Noticias

“Los cazadores de agujeros negros” se toparon con el Nobel de Física

“Los cazadores de agujeros negros” se toparon con el Nobel de Física

El Premio Nobel de Física fue otorgado a Roger Penrose, Reinhard Genzel y Andrea Ghez por sus descubrimientos que han mejorado la comprensión del universo, incluido el trabajo sobre los agujeros negros. 

Penrose, de 89 primaveras, recibió el premio de física «por el descubrimiento de que la formación de agujeros negros es una predicción sólida de la teoría común de la relatividad», dijo el comité de la Vivo Sociedad de las Ciencias de Suecia. La segunda fracción del premio se dividió entre Genzel y Ghez «por el descubrimiento de un objeto compacto supermasivo en el centro de nuestra galaxia». Ahora a los tres les dicen «los cazadores de agujeros negros».

“Los laureados de este año han revelado los secretos de los rincones más oscuros del universo. Pero esto no es solo una antigua aventura llegando a su ganador final, es además un nuevo manifestación. Nos acercamos cada vez más a los horizontes de los agujeros negros”, destacó la Sociedad Sueca.

Andrea Ghez se convirtió en la cuarta mujer laureada con el Nobel de Física, la categoría con menos representación femenina en la historia de los premios. Las otras afortunadas son Marie Curie (quien repitió con el Nobel de Química), Maria Goeppert y Donna Strickland.

La astrofísica Andrea Ghez de la Universidad de California en Los Ángeles posa en una fotografía sin vencimiento | REUTERS

La existencia de los agujeros negros

En el siglo XVIII, el astrónomo inglés John Michell y el verificado francés Pierre-Simon Laplace especularon sobre la existencia de objetos con una importancia tan robusto que ni siquiera la luz podría escapar de ellos. Pero no fue hasta 1915, con la formulación de la teoría común de la relatividad de Albert Einstein, cuando se obtuvo un ámbito matemático lo suficientemente potente para describir esos objetos.

Durante décadas estos físicos cuestionaron la propia idea de los agujeros negros. Fue gracias al vencedor matemático Roger Penrose, profesor emérito en la Universidad de Oxford (Inglaterra), que se mostró que estos objetos podían verdaderamente existir.

Penrose publicó en 1965 un extraordinario artículo en el que introdujo nuevas herramientas matemáticas. Esto probó con rigor que la formación de agujeros negros es una consecuencia fatal de la relatividad común. Sus cálculos demostraron que son una consecuencia directa de la teoría de la relatividad común de Einstein.

Pero si esos objetos existen, ¿cómo encontrarlos? John Michell ya tuvo esta idea. Si hay otros objetos luminosos, como pueden ser las estrellas, moviéndose rodeando del agujero desventurado entonces uno puede inferir la existencia del agujero desventurado al seguir los movimientos de las estrellas.

El descubrimiento comenzó a tomar forma

Desde los primaveras noventa, Reinhard Genzel, director del Instituto Max Planck de Física Extraterrestre en Alemania y profesor en la Universidad de California (EE UU), y Andrea Ghez, profesora en la Universidad de California Los Ángeles (EE UU), han investigado conjuntamente el centro de la Vía Láctea, donde comprobaron la existencia de un agujero desventurado supermasivo, adulterado Sagitario A*.

El astrofísico ario Genzel reacciona tras el anuncio de que ganó el Premio Nobel de Física 2020 | REUTERS

A lo dilatado de muchos primaveras efectuaron observaciones precisas del centro de la galaxia. Observaron varias estrellas moviéndose rodeando de poco que no podían ver. Los cálculos mostraron que 4 millones de masas solares se escondían ahí. No había otra explicación que no fuera la de un agujero desventurado supermasivo.

En el Instituto Max Planck de Física Extraterrestre (MPE), Genzel dijo poseer derramado «algunas lágrimas», pensando que debía esperar muchos primaveras para la distinción.

Premio Nobel en tiempos de pandemia

El anuncio de este martes es el segundo de la tiraje 2020. Ayer se dieron a conocer los ganadores en la categoría de Medicina y Fisiología. Los estadounidenses Harvey J Alter y Charles Rice y el sajón Michael Houghton por el descubrimiento del virus de la hepatitis C.

En los próximos días le seguirán el premio de Química (miércoles 7), de Letras (jueves 8), de la Paz (viernes 9) y de Crematística (lunes 12).

La tradicional entrega de diplomas y medallas que se lleva a angla cada 10 de diciembre no se celebrará oportuno a la pandemia de la COVID-19. En su división, cada premiado recibirá su diploma y medalla en su país de residencia y se llevará a angla una lectura digital de la ceremonia, poco muy 2020.

El año pasado recibieron el premio los suizos Michel Decano y Didier Queloz “por el descubrimiento de un exoplaneta orbitando una sino de tipo solar”, y el canadiense James Peebles por sus investigaciones teóricas sobre la radiación de fondo cósmica.

Lea además:

www.cambio16.com

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta