciones. En nuestro negocio de venta online hemos crecido prácticamente un 600% durante el confinamiento.

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta