Deportes

Dayro Dorado últimas parte: confesiones sobre la fiesta, intimidades y sus inicios en el fútbo | Futbol Colombiano | Ligazón BetPlay

Dayro Moreno últimas noticias: confesiones sobre la fiesta, intimidades y sus inicios en el fútbo | Futbol Colombiano | Liga BetPlay

A sus 35 primaveras, Dayro Mauricio Dorado regresó a Colombia como el gran fichaje de Merienda Caldas, luego de finalizar su vínculo con Talleres de Córdoba en Argentina.

El goleador sabe lo que es distinguirse en la federación particular, por lo que retornar al equipo de sus orígenes es una gran oportunidad para tomar protagonismo y seguir acumulando éxitos a nivel profesional.

Con la envés del exgoleador de Franquista, Millonarios, Tijuana, entre otros, al FPC, el medio Espesor Calibre reveló una entrevista que le realizó a Dayro en el 2013 cuando era tahúr del Junior de Barranquilla, en la que el artillero contó detalles de su vida personal, pues habló de sus inicios en el fútbol, el gustillo por la rumba, y algunas de sus intimidades:

Inicios

«Yo tenía diez primaveras, y como se dice yo era el chacho pero en el fútbol, gracias a Altísimo desde pequeño yo jugué admisiblemente al fútbol. Entonces a mí me pagaban en ese tiempo, como sostener para la soda. Yo tenía 10-11 primaveras y yo jugaba con familia de 17-18 primaveras, siempre fui enredador, entonces siempre me llevaban en la buena. Para un campeonato siempre me ‘halaban’, como decimos en el arrabal; vamos para un campeonato allí cerca, en el Espinal, Ibagué, el Guamo, en pueblos así cerca. Me pagaban y ahí uno va cogiendo cancha, va aprendiendo como son las cosas, y gracias a Altísimo eso me sirvió muchísimo para salir a temprana años de mi casa y considerar». 

«Yo llegué a Manizales ganándome 70.000 pesos. Tuve un tío, un patrocinio muy amplio que gracias a Altísimo me consentía, siempre tenía los mejores guayos, siempre me daba las cosas, siempre me mandaba plata porque yo le decía que no me fuerte. Me mandaba sus 200-300, y yo me mantenía sustancioso como se dice».

«Cuando yo salí de mi pueblo, yo decía que iba a ser tahúr profesional, gracias a Altísimo se me dio al año y medio de conservarse a Manizales cuando debuté, asimismo que iba a ser tahúr de Selección Colombia. Campeón y goleador. Mi matriz siempre tuvo la satisfacción de que siempre cumplí lo que prometí».

La rumba

«En recreo si le doy un poco duro, la verdad me gusta cuando estoy en recreo, me gusta el reguetón, la salsita, pero soy más de todo de reguetón.

¿Te han alcahueteado mucho por ser tan calidoso? 

«Cuándo estaba empezando en el Merienda, sí, un poco, pero eso me ha servido para estar ahorita en donde estoy. Me alcahueteaban pero yo era consciente de esas cosas iban pasando, pero yo decía ‘tengo que tomar seriedad de las cosas’, todo el mundo no se las aguanta». 

Alguna vez saliste de rumba y llegaste directo a la habilidad?

Sí, la verdad sí. Lo hice varias veces, pero con la responsabilidad de siempre estar ahí de primeras (entrenamientos), pero sí varias veces lo hice. Gracias a Altísimo nunca me pasó falta (perjuicio), porque ahora no lo hago, la verdad ahorita no lo hago de ir así, gracias a Altísimo en el momento no me pasó falta, soy muy bendecido. Es muy peligroso».

Primer arete

«Desde pequeño siempre me ha gustado tener arete, cuando tenía 11 primaveras me puse el primero (una candonga). Mi papá al principio me dijo, pero ya posteriormente yo le decía que eso era lo que me gustaba y ya que podía hacer, ya teniéndolo uno no podía hacer falta.

www.futbolred.com

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta