Mundo

Dos miembros de los ‘Beatles’ de Estado Islámico son imputados y serán juzgados en EEUU por ejecutar rehenes en Siria

Dos miembros de los 'Beatles' de Estado Islámico son imputados y serán juzgados en EEUU por ejecutar rehenes en Siria

MADRID, 7 Oct. (EUROPA PRESS) –

Dos miembros de los ‘Beatles’, una célula de Estado Islámico responsable de la ejecución de cerca de 25 rehenes extranjeros, incluidos dos estadounidenses, han sido imputados y serán juzgados por un tribunal federal de Estados Unidos, según ha anunciado este miércoles el Unidad de Probidad del país norteamericano.

El montón estuvo encabezado por Mohamed Emwazi, conocido como ‘Jihadi John’ –quien murió en un fuego graneado en 2015–, y ha estado detrás de la degollamiento de varios periodistas y trabajadores humanitarios extranjeros, entre ellos los periodistas estadounidenses James Foley, Steven Sotloff y Peter Kassig, así como la cooperante Kayla Mueller.

Otros de los extranjeros ejecutados por la célula fueron los británicos David Haines y Alan Henning, los japoneses Haruna Yukawa y Kenji Goto, y el ruso Sergei Nicolaevich Gorbunov. Las ejecuciones fueron difundidas por canales de propaganda del montón yihadista.

Los dos integrantes de los ‘Beatles’ Alexanda Kotey y El Shafee Elsheikh –a quienes Reino Unido retiró la ciudadanía– llegarán durante la etapa «bajo custodia del FBI», según ha señalado el Unidad de Probidad, que ha anexo que comparecerán hoy mismo frente a un tribunal de Alexandria, en el estado de Virginia.

El fiscal común estadounidense, William Barr, ha destacado que los cargos presentados contra Kotey y Elsheikh «son producto de muchos abriles de trabajo duro en indagación de neutralidad para los cuatro ciudadanos estadounidenses asesinados por Estado Islámico».

«Pese a que no podemos traerlos de envés, podemos despabilarse neutralidad para ellos, sus familias y todos los estadounidenses, y es lo que haremos», ha manifestado. «Nuestro mensaje a otros terroristas del mundo es que si dañan a estadounidenses, harán frente a las armas estadounidenses en el campo de batalla o a la constitución estadounidense en nuestros tribunales. En cualquier caso, serán perseguidos hasta los confines del mundo hasta que se haga neutralidad», ha anexo.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, ha aplaudido a través de su cuenta en la red social Twitter el traslado de los sospechosos a Estados Unidos y ha inscrito que «Estados Unidos no descansará hasta que estos presuntos terroristas rindan cuentas por sus crímenes y se haga neutralidad a las familias de las víctimas».

Por su parte, el director del FBI, Christopher Wray, ha recordado encima a los estadounidenses asesinados y ha resaltado que sus familiares «han sufrido la dolorosa pérdida de sus seres queridos a manos de unos asesinos brutales». «Los cargos demuestran la dedicación y compromiso del FBI para darles la neutralidad que merecen», ha añadido.

El Unidad de Probidad estadounidense ha indicado que Kotey, Elsheikh, Emwazi y un cuarto ciudadano britano actualmente encarcelado en Turquía fueron miembros de la célula y «participaron en el secuestro de rehenes estadounidenses y europeos en Siria».

«Estos hombres supuestamente cometieron un patrón prolongado de violencia física y psicológica contra los rehenes», ha dicho, al tiempo que ha recordado que fueron conocidos como los ‘Beatles’ por su acento britano y su historia compartida en Reino Unido.

LOS CARGOS CONTRA KOTEY Y ELSHEIKH

Los dos sospechosos han sido imputados por conspiración para un secuestro con resultado de crimen, cuatro cargos de secuestro con resultado de crimen, conspirar para asesinar a ciudadanos estadounidenses en el extranjero, conspirar para dar apoyo material a terroristas con resultado de crimen y conspirar para dar apoyo material a organizaciones terroristas con resultado de crimen.

Tanto Kotey como Elsheikh están acusados de trabajar con Abú Muhamad al Adnani, un antiguo comandante y portavoz de Estado Islámico hasta su crimen en agosto de 2016, periodo durante el cual «cometieron una ristra de crímenes atroces y bárbaros», según el subdirector de la oficina del FBI en Washington, James Dawson.

Así, los acusados habrían supervisado las instalaciones en las que estuvieron retenidos los rehenes y fueron responsables de su traslado entre distintos puntos, así como de abusos y violencia psicológica y física contra ellos y su posterior ejecución.

El pliego de acusaciones contempla que la célula estuvo detrás del secuestro de ciudadanos españoles, italianos, británicos, daneses, alemanes, franceses, neozelandeses, rusos y estadounidenses, muchos de los cuales fueron ejecutados por los ‘Beatles’.

Kotey y Elsheikh fueron capturados en enero de 2018 por las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una coalición de milicias encabezadas por las Unidades de Protección Popular (YPG) –mayoritariamente kurdas– respaldada por la coalición internacional que lidera Estados Unidos, cuando intentaban huir juntos a Turquía.

El presidente estadounidense, Donald Trump, desveló en octubre de 2019 que Kotey y Elsheikh se encontraban bajo custodia de Estados Unidos. Así, manifestó que Washington los había llevado «fuera del país a un espacio seguro y controlado por Estados Unidos», sin dar más detalles.

Por su parte, el propio Barr aseguró el 20 de agosto que Kotey y Elsheikh no serán sometidos a la pena de crimen si Reino Unido entrega las pruebas necesarias para que sean juzgados en suelo estadounidense. El Unidad de Probidad ha resaltado en su comunicado que se exponen a ser sentenciados a cautiverio perpetua.

www.europapress.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta