España

El Gobierno vasco avanza unos Presupuestos «valientes» y «más amplios» para disculpar la crisis

Rafael M. Mañueco

Bilbao
Actualizado:07/10/2020 11:49h

Acatar

El Ejecutor vasco ha decretado el fin de la sobriedad de cara a la conformación de su tesina de Presupuestos para 2021, que según avanzó ayer el mentor de Hacienda, Pedro Azpiazu, serán «suficiente más amplios» que los de este entrenamiento: «Van a ser valientes y no van a contemplar cortaduras en las políticas públicas», aseguró el mandatario nacionalista en la presentación de las directrices presupuestarias del próximo año.

Aunque no ofreció cifras concretas, pues todavía no son seguras, el mentor vasco aseguró que la sobriedad «no va a ser el camino» del salita de Iñigo Urkullu, que prórroga reconducir la crisis provocada por la pandemia del coronavirus con más pago. «No puede ser de otra modo, porque estos van a ser los Presupuestos de la reconstrucción y de la transformación económica y social», alegó. En este sentido, informó de que el Ejecutor de PNV y PSE tratará de dar respuestas a «las preocupaciones de la ciudadanía», un cajón en el que incluyó la Vitalidad y la Educación, que recibirán un «importante impulso».

Más deuda

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el Mentor de Caudal y Hacienda confirmó encima que será presentado «cuanto antaño» un tesina de ley destinado a elevar el final de deuda para este 2020. Se formarlizará de esta forma el acuerdo que los Gobiernos central y vasco sellaron el pasado julio, cuando fijaron en el 2,6% el final de deuda para la Comunidad Autónoma. De esta forma, el País Vasco tendrá capacidad para endeudarse hasta los 1.700 millones de euros. A partir de ahí, el Ejecutor recurrirá a operaciones de expulsión de deuda y préstamos.

Según los cálculos de Azpiazu, la oficina autonómica podrá apelar a un endeudamiento adicional de 1.400 millones, donado que a esos 1.700 millones hay que descontarles cerca de 400 que se han destinado a las medidas para minimizar el impacto del coronavirus. Avanzó, en cualquier caso, que se irá recurriendo a emisiones de deuda «de forma sucesivo» y que no se agotará todo el beneficio del que se dispone si no es necesario.

Azpiazu apuntó que las cifras de endeudamiento acordadas entre entreambos Gobiernos son «límites de relato», de forma que cerca de la posibilidad de «superarlos», aunque matizó que «en la medida de lo posible» el Ejecutor de Vitoria tratará de adecuarse a ese beneficio. El equipo de Urkullu no tendrá en cuenta por ahora los ingresos de los fondos europeos, que en todo caso no llegarán hasta el año que viene.

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta