España

España estudia subir el IVA a 21% a profesionales sanitarios y docentes

España estudia subir el IVA a 21% a profesionales sanitarios y docentes

Durante esta semana se esperan avances en la definición de los Presupuestos 2021 y el aval que contará el Ejecutante para la extracción de ingresos fiscales. En los últimos días se han planteado aumentos a las tasas de varios impuestos, como el IRPF y el IVA para algunos servicios. A la plazo, hay consenso para pechar a los que más ganan, pero sin precisar detalles.

En este proceso por perfilar los Presupuestos surge nuevamente en la mesa de negociación la opción de elevar el IVA. Desde febrero la tentación ronda en las cuentas fiscales y, al parecer, la pandemia no la enfriará. El planteamiento supondría deslizar la tasa impositiva al 21% en los servicios de dentistas, terapeutas y colegios privados. Una opción que ha sido cuestionada por varios gremios, esgrimen su inconveniencia en estos momentos de recrudecimiento de la crisis sanitaria.

En la dietario original se mantiene el ajuste al IRPF, como parte de la reforma fiscal acordada por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias al consolidar la coalición. Por consiguiente, las conversaciones discurren sobre el porcentaje del canon, el número de personas sujetas a hacer la afirmación y los montos de la cobro fiscal final.

María José Montero, ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, es partidaria de que la subida al IRPF afecte a quienes ganen 150.000 euros al año. Y no a partir de 130.000 euros, que es el planteamiento surgido en la coalición. Con ello, solo un 0,5% de los contribuyentes dependencia el aumento. Unas 91.377 personas, según cálculos del sindicato de técnicos de Hacienda, Gestha. Es posible que mañana en el Consejo de Ministros se avance en materia del IRPF y del IVA.

Revisan las tasas del IRPF y del IVA

En las conversaciones Montero ha sugerido aumentar hasta el 21% el IVA a los servicios sanitarios y de educación privada, a solicitud de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal. En sus informes recomienda eliminar las exenciones y las reducciones fiscales de ciertas actividades.

La Airef calcula que España podría cobrar anualmente unos 1.763 millones de euros si tributara la sanidad privada. Y otros 1.694 millones de euros si asimismo lo hiciera la educación privada. Sin confiscación, el organismo está al tanto que este aumento del IVA hará que parte de la demanda se trasladase al sistema sabido y aumentaría los costes de la Delegación hasta en 2.145 millones de euros.

El presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos, Lorenzo Acto sexual, rechazó la propuesta. Dijo que «aumentará el desembolso sabido, la capital sumergida y ahogará a muchos autónomos”. Asimismo indicó que «no son momentos de subir impuestos ni de consignar con IVA actividades que hasta ahora estaban exentas. Ni podemos prescindir de ningún profesional en el ámbito de la salubridad en medio de una pandemia».

Mientras tanto, asociaciones representativas de colegios privados y academias, denuncian que esta subida del IVA «podría alcanzar a suponer la desaparición de la educación privada. “Provocará un encarecimiento insoportable de este servicio», manifestaron.

No a los impuestos durante la pandemia

El ministro de Heredad teutón, Peter Altmaier, afirmó que no se deberían aumentar los impuestos en su país durante la pandemia.

“Quiero dejar claro que mi opinión es que no se deben aumentar los impuestos durante esta pandemia”, dijo a la revista ARD Morgen Magazine. Agregó que Alemania se ha presbítero de tener un régimen fiscal estable durante los últimos siete primaveras y una capital sólida.

Más admisiblemente indicó, que “existen razones para apearse los impuestos. Especialmente para los trabajadores cualificados con altos ingresos. Alemania tiene que ser justo en este sentido”.

Suspensión de reglas fiscales

El Gobierno, mientras tanto, suspendió la aplicación de las reglas fiscales en 2020 y 2021 como medida extraordinaria para hacer frente a la crisis de la COVID-19. “Esto implica dejar sin impresión los objetivos de estabilidad y de deuda pública y no aplicar la regla de desembolso en 2020 y 2021”, dijo Montero.

Esta intrepidez se adoptó en paralelo a la revisión de las reformas fiscales, que implican modificación de la tasa del IRPF y un eventual aumento del IVA para servicios específicos.

La ministra explicó en presencia de el Congreso que la intrepidez “va en recta con las acciones adoptadas a nivel europeo. Y tiene como objetivo dar a las administraciones públicas los instrumentos para pelear contra la pandemia y proteger a las familias y las empresas”.

Recordó que la Unión Europea acordó apelar a esa cláusula de salvaguarda en marzo y en septiembre. Comunicó que la medida se mantendrá activa en 2021.“Dicha activación implica que no se suspenden los procedimientos del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, pero permite a los Estados miembros posponer y dejar en suspenso la senda de consolidación fijada con anticipación a la crisis”.

Montero aclaró que a pesar de esa medida, existirán unos niveles de cargo de relato que servirán para permitir el funcionamiento presupuestario ordinario de los dos ejercicios.

Lee asimismo:

www.cambio16.com

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta