Economía

La pandemia entorpece los planes en el exógeno de Renfe

Adrián Mateos

Madrid
Actualizado:06/10/2020 02:07h

Tener

El mercado exógeno se ha convertido en una de las obsesiones de Renfe. El cirujano ferroviario pretende diversificar su operativa para que el 10% de sus ingresos proceda del exógeno en 2030. Y para conseguir el objetivo, ha ampliado su punto de mira, buscando proyectos en México y los países bálticos.

Son destinos que se unen a otros, como África, donde la compañía pública pretende dar soporte y realizar estudios técnicos previos a trabajos de Cercanías. O Francia, un mercado en el que está muy atento a las posibles licitaciones de servicios de obligación pública (osp) y en corredores de reincorporación velocidad como el Lyon-Montpellier y el Lyon-Marsella.

Pero todos estos proyectos quedan condicionados por la cambio de la pandemia. Al igual que ocurre con los proyectos internacionales que se encuentran en una etapa más vanguardia, como el AVE a La Meca y el AVE a Dallas. En el primer caso, la etapa preoperacional en la que se encuentra el tesina desde octubre de 2018, se interrumpió en marzo, cuando las autoridades saudíes suspendieron la movilidad por la propagación del virus. En verdad, los trenes ya circulaban casi vacíos cuando llegó este anuncio, porque las peregrinaciones se habían suspendido antaño.

La intención de Arabia Saudí era retomar las operaciones en septiembre. Incluso se barajaba la opción de que a partir de agosto se pudieran ya comprar billetes. Sin bloqueo, los nuevos rebrotes del coronavirus han obligado a posponer ese plazo.

La reactivación de la diámetro no tiene época prevista, si adecuadamente se aplazamiento que se produzca antaño de que finalice el año. Renfe negocia una compensación con las autoridades «por la paralización y el mantenimiento de los fortuna disponibles para que la reanudación pueda ser rápida», tal y como recogió la compañía pública en sus cuentas anuales. Cubo que este coste dependerá del tiempo en el que esté parado el tren, Renfe aún no ha calculado el impacto financiero que tendrá la crisis en su actividad en Arabia Saudí.

5.100 millones de euros

La crisis sanitaria además ha tenido su impacto en el AVE a Dallas. Texas Central Railroad, compañía que promueve el tesina, ha notificado que la etapa 1 del tesina, que se refiere al diseño de la diámetro, se puede extender hasta mediados de 2021, quedando retrasado hasta ese momento el cobro de los trabajos realizados por la entidad.

«No obstante, se continúa trabajando en el resolución de este tesina en sus fases 2 y 3, tal y como se firmó en los términos del acuerdo de negociación del resolución de operación y mantenimiento a finales de 2019», explica el cirujano en sus cuentas. Los planes de Renfe pasan por tratar y abastecer esta diámetro de reincorporación velocidad hasta el año 2042. En la etapa de diseño y construcción (hasta 2026) la compañía aplazamiento obtendrá 311 millones de dólares en concepto de supervisión y consultoría. Durante los abriles de operación y mantenimiento (entre 2026 y 2042) los ingresos esperados suman 5.611 millones de dólares. En total, 6.000 millones de dólares, unos 5.100 millones de euros.

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta