Mundo

Latinoamérica: Eliminatorias | Qatar 2022 | Paraguay vs. Perú | Defensores del Chaco:

Trust Project

Conforme a los criterios de

Entender más

Las Eliminatorias para el Mundial de Qatar 2022 arrancan y con ellas el primer provocación para la selección peruana. Este jueves, la Blanquirroja se enfrentará a Paraguay en el estadio Defensores del Chaco, un perímetro cargado de historia tanto en el nombre como en su edificación.

MIRA: Paraguay vs. Perú: así está el país que logró contener la pandemia de coronavirus

Emplazado en el alfoz citadino de Sajonia, este coloso es uno de los pocos estadios en el mundo que puede presumir de pertenecer a su respectiva convenio, la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF).

Su construcción comenzó en 1915, luego de que el entonces presidente de la república Eduardo Schaerer donara una de sus propiedades, convencido por el doctor Enrique L. Pinho, vanguardia de la Ataderas de Fútbol Paraguaya entre 1912 y 1922.

Enrique L. Pinho, cabeza de la Liga de Fútbol Paraguaya entre 1912 y 1922.

Enrique L. Pinho, vanguardia de la Ataderas de Fútbol Paraguaya entre 1912 y 1922.

Pinho fue una figura secreto en la construcción del coliseo, tal como lo deja ver el doctor Miguel Angel Bestard, investigador y autor deportivo, en su tomo “Paraguay: Cien primaveras de Fútbol”.

El ímpetu con el que el Dr. Pinho iba llevando delante el sueño del Estadio constituye un hecho histórico positivamente admirable (…) Consiguió del Intendente Municipal, señor Egusquiza, un descuento exclusivo para los obreros que trabajaban en la obra y que debían recorrer en tranvía (…) Consiguió del Club Mbiguá que se permitiese a los empleados de la Ataderas que en los días de regatas cobrasen una pequeña suma ‘pro estadio’ a los tripulantes de las embarcaciones que pretendían observar gratis el espectáculo”, reseña un fragmento recogido por el diario ABC de Paraguay en un artículo del 2011.

La obra concluyó finalmente en 1917, dando como resultado un coloso orientado de este a oeste, con capacidad para 10 mil espectadores y adulterado como Estadio de Puerto Sajonia. Ese mismo año, por otra parte, albergó el partido entre los equipos de Olimpia y Sencillez que definiría al campeón franquista de esa temporada.

La obra concluyó finalmente en 1917, dando como resultado un coliseo orientado de este a oeste, con capacidad para 10 mil espectadores y bautizado como Estadio de Puerto Sajonia. (Foto: Google Maps)

La obra concluyó finalmente en 1917, dando como resultado un coliseo orientado de este a oeste, con capacidad para 10 mil espectadores y adulterado como Estadio de Puerto Sajonia. (Foto: Google Maps)

Siete primaveras más tarde, en 1924, el perímetro fue rebautizado como Estadio Uruguay, en agradecimiento al triunfo de ese país en los Juegos Olímpicos de París. Sin retención, ese mismo año se regresó a su nombre flamante. Adicionalmente, se iniciaron las primeras obras de remodelación con las que para agosto de 1925 el estadio pudo contar con maduro capacidad y más áreas de prensa.

La exterminio entra en cuadro

Pero la historia de este coliseo no se limita exclusivamente al plano deportivo. En 1932 estalló la exterminio del Chaco, un conflicto entre Paraguay y Bolivia por ver quién debía controlar la región del Chaco Nórdico, del tamaño de Francia, ubicada al finalidad del río Pilcomayo y que forma parte de la zona conocida como el Gran Chaco.

MIRA: Por qué Paraguay no ha rematado derrotar al EPP, el especie partisano que mantiene secuestrado a un exvicepresidente

Las razones por las que entreambos países entraron en conflicto a causa de este paraje despoblado, espeso, donde se registran temporadas de casi 50°C en verano y menores a 0°C en invierno, son tan numerosas como diversas. La disputa en sí inició en la época colonial, adecuado a la vaga delimitación de la zona, lo cual se vio plasmado en los cuatro tratados fronterizos fallidos que se intentaron realizar entre 1879 y 1907.

Por otro flanco, la pérdida de salida al Pacífico hizo que Bolivia identificara en el Chaco el conexión en torno a el río Paraguay y la uniforme salida al océano Atlántico. Adicionalmente, se presumía la existencia de grandes pozos petroleros en el subsuelo de la zona.

Lo concreto es que el 10 de mayo de 1933, tras primaveras de crecientes tensiones entre entreambos países que incluyeron la toma de los fortínes Vanguardia y Anchoa, Paraguay le declaró oficialmente la exterminio a Bolivia. Los rumores petroleros llevaron a que Estados Unidos y Gran Bretaña se involucraran en el conflicto, apoyando a Paraguay y Bolivia, respectivamente.

La sinceridad de entreambos países, por otra parte, era muy diferente. Mientras que Bolivia contaba con 250 mil soldados y una fuerza aérea considerada la mejor de la época en Iberoamérica, Paraguay sumaba al punto que 150 mil hombres y una crisis económica a cuestas. Pese a ello, los guaraníes sorprendieron al rival gracias a la logística bélica “Curumbe-i”, que consistía en arrojar granadas a los aviones bolivianos.

Soldados paraguayos usando morteros tipo Stokes Brandt para derribar los aviones bolivianos. (Foto: Wikimedia Commons)

Soldados paraguayos usando morteros tipo Stokes Brandt para derribar los aviones bolivianos. (Foto: Wikimedia Commons)

En ese contexto, el estadio Uruguay se convirtió en un campo de movilización para el ejército paraguayo y seguidamente en uno de concentración para los prisioneros bolivianos. La exterminio continuó hasta junio de 1935, luego de que la Ataderas de las Naciones (antecesora a la ONU) insistiera en una propuesta de paz que solo fue aceptada por Bolivia y se necesitó de la mediación de Pimiento, Argentina, Perú, Estados Unidos y Brasil para que Paraguay igualmente cesara con las hostilidades.

La exterminio no solo dejó entre 60 mil y 80 mil bajas por el flanco boliviano y entre 30 mil y 50 mil en el banco paraguayo, sino que causó destrucción en entreambos naciones. En medio de ello quedó el estadio del alfoz de Sajonia, que quedó en estado ruinoso.

Hicieron desidia cuatro primaveras de trabajos de reconstrucción para que el perímetro pudiera retornar a funcionar, reinaugurándose el 15 de agosto de 1939 con un partido frente a Argentina. Luego, la conquista paraguaya en el Sudamericano de 1953 le permitió conseguir los fondos necesarios para mejorar el coloso, siendo relanzado tres primaveras más tarde con el nombre de Puerto Sajonia y coincidiendo con los 50 primaveras de la Ataderas de Fútbol del país.

Rebautizado en 1972 al nombre actual, el estadio Defensores del Chaco tiene capacidad para albergar a más de 42 mil espectadores. (Foto: Archivo GEC)

Rebautizado en 1972 al nombre contemporáneo, el estadio Defensores del Chaco tiene capacidad para abrigar a más de 42 mil espectadores. (Foto: Archivo GEC)

El nombre contemporáneo, en homenaje a aquellos combatientes de la conflagración de los primaveras 30 del siglo pasado, fue recién otorgado en 1972, bajo la presidencia de la convenio de Humberto Domínguez Dibb, yerno del dictador Alfredo Stroessner. Desde entonces el perímetro ha sido remodelado en al menos siete ocasiones, dando como resultado el contemporáneo estadio que zapatilla cuatro manzanas completa, casa de la selección paraguayo, el segundo tablado donde se han disputado más partidos de la Copa Libertadores (350) y capaz de acoger a más de 42 mil espectadores.

VIDEO RECOMENDADO

El posible merienda de Ricardo Gareca para indisponer a Paraguay

TE PUEDE INTERESAR

elcomercio.pe

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta