Deportes

«La mujer se ha reses el derecho a poder pedir, hemos perdido el miedo»

Amaya Valdemoro durante un acto organizado por Betfair

Barcelona
Actualizado:05/10/2020 01:07h

Eludir

Amaya Valdemoro (Madrid, 1976) está considerada como la mejor jugadora española de baloncesto de la historia. En su palmarés figuran 3 anillos de la WNBA, 2 participaciones en Juegos Olímpicos (Atenas 2004 y Pekín 2008) y numerosos trofeos más, siendo además buque insignia de la selección española de baloncesto. La exalero comparte con una charla con ABC sus impresiones sobre la transformación del deporte afeminado. Ahora, adicionalmente de comentarista, además es embajadora de Betfair

¿Qué valoración hace de la transformación del deporte afeminado desde que usted se retiró?

Excelente. Ya me hubiera gustado a mí tener al valor todo lo que tienen ahora las nuevas generaciones. Ha habido un cambio en la educación y se ha hecho ver que en cualquier deporte no hay categoría. Las mujeres, a través de los resultados deportivos, hemos ido consiguiendo espacio en los medios de comunicación y nos hemos ido haciendo nuestro hueco. Hay que ver cómo igualar esta báscula. El cambio ha sido abismal pero la carrera es un maratón. No por mucho pasar se va a ascender a la meta más rápido. Con Internet se ha reses muchísimo pero todo ha venido del talento y el esfuerzo.

¿En qué han mejorado?

Una de las cosas mas importantes en el deporte afeminado es el habernos reses el poder pedir. Hemos estado mucho tiempo con miedo a pedir mejores horarios, mejores instalaciones… que es lo que nos hace ascender a la excelencia. Cuantas más herramientas tengas más oportunidades tendrás de ascender a ser el mejor y en eso hemos estado muy por debajo comparado con el hombre. Ahora se está igualando.

¿Equivocación mucho para ascender a esa igualdad?

Menos. En lo que queda mucho es en la igualdad económica. El deporte se está convirtiendo en un negocio y al igual que un tahúr de baloncesto no anhelo lo mismo que un tahúr de fútbol, porque genera más el fútbol, el deporte afeminado o minoritario tiene que hacer mil y una cosas para poder ascender a sueldos dignos. La lucha es seguir trabajando con la misma ilusión y reivindicar las mismas herramientas para ascender a la excelencia y, a través de los resultados, poder ir pidiendo más poco a poco.

Asegura que se está mejorando pero sigue habiendo deportes de categoría…

Viene por la educación. Antiguamente, que un pequeño hiciese patinaje no estaba correctamente gastado. Cuando yo empecé a recrearse había baloncesto, balonmano y balonvolea, y para de contar. Y ahora ¿cuántas niñas juegan al fútbol? Poco a poco se están derribando estas barreras.

¿Qué le parece que se diga que las deportistas pierden su feminidad y no se cuidan estéticamente?

La masa que dice eso ya se está retratando. Todo viene a raíz de la educación. Si alguno cree que una deportista no es femenina… Es como todo, por la calle te encuentras chicas más o menos femeninas.

¿Es un valía que impone la sociedad, que se prime más la estética que la excelencia?

Es poco que no podemos controlar. al final son los títulos que tiene la masa y ser fiel a sí mismo. Una deportista, que su aparejo de trabajo es su cuerpo, no va a tener las medidas de una top model. No tener 90-60-90, que son unas medidas que te llevan a cosas mucho peores… Sus títulos de vida están totalmente anticuados. Tenemos que olvidarnos de eso.

Amaya Valdemoro durante un acto organizado por Betfair – BETFAIR

¿Sigue habiendo machismo en el deporte?

Sí, como todo en la vida, pero no hay que darle importancia ni patraña. Es poco que está pasado de moda. No hay que hacer eco de estas cosas. Es como el racismo en los campos de fútbol. Hay mucho menos pero siempre hay un tipo o una galla que sigue haciendo comentarios desagradables.

¿Cómo ve la situación del baloncesto afeminado?

Muy correctamente. A nivel de selecciones estamos en una situación inmejorable y a nivel de clubes estamos remontando la crisis, pero lo que está claro es que han vuelto muchas jugadores importantes a la Trabazón. Hay muchos clubes masculinos que están haciendo su sección femenina y eso te da mucha más visibilidad, al igual que pasa en la Trabazón de fútbol. Al final en esta lucha tenemos que ir de la mano del hombre porque los grandes clubes tienen más presupuestos que los femeninos.

¿Qué le desliz al baloncesto para tener la relevancia que ha adquirido el fútbol afeminado?

Hay muchos más referentes en el baloncesto. El fútbol tiene la suerte que se ha saltado una transición de vigésimo primaveras con la inyección económica que tiene de la Confederación de futbol. Esto es importantísimos. Don Metálico manda. Que haya un equipo de fútbol del Madrid, Barcelona, Fornido… apasionamiento mucho la atención porque éste, es un país de fútbol.

¿Qué responsabilidad tenemos los medios de comunicación?

Mucha falta la tenéis vosotros. Hay una demanda pero si solo ponéis fútbol… Yo he vivido en Brasil, Turquía, Rusia; he viajado mucho a Francia. Allí puede ser portada un pertiguista, uno de Yudo o el rugby… Aquí el polideportivo es escasísimo cuando somos un país privilegiado con muchos deportistas que dominan en su disciplina. Solo somos portada cuando se anhelo poco muy, muy importante.

En este sentido, con el palmarés que tiene ¿se ha sentido minusvalorada?

No. Me siento privilegiada. Soy una de las deportista que ha tenido mas visibilidad y me habéis hecho reparar pionera en el baloncesto y el deporte afeminado. Estoy agradecida. De la época que yo venía era un rara avis.

¿Le hubiera gustado poblar esta época como deportista?

Sí, claro, mucho. Hubiera sido mejor jugadora, no tengo ninguna duda, pero mucho mejor. El que ahora es deportista y tiene talento… Tienes mucha información, está todo muy estudiado, los entrenamientos, la comida, los viajes…

Ver los
comentarios

www.abc.es

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta