Noticias

España, un país de detención aventura en el tráfico de tigres

España, un país de alto riesgo en el tráfico de tigres

En el Día Mundial de los Animales, WWF denuncia que España es un país de detención aventura para el tráfico de uno de los animales más amenazados del planeta: el tigre. Aunque pueda sorprender, el comercio ilegal de sus partes no solo está ocurriendo en Asia, todavía se desarrolla “en el patio de casa”.

Un flamante noticia de WWF y TRAFFIC alerta de que la débil carta y los escasos controles en instalaciones privadas facilitan que los tigres cautivos en la Unión Europea y Reino Unido puedan ser usados como “materia prima” para potenciar la demanda de sus partes (huesos, pieles y garras) en el mercado cabreado internacional “por sus supuestos y milagrosos artículos afrodisiacos y curativos en la medicina uruguayo”.

El estudio subraya que España, Eslovaquia y Francia son países de “detención aventura” para el tráfico de tigres.

En Europa se han realizado incautaciones de tigres vivos, así como pieles, huesos, colmillos, pezuñas y otras partes destinadas al mercado cabreado

Tres veces más tigres cautivos que en sinceridad

En 2019, al menos 913 tigres vivían prisioneros en Europa, más de 8.000 en Asia y más de 5.000 en Estados Unidos; cerca de 14.000 tigres encarcelados, lo que supone mucho más del triple de los 3.900 que sobreviven en sinceridad.

Aunque se desconoce el número exacto y su delimitación, porque cada país tiene diferentes leyes, solo en la UE y Reino Unido malviven cautivos al menos 850 ejemplares que sustentan un comercio de tigres vivos y sus partes con países, como China, Tailandia y Vietnam, donde a su vez hay granjas de tigres que alimentan el tráfico ilegal.

Entre 1975 y 2018, se produjeron 95 incautaciones de tigres en la UE (ejemplares vivos, sus partes y productos derivados) cuyo destino final era el mercado cabreado del tráfico de especies. Según CITES, y en solo 5 abriles (2013-17), la UE exportó 103 tigres vivos y reexportó otros 84.

Unos 14.000 tigres malviven encerrados en cautividad y solo 3.900 viven en sinceridad

España puerta de entrada al tráfico de tigres

La tenencia de tigres en cautividad en manos privadas, como circos y particulares, está permitida en 14 países de la UE, incluida España. Según la Interpol, entre 1975 y 2018, España fue uno de los 30 mayores exportadores e importadores de tigres en el mundo.

La posesión, cría y comercio uso de sus restos cuando mueren están poco controlados y escasamente hay garantías de que sus pieles y huesos no terminen en el comercio ilegal de especies. Para afirmar el futuro de los últimos tigres salvajes debemos ampliar el foco y, encima de cerrar las granjas asiáticas, debemos asaltar el problema en casa, en Europa.

La WWF y Traffic, la UE y el Reino Unido demandan la inmediata prohibición del comercio de tigres internamente y fuera de sus fronteras. Igualmente mejorar la carta, realizar inspecciones regulares de las instalaciones y renovar el registro de tigres cautivos. Es fundamental prohibir su tenencia en circos y otros núcleos zoológicos que no garanticen la legitimidad, y su bienestar.

Tigre tráfico
El tráfico de especies ha completo con el 97% de la población de tigres

LUCHA POR SU LIBERTAD

Desde hace casi 60 abriles y gracias al apoyo de sus socios y socias, en la WWF protegen hogar creando reservas y corredores ecológicos para reconectar poblaciones aisladas, restaurando sus hábitats perdidos y fomentando el diálogo con la población nave para patrocinar la coexistencia y minimizar los conflictos con tigres.

La WWF todavía lucha sin alivio contra el tráfico de tigres. Apoya a los guardas que se enfrentan a los furtivos, trabaja con los gobiernos para insensibilizar la persecución de este crimen y desmantelar mafias y mercados negros.

Con el apoyo de los 13 países donde vive en sinceridad, la WWF trabaja para duplicar en 2022 la población salvaje. El año chino del tigre. Los esfuerzos están dando fruto: en menos de una término hemos pasado de 3.200 a 3.900 tigres. Sin retención, el maduro felino sigue en peligro y necesita ayuda. Se ha perdido el 97% de su población. Cada año los furtivos asesinan una media de 100 tigres salvajes y el número de cautivos no deja de crecer.

Equipo WWF España

Lea todavía:

www.cambio16.com

Noticias Madrid Norte

Deja una respuesta