Mundo

Harvey J. Alter, Michael Houghton y Charles M. Rice, por el descubrimiento del virus de la hepatitis C – Prensa Vacío

Harvey J. Alter, Michael Houghton y Charles M. Rice, por el descubrimiento del virus de la hepatitis C – Prensa Libre

Apariencia de la rueda de prensa para anunciar este lunes el Premio Nobel de Medicina 2020. (Foto Prensa Vacío: EFE)


En plena pandemia de covid-19, el premio Nobel de Medicina fue atribuido el lunes a los estadounidenses Harvey Alter y Charles Rice y al britano Michael Houghton por el descubrimiento del virus responsable de la hepatitis C.

Los tres virólogos fueron galardonados por “su decisiva contribución a la lucha contra esta hepatitis, un importante problema de vitalidad mundial, que causa cirrosis y cáncer de hígado”, explicó el comisión del Nobel, en plena carrera mundial para percatar(se) los secretos de otra pandemia virulento, la del covid-19.

A finales de los abriles 1970, Harvey Alter, que hoy tiene 85 abriles, identificó que durante las transfusiones tenía espacio un contagio hepático misterioso, que no estaba combinado ni a la hepatitis A ni a la hepatitis B, señaló el comisión.

Abriles más tarde, en 1989, se le atribuyó a Michael Houghton y su equipo el descubrimiento de la secuencia genética del virus. En cuanto a Charles Rice, de 68 abriles, “aportó la prueba final de que el virus de la hepatitis C podría causar por si solo la enfermedad”, precisó Patrick Ernfors, el presidente del comité que elige a los premiados.

Rice analizó igualmente durante abriles la guisa en la que el virus se replicaba, en investigaciones que condujeron al surgimiento de un nuevo tratamiento revolucionario a principios de los abriles 2010, el sofosbuvir.

“Creo que es congruo casquivana vincularlo con la situación flagrante”, subrayó Ernfors. “Lo primero que hay que hacer es identificar el virus implicado, y una vez hecho, es el punto de partida para el mejora de tratamientos de la enfermedad, así como vacunas. Por lo que el descubrimiento virulento es un momento crítico”, agregó Ernfors.

La Estructura Mundial de la Vitalidad (OMS) estima en unos 70 millones el número de infecciones por la hepatitis C, que causa 400 mil  muertes al año, incluso si en los últimos abriles se han desarrollado tratamientos eficaces, aunque muy costosos.

“¡Es el mejor despertador que he tenido!”, celebró el premiado Harvey Alter, que contó que alrededor de las 04H30 de la mañana le despertaron las llamadas de la Fundación Nobel, ayer de finalmente reponer a la tercera.

“Es poco que piensas que nunca va a suceder […] y finalmente sucede”, declaró a la Fundación Harvey Alter, que con 85 abriles se convierte en uno de los premiados más longevos del Nobel de Medicina. El récord se sitúa en los 87 abriles.

El premio es el primero directamente relacionado a un virus desde 2008. En 1976, el Nobel fue para las investigaciones sobre la hepatitis B.

Con este, son ya 222 los laureados con el premio de “fisiología o de medicina” desde su creación, entre los que figuran sólo 12 mujeres.

Desde el hallazgo hace más de medio siglo de dos tipos de linfocitos, B y T, esenciales en la comprensión de nuestro sistema inmunitario, hasta el avance de las “tijeras moleculares” en genética en los abriles 2010, pasando por investigaciones del cáncer de mama, varios grandes descubrimientos médicos –y sus autores– fueron citados por los expertos como potenciales galardonados con el Nobel este año.

Otros científicos fueron mencionados por sus trabajos sobre la hepatitis C, el tudesco Ralf Bartenschlager por la investigación fundamental, y el estadounidense Michael Sofia por el mejora del sofosbuvir, que el laboratorio Gilead vende ahora a precio de oro con el nombre de Sovaldi.

Por primera vez desde 1944

El año pasado, el Nobel de Medicina recompensó a los estadounidenses Willial Kaelin y Gregg Semenza, así como al britano Peter Ratcliffe, especialistas del impacto del oxígeno sobre las células.

Los Nobel de 2020 se anunciarán como estaba previsto esta semana, pero el coronavirus ha provocado la anulación de la ceremonia presencial de entrega el 10 de diciembre en Estocolmo, por primera vez desde 1944.

Los laureados, que comparten cerca de un millón de euros (1.17 millones de dólares), recibirán sus galardones en sus países de residencia.

Esta estampado 2020 de los Premios Nobel, que continúa el martes con el de Física y el miércoles con el de Química, está cargada de incertidumbre.

Para el de la Paz, la confianza de prensa (Reporteros sin Fronteras, Comité para la Protección de los Periodistas …) o el clima, con la adolescente sueca Greta Thunberg y Fridays for Future (Viernes por el futuro), figuran entre los posibles candidatos para suceder al primer ministro etíope, Abiy Ahmed.

Otros predicen un premio para un organismo de la ONU, como la OMS, o para la afgana Fawzia Koofi.

Para el de Humanidades, los críticos consultados este año por la AFP mencionan una quincena de nombres, con perfiles que van desde la estadounidense-caribeña Jamaica Kincaid hasta el albanés Ismail Kadaré, pasando por la canadiense Anne Carson.

A menos que Michel Houellebecq o Maryse Condé, incluso citados, logren el decimosexto premio para Francia, que encabeza el número de galardonados en letras.

‘,
) );
?–>


www.prensalibre.com

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta