Mundo

Borrell justifica la encargo a Caracas porque creía que había «una posibilidad» de diferir las elecciones

Rafael M. Mañueco

Corresponsal en Bruselas
Actualizado:07/10/2020 17:51h

Acatar

El stop representante para la política extranjero europea, Josep Borrell, ha justificado su intrepidez de destinar una delegación oficial a Venezuela el mes pasado diciendo que pensaba que existía «un resquicio de posibilidad» de que pudiera obtener que el régimen aplazase las elecciones legislativas previstas para el 6 de diciembre. En una bronca discusión en el Parlamento Europeo, Borrell ha tenido que defenderse de las críticas que ha suscitado esa gobierno que, aunque sirvió para sustentar contactos con otros actores de la vida política venezolana, incluyendo los representantes de las fuerzas democráticas, no ha podido desmentir que estaba dirigida esencialmente a tratar de hacer cambiar de opinión a la dictadura. «Desgraciadamente no hemos tenido éxito, pero he hecho lo que tenía que hacer y volvería a hacerlo», insistió.

Los distintos oradores del Familia Popular o de los liberales de «Renew Europe» (donde está el partido gachupin Ciudadanos) no escatimaron críticas a la hora de señalar que a posteriori del registro de Juan Guaidó como presidente encarhado, el régimen de Nicolás Madurado carece de licitud para convocar o dfesconvocar elecciones.

La popular Dolors Montserrat le recordó que una semana ayer del delirio las Naciones Unidas publicaron un mensaje en el que acusan a la dictadura venezolana de crímenes contra la humanidad, Jordi Cañas de Ciudadanos le recordó que el papel de la Unión Europea debe ser precisamente proteger a la Asamblea Doméstico del peligro que va a pasar cuando el régimen lleve a extremo esas elecciones ilegítimas y por parte de Vox Hermann Tertsch subrayó que en el origen de la sospecha está la presencia de Podemos en el seno del Gobierno gachupin y en el desayuno que celebraron poco ayer de este delirio el propio Borrell y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sin tener en cuenta que en Venezuela «no se pueden celebrar elecciones con Madurado en el poder».

Rifirrafe con Tajani y Dita Charanzova

Las intervenciones más destacadas, sin secuestro, correspondieron al italiano Antonio Tajani, que mantuvo un rifirrafe directo con Borrell, en el que entreambos se echaron en cara su comportamiento a pesar de que entreambos son expresidentes del Palamento Europeo, y la checa Dita Charanzova (Renew). Tajani puso en duda el carácter ético del delirio y de «sus intentos de negociar con un régimen culpable de crímenes contra la humanidad», mientras que la checa le recordó que el Parlamento reconoce a Juan Guaidó como presidente y que «no puede acaecer un gobierno de transición con presencia de Madurado».

Por su parte, Leopoldo López, padre del rival refigiado en la residencia del embajador de España en Caracas, insistió en que Borrell «no puede avalar un fraude ni ahora ni internamente de seis meses», en narración al aplazamiento que supuestamente quería obtener con su gobierno, y le preguntó si «la Venezuela democrática puede o no contar con el apoyo de la Unión Europea».

Todos los eurodiputados socialistas o de extrema izquierda defendieron a Borrell y sus gestiones. Manu Pineda, dirigente comunista, llegó a afirmar que en Venezuela «desde hace 20 primaveras hay elecciones libres y democráticas».

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta