Economía

El PP plantea rescatar al comercio con moratoria fiscal y menos IRPF

Rafael M. Mañueco

Madrid
Actualizado:

Guardar

La segunda ola del coronavirus puede suponer un envite mortal para buena parte del tejido empresarial español. Especialmente de las empresas más pequeñas o cuya actividad esté relacionada con la movilidad. En este contexto, el PP ha urgido esta semana al Gobierno a presentar un plan de rescate y de apoyo al comercio interior que permita prorrogar el sistema de protección al empleo de los ERTE en este sector en las mismas condiciones en las que se han prorrogado para el turismo y extenderlos hasta el mes de junio de 2021. Además, plantea que se aplique una moratoria fiscal y se establezcan rebajas en el IRPF y en el Impuesto de Sociedades a aquellos negocios que acrediten que su viabilidad está en riesgo.

Actualmente, las empresas que no operan en uno de los 42 sectores protegidos, únicamente pueden acogerse a un ERTE de fuerza mayor en caso de demostrar que forman parte de la cadena de valor de una empresa afectada. De no ser así, tienen acceso a otros ERTE en función de la afección que tengan por las restricciones impuestas por la pandemia. La patronal del pequeño comercio ha denunciado en varias ocasiones la «falta de sensibilidad» del Gobierno con respecto a este sector y le han reclamado un apoyo más decidido.

Los populares han recogido el guante con la presentación de una proposición no de ley registrada en el Congreso donde se plantea además la supresión o reducción del impuesto de las hipotecas, una reducción del recargo de equivalencia del IVA y una tarifa plana de 50 euros para los comerciantes autónomos. La iniciativa, impulsada por el secretario general del PP en el Congreso, Guillermo Mariscal, su portavoz de Industria, Tristana Moraleja, y su portavoz de Comercio, María de la O Redondo, reclama también una moratoria en el pago de créditos sustentados en avales ICO, la apertura de una nueva línea de avales específica para créditos de urgencia para pymes de este sector y campañas de publicidad específicas para reactivar el consumo, enfocada en el comercio de proximidad.

Según se destaca en la exposición de medidas, todo este plan de rescate se justifica pues «el sector del comercio, no solo supone buena parte de la riqueza y empleo en España -genera 3,2 millones de empleos y el 13% del PIB nacional-, sino que, además, es también uno de los sectores con mayor número de trabajadores acogidos al ERTE». De no tomarse las medidas necesarias y de forma urgente «podrían desaparecer casi 250.000 establecimientos y 600.000 puestos de trabajo», alerta el texto.

Cierre de empresas

Los síntomas ya son preocupantes, alertan los populares. Según explican, la ralentización del consumo durante el periodo estival, marcado por la falta de turismo y una nefasta campaña de rebajas, «lejos de mejorar la ya maltrecha situación del comercio, la ha empeorado», lo que ha llevado, por ejemplo, a que organizaciones como la Confederación Española de Comercio empeoren sus previsiones y estime que este año podrían llegar a cerrar sus puertas más del 30% de los negocios. Además, el PP propone luchar contra la brecha digital que ha evidenciado la pandemia impulsando un plan de ayudas para formación y equipamiento para fomentar las ventas «online» y la puesta en marcha de una «autopista administrativa» en la que se puedan resolver los trámites en cinco días con declaración responsable.

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta