Economía

Las discotecas se indignan con la Generalitat por cancelar su reapertura mientras el botelln perdura en las calles

Restos de un botell

El Gobierno cataln recula en su decisin de reabrir los locales de ocio por el repunte de casos de coronavirus


Restos de un botelln.
J. P. GUTIRREZ

  • En directo.

    ltima hora sobre la crisis del coronavirus

El Gobierno cataln trat de disuadir los botellones en julio con multas de 3.000 a 15.000 euros, aplicables en cualquier municipio, excepto los que regulan su propio castigo por beber en grupo en la va pblica. Pese al veto, las fiestas con alcohol en la calle no han desaparecido mientras las discotecas han permanecido cerradas. La Generalitat anunci el martes que las salas de fiesta reabriran con limitaciones y sin pistas de baile, pero se ha desdicho alegando que la expansin de la Covid crece en Catalua. La rectificacin indigna al ocio nocturno, que exige que la consejera de Salud, Alba Vergs, dimita.

El botelln se extendi tras precintarse las salas. Los ayuntamientos han desmantelado decenas de fiestas. La Polica Local de Viladecans disolvi hace un mes una concentracin de ms de 200 personas sin mascarillas. La noche anterior, los Mossos d’Esquadra intervinieron en una nave del barrio de Sants, en Barcelona, con 160 jvenes. Y la polica desaloj a unos 200 jvenes en un control el pasado sbado en el Raval.

BARCELONA

La Guardia Urbana curs 3.178 multas por botelln entre julio y agosto, cuando se registraron 847 quejas, un 547% ms que un ao atrs. La capital establece una multa mxima de 600 euros, inferior a la de la Generalitat.

L’HOSPITALET DE LLOBREGAT

La Guardia Urbana ha sancionado a 347 personas desde julio. La multa puede superar los 750 euros.

SABADELL

La Polica Municipal interpuso 247 actas por 68 reuniones para beber a la intemperie desde julio y hasta el 22 de septiembre. Unos 30 agentes nuevos refuerzan turnos de noche para evitar aglomeraciones.

SITGES

En los ltimos seis meses, las fiestas y las molestias por ruido han supuesto 745 servicios o denuncias de la Polica Local, que ha intervenido en 56 botellones. Ha denunciado a 21 personas, multadas con 600 euros.

SANT BOI DE LLOBREGAT

Registra 14 fiestas desmanteladas, 76 sanciones por beber en la va pblica y 162 demandas de servicios policiales. La unidad policial Covid-19, con ocho nuevos agentes, ha actuado para disminuir el botelln.

CORNELL DE LLOBREGAT

Desde el 8 de junio, la Guardia Urbana ha denunciado a 420 personas. Pueden saldar la sancin, de unos 300 euros, con trabajos para la comunidad.

GAV

Ha desmontado 17 fiestas, con ruidos, molestias y consumo de alcohol, y ha interpuesto 72 sanciones de 200 euros.

ESPLUGUES DE LLOBREGAT

Las denuncias por consumo de alcohol en la calle han aumentado un 60% en el ltimo ao. En agosto y septiembre se ha denunciado a 115 personas, con multas de entre 150 y 300 euros.

SANT ANDREU DE LA BARCA

No se ha desmantelado ninguna fiesta ilegal pero se han presentado 78 sanciones por beber en la calle, lo que ha supuesto ingresar 2.500 euros.

MATAR

Al no haber discotecas, no hay botelln, resume la concejal de Seguridad Pblica, Anna Villarreal. La Polica Local solo detect dos muchedumbres en septiembre, lejos del polgono que acapara salas de ocio: en una se levantaron ocho denuncias y en otra, cinco.

CASTELLDEFELS

La Polica Local ha anotado 89 denuncias por consumo de alcohol en la va pblica y ha intensificado la presencia donde se concentra el ocio nocturno.

VILADECANS

Desde junio, la Polica Local ha sancionado a 31 personas por beber alcohol en la va pblica y los botellones han descendido.

Alcohol, carreras ilegales y basura

La Guardia Urbana de Badalona disolvi a 400 jvenes congregados en el complejo industrial de Les Guixeres avanzado septiembre. La juerga, inusual por la afluencia, fue la cspide de un verano en que grupos de chavales se resguardaron entre naves para burlar la prohibicin a los botellones. «Antes era un tema menor y ahora se ha agrandado», asegura el administrador del polgono, Francesc Puchades.

«Cuando se acab el confinamiento, se not un incremento. Es natural que los chicos quisieran salir. Si no podan ir a locales, se quedaban en la calle», constata Puchades, que ampla el radio de las molestias: han detectado a ms conductores que abandonan basura en el polgono -«los hemos visto arrojando neveras en mitad de una jornada laboral»- y carreras ilegales de vehculos, que preocupan por los accidentes ocurridos, ya antes de la pandemia. «Hace mes y medio tuvimos el ltimo coche que se estamp», recuerda.

Visto que la Guardia Urbana no alcanzaba a poner orden, las empresas de Les Guixeres contrataron guardas jurados hace un ao para las noches del fin de semana, por el peligro «insostenible» que Puchades asocia a las persecuciones entre automviles. «El botelln genera sobre todo suciedad y no es tanto un problema de conflictividad, pero los vigilantes se han visto superados por el nmero de personas que han llegado a encontrarse», afirma. No es extrao que se atomicen en «cuatro o cinco» fiestas simultneas a lo ancho del complejo.

El Ayuntamiento de Badalona incluye al polgono entre los cinco espacios frecuentados en la ciudad para esquivar el veto a beber al aire libre. La polica local interpuso 184 denuncias por consumo de alcohol en la va pblica del 21 de junio al 22 de septiembre. El municipio multa con hasta 900 euros. El Consistorio admite que «no siempre se ha podido sancionar a los presentes, debido a la desproporcin entre los efectivos de Guardia Urbana y los concentrados».

El fin del calor ha retrado a parte de quienes se montaban la farra en el polgono; aun as, los empresarios han requerido ms controles policiales. El Gobierno local responde que los aplica. En todo caso, Puchades pide ms limpieza. Adems, los industriales siguen rascndose el bolsillo para que patrulle seguridad privada, porque palpan que la Guardia Urbana no da al abasto: «La ciudad es grande y el incivismo se produce en ms sitios».

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

www.elmundo.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta